La Provincia
Martes 11 de Septiembre de 2018

Habrá licencias por el tratamiento de un familiar con discapacidad

Desde Mirar TEA Paraná destacan la iniciativa y esperan que la medida pueda implementarse también en otras localidades entrerrianas.

Si bien el proyecto de ordenanza fue aprobado por unanimidad hace casi dos semanas, aún falta la firma del intendente, Sergio Varisco, para poder implementar la medida y esperan que este trámite se concrete hoy. No obstante, la iniciativa fue ampliamente celebrada por quienes serán beneficiados por la norma que incorporará al régimen de licencias para los empleados, obreros municipales y personal político (Ordenanza Nº 9.559), la licencia por tratamiento de hijo, cónyuge, conviviente o familiar con discapacidad.
En este marco, madres, padres y familiares de niños y niñas con Trastornos del Espectro Autista, nucleados en Mirar TEA Paraná festejaron la aprobación de una norma que, según subrayaron, "reconoce un derecho consagrado en la Constitución nacional y provincial, en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, la Convención Americana de los Derechos Humanos y la Convención de los Derechos del Niño. Ese derecho es a proteger, asistir y ser apoyados en el cuidado y la mejora de la calidad de vida de aquellos a quienes amamos y padecen alguna discapacidad".
A su vez, comentaron que la iniciativa fue impulsada por el concejal David Cáceres, pero responde al reclamo de larga data de un sector de trabajadores con hijos con discapacidad, encabezado por Vanina Larrosa, integrante de Mirar TEA.
"Nuestro fin es concientizar, prestar un oído a quien lo necesita, y ayudar a quienes lo necesiten, y destacamos que la ordenanza haya sido aprobada por unanimidad. Esto indica un reconocimiento y un compromiso de todas las fuerzas políticas que integran el Concejo Deliberante hacia las personas que tenemos que llevar adelante una lucha diaria para mejorar la calidad de vida de aquel al que amamos. Y señala que el esfuerzo no es en vano", manifestaron.
Mariana Martínez, otra de las integrantes la agrupación y referente de Asperger Entre Ríos, señaló a UNO: "Vanina había logrado este beneficio para ella y al ser miembro del grupo propuso que lo impulsemos para que sea extensivo a todos los familiares que necesiten contar con esta licencia, tal como ocurrió en Tucumán, en Ciudad Autónoma de Buenos Aires y otros lugares, para todos aquellos que tengan esta problemática de cuidar a una persona con discapacidad, sea un hijo u otro familiar a cargo".
"Si bien es cierto que abarca a los empleados municipales, sabemos que hay un proyecto en Diputados para los trabajadores de la Provincia, y esperamos que se apruebe también. La tendencia en todo el mundo es el cuidado de la persona con discapacidad para favorecer su rehabilitación y casi siempre el núcleo familiar es lo más importante y es en este ámbito donde se dan grandes avances", comentó.
Por ahora Paraná es la primera ciudad de Entre Ríos que sancionó una ordenanza de este tipo y otorga a sus trabajadores con hijo, cónyuge, conviviente o familiar a cargo una licencia de 90 días al año, corridos o discontinuos, con goce íntegro de haberes, y que, si fuese necesario, da la posibilidad de solicitar hasta 60 días más al año, sin goce de haberes, en los casos en que el tratamiento médico deba realizarse en la capital entrerriana y requiera atención personal y permanente.
Cuando el tratamiento se lleve a cabo fuera de la ciudad por derivación médica y requiera de la atención personal, la licencia será de 180 días al año, continuos o discontinuos, con goce íntegro de haberes, con la posibilidad de extenderla por 120 días más, sin goce de haberes.
Además, cuando se trata de un niño o niña menor de 14 años, el trabajador tiene la posibilidad de contar con una hora diaria de permiso para asistirlo. "Quienes conocemos estas situaciones, sabemos que esos niveles de flexibilidad horaria y de licencia son necesarios. También es importante la ayuda del Estado, que otorga una asignación especial para hacer frente a los gastos imprescindibles que hacen a la calidad de vida", sostienen los integrantes de Mirar TEA, quienes agradecieron al edil que impulsó esta norma y también "a todos los concejales que dieron su voto para que el reconocimiento de este derecho sea hoy una realidad cercana".
Por último consideraron que es un ejemplo a imitar por otros municipios, y expresaron: "Nos comprometemos a promover su aplicación en otras ciudades, así como a apoyar a que una iniciativa similar se traslade a la Legislatura provincial y todos podamos contar con una ley que reconozca nuestra situación y consagre los derechos de nuestros hijos, hijas, parejas y familiares a recibir nuestro afecto, contención, el acompañamiento del Estado y mejor tratamiento posible".

Comentarios