La Provincia

Hasta 2005 van los modelos de autos usados más demandados

En concesionarias aseguran que los clientes buscan y los piden, pero hay pocos en el mercado. Dan cuenta de las dificultades para acceder al primer cero kilómetro. Precio tope: 80.000 pesos

Viernes 20 de Marzo de 2015

Distintas concesionarias de Paraná, aseguran que la mayor demanda de autos usados está concentrada en el rango de entre los 40.000 pesos a los 80.000, es decir: desde modelos 1995,1996 a 2003-2004 o 2005 como máximo. Sin embargo no es fácil dar con ellos y en buen estado, lo que genera un constante deambular de aquellas familias que desean comprarlos, por varios comercios del rubro.


En una de la concesionarias consultadas que está ubicada en Galán, el vendedor explicó que la demanda es buena y activa, pero que la falta se centra a partir de los modelos 1995, aunque con vehículos 2006 en adelante no hay problemas en cuanto a las operaciones que se hacen.


Guillermo Cabeza hace 20 años que se dedica a la venta de usados en la capital provincial y tiene su comercio en Almirante Brown y Grella. Consultado sobre el tema, precisó que los más buscados son aquellos de tamaño mediano y chico, vehículos familiares: “La demanda es importante. El problema es que no hay demasiados autos en esos modelos, la gente llega con esos montos de dinero y deambula mucho hasta encontrar. Esa cantidad de plata es producto, por lo general, de los créditos de las entidades financieras. En los montos que siguen, cuando el auto supera los 80.000 pesos, ahí está todo más tranquilo, hay más cantidad y se normaliza esa demanda”. Cabeza, de todos modos, advirtió una baja en la cantidad de ventas en comparación con otros años, aunque sostuvo que su rubro está en movimiento.  


Por supuesto que los precios varían según distintos factores, donde no solo es el modelo lo que cuenta, sino el estado del vehículo.


Claudio Albornoz trabaja en otra concesionaria que está ubicada en avenida Ramírez antes de Laurencena y si bien coincidió con la explicación de Cabeza, también agregó: “Es también difícil conseguir esos modelos y valores, porque de 10 autos, solo dos están buenos.

 

Todo aumentó. El auto que antes costaba 25.000 hoy cuesta 50.000, todo depende del estado que tenga. Pero cuando ya hablás de modelos 2009 o 2010, son montos de 100.000 pesos en adelante. Hoy, para no renegar con el mantenimiento y demás, siempre recomendamos que hay que buscar un 2008 y cuestan a partir de los 80.000 pesos”.

 

 

Los nuevos

 


Otro de los aspectos de los cuales dieron cuenta aquellos que trabajan en el rubro, son algunas de las dificultades para acceder al cero kilómetro. La explicación que dio la mayoría fue similar. “Hoy, tenés que poner otro auto arriba. Es decir, tenés un vehículo usado de 70.000 pesos para entregar, bueno, necesitás para el cero kilómetro otros 70.000 pesos en las marcas más baratas. Es como todo”, explicó Albornoz.


Claudio Montero es asesor de ventas en una de las concesionarias más antiguas e importantes de Paraná y explicó de forma clara y sencilla, esta situación. Sostuvo que la ley de oferta y demanda pone el precio del usado y los otros ingredientes como el valor del dólar, las importaciones, los cambios en la balanza comercial, ponen el costo al cero kilómetro. “La relación entre el auto seminuevo y el cero cambió. Ahora, en lugar de 30.000 pesos arriba del usado, hay que poner 70.000 o más para acceder al nuevo. Lo que ocurre es que esa persona se queda con su auto y no lo cambia. En 2013, entregaba 30.000 pesos y se llevaba un 2015; bueno, ahora se lo queda. La demanda es altísima, pero no hay productos”, sintetizó.


Distintas Cámaras del automotor señalaron de un tiempo a esta parte que hay una faltante de autos cero kilómetro por distintas situaciones y más en algunas marcas que en otras, lo que en principio generaría que los costos de aquellos modelos que se encuentran, sean más altos y, para determinado sector, menos accesibles. Montero remarcó que en términos generales, quien tiene un auto modelo 2012 o 2013, no lo vende para comprarse un cero kilómetro y se lo queda un tiempo más.


Como sea, hay distintas opiniones y lo cierto es que la gama de autos es variada. Los hay para diferentes bolsillos y posibilidades. De todos modos, hubo coincidencias en advertir que la demanda ha crecido, al menos, para determinados modelos de autos. La recomendación para quien quiera comprar un vehículo, es en principio, llenarse de paciencia y buscar.

 

 

En febrero cayeron las transferencias


Según la Cámara del Comercio Automotor (CCA), en febrero bajó la venta de autos usados en comparación con el mismo período de 2014. Según este organismo, en Entre Ríos disminuyó un 7,22%, pero la provincia se encuentra en el puesto número 11, lejos de otras como Santa Fe, Buenos Aires o Córdoba donde la baja es mayor.  


En el segundo mes del año hubo 122.364 unidades transferidas en todo el país, lo que representa una baja del 10,44% comparado con igual mes del año pasado. Sin embargo, el 4% de esa cantidad fue realizada en Entre Ríos, poco más de un punto por debajo de Mendoza, según la misma Cámara. 


En los dos primeros meses del año de transfirieron 266.382 vehículos en todo el país. Según el presidente de la CCA, Alberto Príncipe, la demanda existe, pero faltan productos, sobre todo por la poca entrega de autos de parte de las terminales a los concesionarios.


Una de las causas de la escasez de autos usados seminuevos se genera cuando no hay cero kilómetros en el mercado para vender. Es decir, si alguien entrega su auto para comprarse un cero kilómetros, ese vehículo entra enseguida en el mercado, pero ahora, como para cambiarlo se necesita más dinero, la tendencia para algunas concesionarias consultadas es que el dueño del usado no lo vende y se lo queda un tiempo más.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario