Secciones
Gremios

Gremios estatales y Cambiemos criticaron la iniciativa oficial

Agmer, ATE y el gremio de los judiciales, los bancarios, la asamblea vecinalista y Apyme protestaron contra la iniciativa del oficialismo.

Martes 30 de Junio de 2020

El plenario de secretarios generales de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) rechazó ayer el proyecto de ley de emergencia solidaria que impulsa Gustavo Bordet. “Las trabajadoras y trabajadores no estamos dispuestos a ser –una vez más- la variable de ajuste ni a sostener en nuestras espaldas los costos altísimos de esta crisis. Mucho menos cuando hemos sido, precisamente, quienes venimos sosteniendo cotidianamente la educación y la salud públicas en estos tiempos de pandemia”, indicaron a través de un comunicado en el que anticiparon que a partir del miércoles y por 72 horas realizarán un apagón virtual.

Desde Agmer también declararon: “El supuesto déficit de la Caja no los generamos los trabajadores y tampoco lo debemos pagar nosotros; mucho menos los compañeros jubilados. Esto se suma al atropello y manoseo por parte del gobierno cuando se nos instaló por fuerza de ley el impuesto a las Ganancias a la clase trabajadora”.

Por otra parte ATE, Agmer Central y Seccional Paraná; la Asociación Bancaria; las dos CTA; la Asamblea Ciudadana Vecinalista de Paraná y Apyme son algunas de las entidades que firman el documento en el que remarcan que “la emergencia es con los trabajadores y las trabajadoras y el pueblo”, y piden “que aporten los grupos concentrados de la economía”.

“Es un error volver a poner la lupa de la recaudación sobre los y las trabajadores y trabajadoras. El modelo político de seguir descargando las crisis sobre el pueblo no puede ser el plan que oriente las medidas económicas”, subrayaron en un documento dado a conocer ayer.

La oposición

Por su parte los diputados, senadores e intendentes de Cambiemos salieron al cruce del proyecto de ley de emergencia solidaria. Tras asegurar que se trata de “una ley exprés” que el Gobierno pretende que se apruebe en tres días, hicieron un repaso de la situación económica crítica que desde hace una década atraviesa la provincia y lamentaron que desde el Ejecutivo hayan hecho oídos sordos a las numerosas señales de alarma que se fueron emitiendo desde la oposición.

“La provincia hace 10 años que viene en caída libre”, afirmaron, al tiempo que hicieron hincapié en “el endeudamiento y la retracción a niveles burlescos que hubo en la inversión pública” mientras se sostenía “un gasto público improductivo”.

“Hace 10 años que los indicadores señalan la necesidad de un programa de reforma profunda. Necesitamos discutir con precisión una nueva estructura del Estado, determinar claramente el enfoque del gasto público como política de Estado, hacer sustentable el sistema jubilatorio y redefinir los alcances de una planta política enorme y sin sentido”, sostuvieron.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario