Paraná
Sábado 25 de Noviembre de 2017

Hay puestos en Las Pulgas que se llegan a vender por 50.000 pesos

La comuna quiere armar nuevos stands en calle Perú para sacar a los ambulantes de la Peatonal. Los viejos feriantes reclamaron

Se acerca fin de año y con él, las ventas para las Fiestas. Es un momento en el que muchos comerciantes saben que pueden hacer una diferencia. Desde la comuna informaron a UNO que realizarán hasta tres operativos semanales con el fin de sacar a los vendedores ambulantes de la Peatonal. También propusieron construir nuevos puestos en la Feria de Las Pulgas. Ayer las empezaron a armar y el hecho provocó el reclamo de los puesteros tradicionales.

Ayer por la mañana, en la Feria de Las Pulgas se empezaron a armar nuevos puestos en la parte de adelante. Los feriantes advirtieron el hecho y del enojo hasta cortaron calle Perú durante un rato y luego levantaron la medida; por la tarde estaban preocupados.

Contaron que desde la comuna habían llevado caños y chapas hace dos semanas, pero supuestamente eran para arreglar un techo. UNO habló con varios puesteros, sobre todo con los más viejos. Dijeron, y luego fue confirmado, que la comuna quiere sacar a los vendedores ambulantes de la Peatonal y para hacerlo, les ofrecieron estos nuevos stands que no llegaron a armar ayer. El lunes de mañana volverá a discutirse el tema.

Pero desde las Pulgas sostienen, por un lado, que de los 39 vendedores ambulantes, la mayoría son de Santa Fe; que además les darán los lugares de adelante, los más cercanos a la calle; y que muchos de ellos, como ya ocurrió otras veces, una vez instalados venderán su lugar y volverán a la Peatonal. Es más, dicen entre los stands que se conocen entre todos, los de afuera y los de adentro, y que más de uno ya recibió en su momento un espacio que se desprendió por plata.

Es que alguien con 50.000 o 60.000 pesos puede comprar un puesto, de hecho dicen que algunos ofrecían dos juntos por 200.000 pesos y aunque la cifra pueda parecer elevada, las opiniones y comentarios eran coincidentes.

Varios entrevistados prefirieron no dar sus nombres, otros sí, y por decisión no se dará ninguno.

Explicaron que cada vez que hay un cambio de gobierno municipal, este busca con más o menos énfasis poder terminar de alguna manera con la venta ilegal en la Peatonal.

En su momento hubo familias a las que le dieron más de un puesto, se quedaron con uno y a los otros los vendieron. Pero de la misma manera que un stand se llega a vender a 50.000, otros que no conocen, con la plata en la mano, lo entregan por mucho menos.

Lo que no hay, o hay pero muy poco, es el alquiler de un espacio; al parecer después es difícil cobrar o recuperar el lugar aunque todo depende de quién sea la persona. Muchos de los que están desde el principio contaron que trabajan bien, que con el paso del tiempo pudieron salir adelante y que si no vendieran no hubieran seguido en el lugar.

Habrá que reconocerles que muchos de los puestos más viejos están muy bien: los pisos tienen cerámicos, entre ellos hay paredes que los separan, tienen estantes, cambiadores y hasta el cableado de la luz es nuevo y prolijo.

En la actualidad hay 80 puestos en funcionamiento y pagan a la Municipalidad poco menos de 500 pesos mensuales.

De todos modos aclararon que no les hacen la guerra a los vendedores de la Peatonal, al contrario, simplemente no están de acuerdo con que se instalen nuevos puestos adelante de la feria y lo argumentan con que luego la mayoría de estos espacios serán vendidos, como ya ocurrió otras veces.


Posición


UNO consultó con el fiscal municipal, Francisco Avero, quien confirmó: "Vamos a hacer operativos semanales, dos o tres; los irán sacando (por los ambulantes de la Peatonal)".

Con respecto a ofrecerles un puesto en la Feria de las Pulgas, sostuvo: "Es una posibilidad, pero para mi punto de vista no es definitiva porque después pueden vender los puestos y vuelven a la Peatonal. También se pueden recuperar unos puestos de los que tengan de más", sostuvo.

Señaló que varios de los ambulantes no son paranaenses, sino que llegan cada día desde Santa Fe y que las áreas de Seguridad y Habilitaciones son las encargadas de llevar adelante los operativos, a los que les puso énfasis.



La misma piedra


Pero ya en 2013, con la gestión municipal anterior, se hizo una medida similar. Los archivos son elocuentes y las crónicas de entonces dan cuenta de que la comuna, con la intención de reubicar a los vendedores ambulantes instalados en peatonal San Martín, había iniciado trabajos en la Feria para construir en la parte de atrás un espacio techado para nuevos puestos. Esto se hizo y la medida se puso en marcha tras un reclamo del sector comercial contra la venta ilegal y un intento de desalojo sin éxito realizado en la calle.

Un año antes, en 2012, ya se hablaba de la venta de puestos en la Feria de las Pulgas por 30.000 pesos o más, pero parecían solo secretos a media voz. Es lo que dicen los puesteros más viejos, los que están desde el principio, los que, efectivamente, ya no venden en la calle.

De fondo, la falta de trabajo, de oportunidades formales y el crecimiento de la venta ilegal continúan y se profundizan. La Confederación Argentina de la Mediana Empresa sostuvo que en el primer semestre del año en la provincia hay 17 saladitas, 995 puestos en ellas y 120 manteros.


Comentarios