Secciones
Gastronómicos

Gastronómicos advierten consecuencias del cierre nocturno

Así lo aseguró el titular del gremio de Gastronómicos en Paraná, Hugo Permayú. Explicó que desde junio de 2019 no reciben una mejora que impacte en el salario.

Jueves 07 de Enero de 2021

En tiempos de pandemia poder planificar en forma previsible parece una verdadera quimera. Siempre las reaparturas de las actividades estuvieron condicionadas al ritmo de los contagios, y de ello pueden dar testimonio varios sectores de las economía en Entre Ríos. Ahora con el incremento en el ritmo de los contagios de coronavirus en el país, el gobierno nacional en acuerdo con la 24 provincias del país estableció limitar la circulación de las personas en horario nocturno. La medida que comenzará a regir a partir de hoy se aplicaría entre las 23 y las 6, en coincidencia con el período más fuerte de la temporada turística. Dos de las ciudades insignia de la costa del Uruguay, Concordia y Gualeguaychú ya se adelantaron al definir medidas que restringen el horario de atención de los establecimientos gastronómicos (a las 0) en la Capital del citrus, y de los kioscos y drugstores (a las 23).

Como en toda la emergencia sanitaria, el poder político se inclinó por cuidar la salud de la población, pero esta nueva medida ya está generando rechazos en sectores comerciales.

En representación de los trabajadores gastronómicos, Hugo Permayú entendió que la restricción horaria afectará directamente el salario, y advirtió además que se podrían perder nuevas fuentes laborales. El secretario general de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (Uthgra) seccional Paraná reveló que justo se estaba retomando la discusión salarial con los empresarios. “Llevamos un año y medio sin actualizar los salarios. Estro agrava la situación porque el empresariado ante esta casi imposibilidad de trabajar con normalidad no quiere sentarse a discutir salarios”, planteó Permayú en declaraciones a UNO.

Siguiendo la lógica y costumbres del vecino de Paraná, el sindicalista consideró que “la gente que va a salir a una tomar una cerveza, generalmente sale un poco más tarde. Estamos abiertos hasta las 1 o 2, y si esto se ve coartado por este nuevo DNU, no solamente se va a quitar la posibilidad a la gente de recrearse, sino también a los trabajadores de poder ganar un salario para poder llevar el alimento a su casa”.

Sin recuperación

Los establecimientos gastronómicos que reabrieron sus puertas en Paraná a mediados de octubre en Paraná fueron los menos, aclaró Permayú. Según un relevamiento de la entidad sindical, entre un 30% y un 40% permanecieron cerrados, y se estima que muchos de ellos no volverán a abrir. Similar situación está afectando al rubro de la hotelería, porque “muchos establecimientos no abrieron, mientras otros dicen que no van a abrir más. La gente pudo cobrar apenas el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), muchos empresarios ni siquiera pagaron la diferencia que correspondía en función del 50% que aportaba el Estado. El programa se fue restringiendo de a poco y al terminarse el 31 de diciemmbre los ATP, no sabemos qué va a ocurrir a partir de mañana”.

Para el representante de la Uthgra sin una ayuda del Estado nacional “las empresas que están cerradas hace nueve meses va a ser imposible que paguen los salarios”.

El dirigente dijo sentir un estado de incertidumbre que se conjuga con agustia “por no saber qué va a ocurrir con los trabajadores. Hay una locura generalizada en los laburantes, que no saben para dónde disparar”.

Protocolos a rajatabla

La discusión por el cumplimiento efectivo de los protocolos sanitarios siempre generó algunas controversias. “En el mejor lugar donde pueden estar cuidados son los establecimientos hoteleros y gastronómicos. En muy pocos comercios he visto la actitud que tienen los establecimientos gastronómicos, como cuando se toma la fiebre, se registran los datos del cliente, el cuidado que se tiene con los empleados. Cómo se preserva la limpieza tanto de los utensilios sino también de las mesas. El problema son las fiestas nocturnas, esa especie de locura que nadie puede controlar”, sentenció.

