Bullying
Miércoles 06 de Diciembre de 2017

Familia y niño pidieron perdón por amenaza con cruces esvásticas

El Colegio Nacional, CGE, Copnaf y DAIA se solidarizaron con la familia y acordaron talleres en la escuela.

"Hace un rato recibimos el llamado del chico que le envío la esvástica a S. Tanto él como su mamá hablaron conmigo disculpándose entre llantos. La señora estaba muy angustiada. El chico además habló con S. y también le pidió disculpas. S. le dijo que se sentía realmente bien al escuchar su arrepentimiento. Al decir de la madre, el chico no sabe lo que hizo. Por eso tenemos que seguir con la idea de los talleres para que los chicos aprendan y sepan de qué se tratan ciertos hechos oscuros de la historia que marcaron a fuego a la humanidad", escribió ayer en su facebook Germán Guglieri, padre de S., nene de 12 años con síndrome de Asperger, que el sábado había recibido una esvástica de color rojo en su celular, de un compañero del Colegio Nacional de Paraná. Las pintadas se venían repitiendo desde principio de año.
Ayer se conoció que autoridades del establecimiento educativo, el Consejo General de Educación (CGE), el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf) y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) se solidarizaron con la familia Guglieri y acordaron la realización de talleres que involucren a los niños del colegio en la historia del Holocausto y en valores inclusivos.
Las pintadas no fueron detectadas por las autoridades escolares, ya que el edificio se comparte con otras tres instituciones por lo que es común la superposición de graffitis, dibujos e ilustraciones en paredes y bancos. Pero S. sí las había visto y él mismo se ocupaba de borrar las pintadas antisemitas que volvían a aparecer una y otra vez. El sábado, cuando recibió el Whatsapp con una esvástica, los padres decidieron intervenir para poner fin al acoso y concretaron una presentación en la Justicia.
S. fue diagnosticado a los 3 años y desde entonces los Guglieri trabajan, mediante su fundación, para instalar en la provincia la necesidad de atender la "neurodiversidad". Cansado de esperar una ley provincial, Guglieri reclama que al menos Entre Ríos adhiera a la ley nacional que contiene a las personas con esta dolencia. Guglieri rescató la "contención y confianza" del equipo tutorial del Nacional de Paraná y particularmente la de Natalia Schonfeld, una preceptora, que los acompaña en el día a día de S.
"A Santi le importan el cambio climático, la violencia de género, habla inglés y le interesa aprender japonés. Nos llena de orgullo", contó su papá a Télam.
S. es también escritor y fue destacado por la Biblioteca Popular de Paraná por uno de sus cuentos, mención que le valió a su vez la declaración de Ciudadano Ilustre por parte del Concejo Deliberante de Paraná.

Comentarios