Suplemento Aniversario 2018
Domingo 11 de Noviembre de 2018

Generación 2000

Atina Pagani tiene 18 años y juega al hockey sobre césped para una universidad de San Francisco. Allí también estudia la carrera de Relaciones Internacionales y tiene como objetivo llegar a la Selección Argentina. Oriunda de Concepción del Uruguay cuenta sus sueños desde Estados Unidos.

Atina Pagani representa en el suplemento aniversario de Diario UNO a los nacidos hace 18 años. Su historia trasciende por los logros alcanzados en su corta vida y por su realización personal. Si bien es conocida por su trayectoria en seleccionados de la Asociación de Hockey del Río Uruguay, hoy su presente tiene que ver con el deporte y el estudio. Actualmente es una atleta de División 1 en los Estados Unidos. Estudia y juega en la Universidad de Saint Francis, localizada en la ciudad de Loretto, estado de Pensilvania. Nació el 12 de mayo de 2000 en la ciudad de Concepción del Uruguay y su familia esta compuesta por mamá Ofelia Arraigada, papá Diego Pagani y sus hermanos Ariana y Emiliano.
—¿Cuándo comenzaste a jugar al hockey?
—Se dio cuando tenía 10 años. Mi mamá nos llevaba enfrente de mi casa a jugar a mi hermana y a mí (allí hay un predio de multieventos) y mientras yo jugaba me llamó la atención ver como había un par de chicas jugando al hockey. Estábamos jugando cerca de ellos y luego el entrenador nos invitó a entrenar ya que eran chicas de no más de 12 años. Después de un rato entrenando y ver que teníamos características para arrancar, el profesor nos invitó a que empezáramos a ir a probar al club donde ellos entrenaban (fue sólo una casualidad que entrenaran en ese predio). Probar y ver si queríamos empezar a jugar al hockey. Así comencé, yendo con mi hermana a las prácticas y luego de dos clases decidí que era lo que quería hacer. Así empezó todo. A los 10 años jugaba en el club Regatas Uruguay, el club que me vio nacer en el hockey, que me dio muchas alegrías y que gracias a ellos y a lo que me enseñaron obtuve mi premio a la mejor jugadora de hockey de la ciudad en el año 2016. Para ese entonces, gracias al esfuerzo y sacrificio de todos esos años trabajados, fui convocada en diciembre de 2016; para febrero de 2017 ir a una concentración nacional preselectiva para integrar el plantel de hockey femenino con miras a los Juegos Olímpicos Buenos Aires 2018.
—¿Cómo se te dio la oportunidad de estudiar en Estados Unidos?
—Concurrí a la concentración en Buenos Aires y allí tuve la posibilidad de ir a ver a Argentina en tenis, tiempo en el cual cuando acudimos al evento recibimos una charla que motivó la posibilidad de estudio y deporte a la vez en los Estados Unidos (en Argentina hacer las dos cosas es complicado). Conocí a "Play in the Us" una empresa que se dedica a ayudar a chicos deportistas a que lleguen a jugar a los Estados Unidos.
—¿Cómo es vivir en la universidad?
—Mi vida en la Universidad Saint Francis diría que es muy dedicada. Soy parte del equipo de hockey las cuales se hacen llamar "Red Flash". Un plantel formado por 25 jugadoras, una coach, asistente de coach y plantel médico. Entrenamos de martes a domingo, dos horas por día, muchas veces a la tarde otras veces de madrugada (porque también hay que tener en cuenta que la vida de estudio y deporte no es nada fácil), hacemos cuatro días de gimnasio y siempre buscamos horarios para que todas podamos entrenar. Con respecto al estudio, estoy cursando la carrera de Relaciones Internacionales, de lunes a viernes. Estudiar y hacer deporte no es tan fácil como parece. Mi equipo está en temporada desde agosto a noviembre, que quiere decir que estamos jugando un torneo que se llama A10, donde el ganador va directo a los nacionales. Para nuestra contra, nosotras viajamos mucho, todos los fines de semana a jugar, hay muy pocos que jugamos en la universidad, pero es increíble el apoyo de los profesores. La universidad está preparada para apoyar a los estudiantes que son atletas a la vez. Toleran los viajes, pasan exámenes para distintas fechas, te ayudan cuando no estás en clase, por eso la oportunidad de estar jugando afuera del país y que te den un apoyo tan grande para hacer dos cosas que te gustan al mismo tiempo es un sueño cumplido.

entrerrianos.jpg

—¿Cuál es el nivel del hockey estadounidense?
—Los partidos que nosotras jugamos, son de buen nivel, jugamos contra muy buenos equipos, por eso cada partido es muy duro. La energía que gastamos acá corriendo, comparándome a mí corriendo en un partido en Argentina, es distinta, es todo mucho más físico. Afortunadamente, tuve la posibilidad de hacer goles en muchos partidos, pero el que más me gustaría destacar fue mi primer gol. Fue especial para mí y mi equipo, porque fue nuestro primer gol de la temporada en nuestro primer partido. Yo entré de titular (estaba feliz porque trabajé mucho para ganármelo) y a los ocho minutos del primer tiempo, recibí un rebote de la arquera contraria, y ahí fue cuando salió la mágica pegada de revés que nos dio el triunfo para la primera mitad.
—¿Cuál es tu objetivo?
—Mi máximo logro hasta el momento, es ser una atleta de División 1 (la división mas importante) de la Asociación Nacional de Universidades Atléticas (NCAA en ingles). Estar jugando al hockey y estudiando una carrera que tanto me gusta me hace feliz. Sueño con poder recibirme, encontrar un trabajo, y seguir haciendo deporte. Ese es mi camino, dejarme llevar por la vida disfrutando de lo que más me gusta hacer. El otro gran sueño y creo que toda jugadora de hockey lo tiene es llegar a la selección de mi país. Es una meta propia que tengo y sé que estar jugando en un país extranjero me abre mucho las posibilidades de volver a Argentina, de tener experiencia y porque no ser parte de algo tan grande como son Las Leonas. Lleva tiempo, paso a paso para mejorar y sé que me voy a dar el gusto de volver a jugar en Argentina y porque no, esforzarme para llegar a el plantel mayor.
—¿Admirás a algún deportista en particular?
—Tengo un deportista preferido, actualmente la mejor jugadora de hockey del mundo, Delfina Merino. Delfi es una deportista que siempre admire (incluso estando lucha como mejor jugadora) por su capacidad, sus características que son muy parecidas a las mías. Ella juega en mi misma posición (delantera) y creo que eso es lo que hace que sea mi preferida. Sus movimientos, jugadas, pegadas, tácticas y técnicas son increíbles.
—¿Cómo ves el hockey entrerriano?
—Creo que vamos creciendo. Más canchas de sintético se están construyendo lo que lleva a mas chicas a querer arrancar a jugar al hockey. Se que si bien tiene un nivel intermedio a muy bueno vamos mejorando con el tiempo. Hay chicas que tienen muy buen potencial para explotar y es por eso que en los meses que yo vuelva Argentina voy a esta visitando distintas partes de la provincia, dando charlas, entrenamientos, viendo los potenciales de las chicas, darles consejos técnicos, tácticos y sobre como ser un deportista y estudiante, como explotar ese potencial para llegar a los plantes mayores. Y contándoles un poco de como surgió todo esto que para mi es un sueño cumplido.

Comentarios