Protesta gastronómicos y hoteleros (8).jpg
Gastronómicos durante una protesta de 2020 en reclamo de mayores permisos para trabajar (Archivo / UNO)

Gastronómicos durante una protesta de 2020 en reclamo de mayores permisos para trabajar (Archivo / UNO)

“Hay que ejercer mayores controles durante el día”

El Centro Comercial de Paraná considera que los controles a la circulación también deben ser diurnos y que no solo se limite al comercio sino también abarcar a otras actividades. “Hay que ejercer mayores controles durante la jornada diurna. Por irresponsables pagamos quienes hicimos un gran sacrificio y aplicamos los protocolos correspondientes. Ahora están poniendo énfasis en lo que sucede por la noche y mientras tanto se llevan a cabo fiestas en lugares abiertos y sin controles. No queremos volver a un cierre, para eso el Estado debe ser severo con las multas y los controles”, manifestó Marcelo Quiroga, presidente del Centro Comercial Paraná sobre el toque de queda sanitario o restricciones nocturnas propuestas por la Nación ante la escalada de casos de coronavirus.

En diálogo con La Radio de UNO por 97.1 La Red Paraná habló de la situación actual del comercio, delimitó el nivel de ventas de acuerdo a cada rubro y aseguró que el riesgo económico es muy grande ante un eventual cierre. “El alivio generado por las ventas de las Fiestas de fin de año no superó las expectativas. En diciembre de 2020, respecto de 2019, hubo una caída del 8%, a nivel interanual un 21,4% y esto marca lo nefasto de 2020 para ciertos rubros. La menor caída fue en el rubro de alimentos porque la gente pudo acceder a tiendas, almacenes, supermercados y despensas, pero otros como bijouterie, neumáticos, mueblería, decoración, calzado y marroquinería tuvieron meses muy malos”, repasó con estadísticas el empresario del sector gastronómico.

Escándalo por una boda que organizó un gastronómico

Un grupo de trabajadores de eventos de Concordia manifestó su indignación ante el conocimiento de que una empresa publicó en sus redes sociales que brindó el servicio a una boda en un reconocido club del centro de la ciudad. El enojo lo hizo saber una de las personas vinculadas a este rubro, que desde hace 10 meses están sin poder trabajar y denuncian privilegios. La furia también llegó a diferentes sectores que se encuentran postergados de poder cumplir con sus funciones, como salones de fiestas y casas de cumpleaños. Además, apuntaron que el propietario del servicio de fiesta que trabajó en la boda corresponde al presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica, Leandro Lapiduz. Beatriz Giménez manifestó su indignación en las redes sociales: “Venimos hace meses pidiendo habilitación para trabajar muchos de sus colegas de eventos y estos publican evento social”, expresó.

En diálogo con LT 15 Radio del Litoral, la mujer, responsable de uno de los salones de fiestas de la ciudad, indicó: “Los que organizamos eventos tenemos un grupo de WhatsApp para estar al tanto de todo este proceso y al ver esta publicación nos indigna a todos porque no tenemos una ayuda para poder trabajar. Hemos ido muchas veces a la Municipalidad para ver si nos daban la posibilidad de empezar en enero, aunque sea al aire libre, y nos han dicho que en el rubro eventos no hay habilitación de nada”. En cuanto a la boda llevada a cabo en el Club Progreso, la empresaria expresó: “Mi enojo fue con el señor Lapiduz porque vemos que supuestamente realiza almuerzo de boda, pero al ser una boda es un evento. Él nos dijo que no había baile, pero no importa”.

La mujer ratificó el pedido de poder trabajar y solicitó ayuda a la Municipalidad local.

lapiduz
Presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica, Leandro Lapiduz

Presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica, Leandro Lapiduz

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario