Paraná
Viernes 23 de Febrero de 2018

Habrá corsos infantiles en el barrio Pasteleros

Vecinos del lugar, junto a la asociación Voluntad Paraná, reivindican una tradicional manera de divertirse e invitan a niños y adolescentes

En el barrio Pasteleros celebrarán el carnaval reivindicando una forma tradicional de divertirse, rescatando las costumbres de quienes en su niñez disfrutaron del ritmo, el color y la alegría de este festejo popular, como una expresión cultural de la gente. La cita es hoy a las 21 en las inmediaciones de avenida Ramírez 4070, en la capital entrerriana, con entrada libre y gratuita.
Se trata de una iniciativa conjunta que los habitantes del lugar llevarán adelante con los integrantes de la asociación civil Voluntad Paraná. En este marco, sus organizadores expresaron: "Porque siempre se ha dicho que las buenas tradiciones deben volver, desde la asociación civil y en conjunto con los vecinos de barrio Pasteleros intentamos recuperar algo que nos hacía muy felices. Por eso, este sábado (por hoy) a las 21, en las calles internas del barrio, se llevará a cabo la primera experiencia".
Diego Morlio, uno de los referentes de Voluntad Paraná y habitante del barrio anfitrión, señaló a UNO: "La idea es que todos aquellos niños y adolescentes que deseen bailar y demostrar sus cualidades la puedan hacer al ritmo de los parches. Solo deben venir con ganas de bailar y divertirse, con los trajes y disfraces que tengan a mano".
A su vez, explicó que la ONG a la que pertenece está conformada por un grupo de personas con trayectoria en el ámbito cultural, social, educativo y político de la capital entrerriana y entre sus objetivos procuran el rescate de las tradiciones de la provincia, y con este sentido procuran recuperar la costumbre de vivir el carnaval como una expresión de la gente en las calles.
"Paraná alberga una historia muy rica en lo que concierne a la cultura afro, cuando antiguamente hubo una gran presencia de mulatos en la zona, con un legado exquisito en cuanto a percusión y todo lo que tiene que ver con las batucadas", señaló.
Morlio sostuvo que añora los carnavales que pudo disfrutar en su infancia, y reflexionó: "Antes, hace muchos años, en distintas zonas se hacían los corsos barriales y se fue perdiendo esa costumbre, por un montón de cuestiones. Ahora se realizan habitualmente en un solo lugar y fue tomando un tinte más bien económico y comercial, perdiendo su verdadera esencia".
"Nosotros proponemos hacerlo a la vieja usanza, con los chicos, las familias, de manera gratuita, con los trajes artesanales. Por eso invitamos a los paranaenses a participar", expresó. Asimismo, convocó: "La idea es que los chicos que quieran ir lo hagan y que cada unos baile a su manera. No tienen que ir necesariamente con plumas ni nada de eso, porque desalentamos esa exposición. Buscamos que los disfraces sean lo que cada uno tenga en sus casas".
"En los corsos ancestrales estaban por ejemplo el Rey Momo, había distintos vestuarios que no son los atuendos que vemos hoy con plumas y lentejuelas. Eran muy divertidos y es lo que impulsamos ahora también. La invitación es para todos los chicos y sus familias que quieran participar y tengan ganas de pasarla bien", subrayó.
También contó que la gente del barrio Pasteleros está realizando acciones y colaborando para la concreción de este encuentro: "Hay un grupo de mamás encargadas de hacer los trajes, vecinos que colaboran con los instrumentos y los ensayos de los chicos; hay toda una organización que se movilizado mucha gente y estamos agradecidos con todo este apoyo que recibimos".
Por otra parte, manifestó que a partir de esta propuesta buscan promover que otros barrios puedan replicar esta experiencia que convocará a numerosos vecinos de la capital entrerriana: "Por eso hacemos extensiva la invitación para que todos los barrios que quieran ir a presenciar el desfile se sumen, porque la idea es que ademas de que se vayan sumando a esta idea mas barrios, y que cada uno lo pueda realizar dentro de sus jurisdicciones".
Por último, recordó los corsos de su infancia: "Son inolvidables esos momentos que se comparten con los vecinos. Hay muchas tradiciones antiguas que se han perdido en la ciudad que lograban reunirnos. Los habitantes de los barrios nos juntábamos para compartir un mate, un choripán, un rato ameno, y los corsos eran parte de estas costumbres", concluyó.

Comentarios