Paraná
Lunes 12 de Noviembre de 2018

Hay 12 niños evacuados que necesitan ayuda urgente

Chicas y chicos esperan por la solidaridad de los paranaenses en la casona que se encuentra sobre avenida Estrada a metros de la Bajada de los Vascos.

Las niñas y los niños que fueron evacuados del barrio La Misión de Paraná necesitan ayuda urgente, sobre todo, para que les quede el registro de que alguna vez alguien le dio una mano de verdad. En la foto son 12 los pequeños que esperan por la solidaridad junto a sus madres y un grupo de militantes del Movimiento Popular La Dignidad.

Uno de los chicos pasó toda la noche con tos y otro tiene problemas en el corazón. Varios de ellos padecieron enfermedades respiratorias severas en los últimos fríos del invierno y se estaban recuperando hasta que llegó el temporal.

La organización social trabaja en el barrio La Misión que se inundó el domingo desde las 13 cuando se desbordó, por tercera vez, el arroyo Antoñico a la altura del cruce Jorge Newbery.


Militantes de La Dignidad entregan la copa de leche en La Misión y cuando, el domingo, los inundados comenzaron con el corte articularon la evacuación de las madres con los niños que se animaron a dejar sus pertenencias.

Este lunes amanecieron en la casona que se encuentra en avenida Estrada al 1.000 a unos metros de la Bajada de los Vascos, frente al Museo de la Memoria Municipal. Calculan que por lo menos seguirán hasta el martes por la tarde recibiendo las donaciones.

Los chicos están descalzos y vestidos con la ropa seca que pudieron rescatar antes que el agua del arroyo y la que cayó del cielo arruinaran todas sus pertenencias.

Ahora siguen en la casona que se encuentra en el ingreso a Puerto Viejo. Necesitan: alimentos, artículos de limpieza, zapatillas, ropa. Reconociendo que la situación económica está difícil para todos, suplican por camas porque están durmiendo con los colchones en el piso.

Toda esta movida es hasta pasar la emergencia y luego llegará el momento de volver a casa en donde el piso de tierra se convirtió en barro. Los esperan los muebles mojados y el agua de la canilla que sale sucia complicando todo aún más.

El agua mineral es de gran ayuda pero como las carencias son tan grandes, todo lo que llegue será bienvenido.

Mirá la transmisión en vivo con el testimonio de las madres:
Embed

Los teléfonos para acercar donaciones:
377 463-2501 Alejandra.
343 450-7898 Melina.
Embed




Comentarios