Reconversión laboral en pandemia

Gastronomía: más gente vende comida como salida laboral

La reconversión laboral que trajo la pandemia hizo que creciera la oferta de menús por encargo. Esto generó más interés por capacitarse en gastronomía

Jueves 22 de Julio de 2021

La gastronomía es una de las carreras que estuvo en auge antes de la pandemia, habida cuenta de una demanda concreta, muchas veces vinculada al turismo. Y si bien ambas actividades sufrieron el impacto de las restricciones, se mantuvo en boga el interés por aprender a cocinar de manera profesional y abrirse camino en este ámbito laboral, en sus formas habituales o de la mano de la reconversión laboral a la que muchos debieron enfrentarse.

En uno de los institutos privados de Paraná en el que ofrecen las carreras de Gastronomía y Alta Cocina, y Pastelería Profesional y Avanzada –ambas con una duración de dos años– comentaron que la cantidad de alumnos que se inclinan por estas opciones se mantiene, aunque admitieron que la situación económica impactó en la matrícula: “Si bien este año hubo muchos inscriptos al 1º año y es una carrera muy demandada en Entre Ríos, se ha notado muchísimo esto debido a la situación que estamos atravesando, sobre todo desde el punto de vista económico”, dijo a UNO Fernanda, secretaria de la institución, quien mencionó: “Gastronomía es la carrera que más se elige. Nuestra formación prepara a los egresados para trabajar en relación de dependencia y también para llevar adelante su propio emprendimiento”.

La gastronomía tiene más adeptos que optaron por una nueva salida laboral con la venta de comida.jpg

Como otras tantas actividades, en 2020 debieron aggiornarse a la modalidad de dictar clases virtuales, y de acuerdo a lo que comentó, este año se está recuperando la parte práctica, que es esencial en este tipo de aprendizaje. Sobre este punto, refirió que tras la plena vigencia de la cuarentena del año pasado, en la que mucha gente se volcó a la cocina como pasatiempo, el interés por aprender a elaborar platos de la mano de un tutor creció: “Acá lo que es importante es el tema de la práctica. De hecho, el año pasado, cuando los alumnos tuvieron toda la teoría virtual, las matrículas tuvieron una baja importante, porque la gente viene a la institución porque quiere la práctica. Y los tutoriales de Youtube y demás no son competencia, porque las personas buscan venir a aprender a cocinar de manera presencial”, afirmó, y recordó que en este instituto además hay opciones de cursos de menor duración que las carreras.

Ezequiel, titular de otro de los institutos de Paraná, que ofrece la carrera de chef profesional –y también tienen otros cursos cortos para los interesados– aseguró a UNO: “Sigue habiendo una alta demanda y mucha gente muestra su inquietud por toda la parte gastronómica. Si bien este año se notó menos cantidad de alumnos, eso se dio porque viene mucha gente de otras localidades de Entre Ríos a estudiar a Paraná e influyó la falta de transporte y los cierres de algunas vías de comunicación para que los que no son de la ciudad puedan llegar a los institutos”.

En cuanto a la oferta on line, coincidió con Fernanda en que lo que más buscan los estudiantes del rubro gastronomía es la parte práctica: “No es lo mismo aprender con un tutor o un profe sor, y tener la parte de la experiencia en la cocina, que hacerlo de manera virtual”, señaló, y sobre el boom de los tutoriales de Youtube para aprender a cocinar sostuvo: “Aunque se empezó a interactuar un poco más por estas vías y la gente comenzó a incursionar en este rubro, incluso para reconvertirse y contar con una salida laboral más durante la pandemia, los tutoriales on line dejan como un vacío en cuanto a lo que uno pueda aprender, porque no se tiene esa experiencia de la práctica al lado de un profesor que corrija o ayude a perfeccionarse”.

“Hay quienes ya están formados y buscan en Youtube una herramienta más para sumar otros saberes, pero para quienes comienzan de cero es más difícil adquirir conocimientos de manera virtual. Por eso hemos visto que este año hubo mucha gente que comenzó a hacer algo a partir de Youtube en 2020, que se anotó este año acá”, acotó.

La gastronomía está en auge en tiempos de pandemia de la mano de nuevos emprendimientos.jpg

Fenómeno que crece

Ángel Sánchez, maestro de cocina de Paraná y reconocido investigador y capacitador en gastronomía, aclaró que los institutos privados son los que realmente forman a nivel profesional a quienes quieren aprender a cocinar.

Asimismo, mencionó que el auge por capacitarse en gastronomía es ahora más fuerte, ya que “es una de las pocas actividades que la gente puede hacer en su casa, salir y vender”.

En este sentido, subrayó: “Las restricciones han hecho que mucha gente se vuelque a la gastronomía. Están quienes hacen canelones, empanadas, fideos caseros y los reparte; o el que hace comida a pedido y lo manda al domicilio del cliente. De esta forma, uno trabaja sin necesidad de tener un negocio habilitado, porque antes si se ponía una rotisería abierta a la calle había que solicitar autorización y tener habilitación, pero desde que empezó la pandemia, más personas producen en su casa y venden”.

Entre las comidas tradicionales que representan a las diferentes comunidades; los menús habituales, que se estilan consumir en los hogares; y las propuestas de vanguardia; los que más se ofrecen, al ritmo de las preferencias del mercado, son los platos de todos los días. “Las milanesas, papas fritas, hamburguesas, tallarines, ravioles y demás opciones que cada uno puede preparar en su casa son las más pedidas: más personas optan por encargar lo que come a diario en lugar de cocinar en su casa. Por eso estos negocios están creciendo en este tiempo, y en consecuencia más gente procura aprender y capacitarse en gastronomía”, concluyó.

LEER MÁS: Cómo se adaptó el sector gastronómico a la pandemia

Niños cocineros

Los referentes de los institutos de gastronomía de Paraná mencionaron que a partir de 2020, con menos posibilidades de realizar otro tipo de actividades presenciales, se incrementó la demanda de cursos para niños y adolescentes, en un comienzo de manera on line, y hoy ya presencial. Y también de cursos cortos para quienes no quieren dedicarse a la cocina de manera profesional pero desean aprender más, en parte incentivados por el éxito de los programas televisivos que versan sobre las destrezas culinarias de los participantes.

Sobre esta cuestión, Ezequiel indicó: “Tenemos cursos cortos de ABC Chef, ABC Pastelería, entre otros, que son de cuatro meses. Y tenemos el ABC Junior, para chicos de entre 11 y 15 años, que también ha tenido bastante auge este año, con los programas de Masterchef, a partir de los cuales los chicos se han volcado a la cocina”.

Sobre esta cuestión, recordó que este año la modalidad es presencial y varios de ellos, además de una nueva promoción de la carrera de chaf profesional, las clases inician en agosto y están abiertas las inscripciones.

Por su parte, Fernanda aludió que cuentan con la alternativa del curso para Cocineritos para niños de 8 a 15 años, que dura ocho meses y empieza cada año en abril, que registró un inusitado interés. “Fue mucha la demanda en los cursos para niños, con esto de la falta de clases presenciales y demás. Muchos padres lo vieron como una opción para este año. Tenemos cursos”, refirió.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario