Secciones
La Provincia

Falta mucho para tomar la bici como medio de transporte

Se espera por medidas y señales que impulsen el cambio de hábito. Los comerciantes que las venden en la ciudad reconocen que las subidas y bajadas de la ciudad desalientan el uso masivo.

Martes 27 de Noviembre de 2012

Juan Manuel Kunzi / Redacción de UNO
jkunzi@unoentrerios.com.ar

Todos los que están relacionados con el mundo de las bicicletas reconocen que se está muy lejos de llegar al momento en que se conviertan en un medio de transporte.
 

Los que ya las utilizan saben que están años adelantados al resto, que prefiere movilizarse en el cada vez más lento servicio público de pasajeros (por escasez de unidades, el estado de las calles, la superpoblación en el microcentro entre otras causas) .
 

Los que no la utilizan señalan las subidas y bajadas de la capital provincial como el principal escollo. Tanto que hasta Javier Luna, dueño de una de las más prestigiosas bicicleterías de la ciudad, señaló a UNO: “Imaginate una persona que vive en el Puerto y tiene que ir a trabajar al centro, con las altas temperaturas, llega no muy bien presentado”, describió entre risas pero con coherencia.
 

En tanto que Gonzalo Salas, dueño del local que se caracteriza por tener entre sus bicicletas modelos de alta gama, señaló la necesidad de que intervenga el Estado en algunos puntos clave: “La decisión de hacer bicisendas la toman los intendentes o la sugieren los concejales. En Buenos Aires están impulsando un crédito, a través del Banco Provincia, de 1.000 pesos sin intereses para poder comprar una bicicleta”, reveló.
 

Si bien ese dinero alcanza para comprar una playera común y sin cambios, lo que hace la mayoría es entregar esa cantidad e intentar financiar el resto con el comerciante.
 

Es que, por ejemplo, en Paraná una muy buena bicicleta para hacer deportes o pasear con una tranquilidad de por lo menos no tener que hacerle ningún arreglo en los próximos dos años cuesta entre 2.000 y 2.500 pesos.
 

Con una especie de préstamo al estilo porteño, se reduce a la mitad del valor y se puede pagar con tarjeta de crédito o la financiación de la casa.
 

Los bicicleteros reconocen que ahora, con la llegada de Navidad, esperan tener el último repunte en un año que no fue del todo bueno. Salas sostuvo que ellos vendieron un 20% menos que en 2011.
 

Las bicicletas para los más chicos rondan los 750 pesos y si los grandes piensan en hacerse un excelente regalito se pueden estirar hasta los 5.000 pesos, eso sí, se aseguran una de última generación.

Faltan talleres
Últimamente han cerrado varios talleres para reparar las bicis. Un conocido comercio ubicado en calle Gualeguaychú cerró el taller, pero sigue vendiendo artículos nuevos. Otro tallerista de calle Carbó no toma más trabajo porque tiene muchas para arreglar y la gente alguna veces no las retira.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario