Secciones
La Provincia

Harán un festival solidario para reparar elementos ortopédicos

La Fraternidad de Rotary brinda desde hace 49 años un servicio a la comunidad prestando sillas de ruedas, camas ortopédicas, muletas y bastones. Un tercio de las piezas con que cuentan están averiadas por el uso.

Miércoles 07 de Noviembre de 2012

El 24 de octubre La Fraternidad de Rotary Internacional cumplió 49 años brindando un servicio a la comunidad. Funciona en Concordia 270 de la capital provincial, prestando elementos ortopédicos a quienes lo necesitan.
 

“Tenemos alrededor de 1.200 piezas, entre sillones de ruedas, camas, muletas, bastones”, contó a UNO Elvira de Prudkin, su presidenta.
 

Quienes necesitan algunos de los instrumentos de los que se dispone, solo deben acercarse a la sede entre las 16 y las 20 y solicitarlo, junto a un certificado de su médico de cabecera, su documento de identidad y un servicio para acreditar el domicilio. “Puede ir un familiar directo que sea mayor de edad y se pide una garantía, para comprometer a un responsable a devolver el elemento una vez que ya no lo precise”, expresó Prudkin.
 

La compra y el mantenimiento de todos los elementos disponibles son realizados por la institución, con el esfuerzo y el trabajo constante de sus miembros. Pero en la actualidad, un tercio de los elementos necesitan reparación. En este sentido, comentó: “Arreglarlos es muy caro en la actualidad y nos cuesta mucho poder restaurar lo que se va rompiendo con el uso. Además, debemos reparar el techo del lugar donde se guardan”.
 

La fundación se solventa a través de la colaboración de quienes solicitan las piezas ortopédicas, que es módica, y de eventos solidarios. “La gente colabora con lo que puede, y si no tiene, se le prestan las cosas igual. Ahora con la crisis solo hacemos dos desfiles por año para afrontar estos costos”, acotó.
 

Por otra parte, se cuenta con un salón de fiestas que se alquila para ciertos acontecimientos. Sin embargo, las necesidades superan a los ingresos, y es por eso que desde uno de los clubes rotarios se organizó un festival de jazz, con la transmisión de videos de la década del 20 y del 30. En este marco, Damián Cabrera, presidente del Rotary Club Paraná del Parque, indicó: “Lo que se recaude en dicha oportunidad será donado íntegramente a La Fraternidad. Será el 17 de noviembre a las 20 en La Fraternidad. La entrada es de 20 pesos y habrá servicio de cantina”. Las reservas de entradas se pueden hacer llamando a los teléfonos (0343) 15656031 (Damián) o (0343) 154059386 (Sergio).

La institución procura mejorar la calidad de vida de la gente

Elvira Prudkin contó a UNO que el servicio de préstamos de elementos ortopédicos de la Fraternidad de Rotary es muy demandado.
 

“No se trata de un alquiler. En contraprestación, se pide una colaboración a voluntad, si la persona está en condiciones de hacerlo. Algunos dejan 50 pesos”, aclaró.
 

Se estima que mensualmente unas 500 personas recurren a la institución solicitando alguna silla de ruedas, una cama u otro elemento que los pueda ayudar a movilizarse y a mejorar su calidad de vida.
 

“Se firma un contrato con una constancia de domicilio y se renueva cada tres meses”, dijo, a la vez que confió: “Tenemos el problema de que no podemos arreglar los elementos, cuesta muy caro y no hay plata, la colaboración no alcanza para cubrir los gastos”.
 

La iniciativa, que nació hace casi medio siglo, arrancó con tres sillas de ruedas que alguien había donado, y creció hasta convertirse en una institución de referencia.
 

“El banco de elementos ortopédicos es abierto a todo público y llega la población en general, tengan o no obra social, aunque en este último caso se aconseja que le exijan a la obra social los elementos, ya que en una época no se hacían cargo y por eso la demanda era superior”.
 

“Pedimos que el contrato se renueve cada tres meses para corroborar que los elementos estén en sus casas, porque uno de los problemas que teníamos es que en algunos hogares de ancianos no cuentan con los elementos necesarios para estar habilitados y mandaban a la gente a pedirnos a nosotros, usufructuando las camas ortopédicas, por ejemplo”.
 

Hace poco la institución donó al hospital San Roque sillas de ruedas para chicos, que no eran muy requeridas. Y también entregaron una al hospital San Martín y algunas en desuso al Hogar para Impedidos San Francisco de Lellis.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario