Secciones
femicidios

Femicidios: en lo que va del año, hubo 115 casos en el país

El dato surge de un informe elaborado por una asociación civil. En ese período en Entre Ríos hubo tres femicidios. Piden políticas eficaces

Martes 01 de Junio de 2021

La violencia machista sigue siendo una problemática de raíz social y cultural, que tiene como principal víctima la mujer y su entorno más cercano. El costado más doloroso de este drama son los femicidios y los transfemicidios, que año a año se van cobrando la vida de cientos de personas por cuestiones de género. Desde el 1º de enero al 31 de mayo de 2021 se produjeron 115 femicidios, seis transfemicidios y ocho femicidios vinculados de varones, según un informe elaborado por el Observatorio de Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano” que coordina la Asociación Civil La Casa del Encuentro.

En el relevamiento se incluyó información adicional, como por ejemplo el número de femicidios registrados en cada provincia. Allí se consignó que en el mencionado período en Entre Ríos se cometieron tres femicidios, casi la mitad de los casos que durante el 2020 registró en esta jurisdicción la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación: hubo siete mujeres asesinadas por cuestiones de género.

Esta organización, al igual que otras de dedicadas a visibilizar la problemática, contabiliza no solo los femicidios y transfemicidios, sino que profundiza con datos que revelan los daños colaterales alrededor del hecho. Un dato que alarma es la cantidad de mujeres que acudieron a la Justicia pero que desgraciadamente terminaron siendo asesinadas igual.

En el informe, La Casa del Encuentro destacó que 14 de las víctimas habían realizado la denuncia previa y que 10 de los femicidas tenían dictada una medida cautelar de prevención que no sirvió de nada. En el trabajo también se observó que al menos 13 femicidas pertenecían a una fuerza de seguridad y otros 14 se quitaron la vida.

“Siempre sostenemos que la violencia de género tiene que tener un abordaje integral y federal. Justamente para que se trabaje en todas las provincias, no solamente en los centros urbanos, sino en todas las provincias y en todos los pueblos de cada una de las provincias. Cuando hablamos de un enfoque integral, queremos decir que se trabaje desde una perspectiva de género, para una mujer o una persona trans en situación de violencia”.

El testimonio pertenece a Ada Rico, referente de la Casa del Encuentro, quien expuso las debilidades de las políticas estatales a la hora de prevenir más casos fatales. Dijo que para ello es necesario asegurar un acompañamiento legal, psicológico y el apoyo para la inserción laboral. A su criterio, el “Estado debe profundizar las campañas de prevención y que sean más efectivos los programas que se anuncian para el acompañamiento. Y fundamentalmente que todas las leyes vigentes se cumplan. En los últimos femicidios que ocurrieron había denuncias previas y prohibición de acercamiento, y la Justicia no las acompañó”.

Fátima, un caso que duele

El femicidio de Fátima Acevedo en Paraná causó una importante conmoción porque la joven había advertido a la Policía y a la Justicia, por los malos tratos y las amenazas que recibía de su pareja. Después de varios días de su desaparición, la joven de 25 años fue hallada sin vida en los primeros días de marzo. Es un femicidio que todavía duele, pese a la ejemplar condena recibida por su asesino.

Para la responsable de la Casa del Encuentro recordó que junto a sus compañeras “salieron a manifestarse por las calles, pidiendo justicia”, dijo en contacto telefónico con UNO. Rico señaló que “ese femicidio se podría haber evitado si la Justicia actuaba a tiempo. De eso estamos hablando. También tuvimos a Úrsula y otros tantos casos a lo largo de nuestro país, donde la mujer aún con denuncias y medidas cautelares la Justicia no las acompaña”.

Las estadísticas no oficiales confeccionadas por los movimiento de mujeres y entidades de la sociedad civil demuestran que un sostenido crecimiento en los últimos años de los casos de femicidios. Después del nacimiento del Ni una Menos y en cada marcha en reclamo de justicia, se argumenta que las medidas estatales no son suficientes para terminar de una vez por todas con la violencia patriarcal. Rico adhirió a esta idea , señalando que las diferentes políticas anunciadas por el Gobierno nacional no “se están aplicando

“Desde el 2015 tenemos una ley nacional que establece el patrocinio jurídico gratuito para víctimas de violencia de género. Eso no se está aplicando en su totalidad. Es importante porque la mujer cuando hace una denuncia y la confirma después, necesita que alguien la patrocine. No tiene los medios económicos para llevarlo adelante. No sé puntualmente si en Entre Ríos se está ejecutando, pero hay muchas provincias de nuestro país que no se está llevando adelante”, expresó con preocupación. En esa línea cuestionó la aplicación parcial en algunas provincias del programa Acompañar y del sistema Urge, entre otras cuestiones pendientes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario