Secciones
Causa Área Paraná II

Fallo judicial deja cerca de la libertad a un represor

Hugo Moyano solicitó la excarcelación en la causa Área Paraná II. La Fiscalía y las querellas se oponen a este beneficio otorgado por la jueza Aranguren

Sábado 31 de Agosto de 2019

La Justicia Federal de Paraná resolvió la excarcelación del médico represor, Hugo Mario Moyano, en el marco de la denominada causa Área Paraná II donde está procesado –con prisión preventiva desde 2013– por un caso de torturas contra una presa política en 1976. La medida fue apelada por el Ministerio Público Fiscal y las querellas que representan a las víctimas, por lo que en los próximos días sería inminente una decisión sobre el caso por parte de la jueza de la Cámara Federal de Apelaciones, Beatriz Aranguren. No es la primera vez que el galeno solicita un beneficio de este tipo, ya que en febrero hizo un planteo similar que había sido rechazado.

Moyano, que actualmente cumple arresto domiciliario en una propiedad de la capital provincial, acaba de cumplir una condena de 10 años de prisión por graves violaciones a los derechos humanos, en la megacausa Área Paraná. Allí se le atribuyeron torturas, vejaciones y apremios ilegales, contra varias víctimas. “El papel de Moyano como médico de la Fuerza Aérea de Entre Ríos fue no solo omitir las denuncias de las consecuencias de las torturas, sino que él participó en lo que se conoce como las sesiones de torturas controladas, donde él médico tenía un papel fundamental en verificar la sobrevida de la persona que era torturada. No por la vida del torturado, sino para que los agentes de inteligencia puedan extraer la mayor cantidad de información posible. Era parte de una trama que llevó a cabo el terrorismo de Estado y que tenían funciones muy concretas”, detalló a UNO la abogada querellante de Hijos, Lucía Tejera.

Este proceso se tramita a través del viejo Código Procesal, donde Aranguren se desempeña como juez de plenario. En su dictamen, la magistrada entendió que no existe riesgo procesal de que el médico pueda entorpecer el desarrollo de la investigación. Por esto concedió el beneficio a Moyano, al que le impuso una fianza de 2 millones de pesos.

Rotundo rechazo

La Fiscalía, representada por Ricardo Álvarez, y los querellantes se opusieron a esta decisión por considerar que las constantes dilaciones de la causa Área Paraná II se “han generado por recursos interpuestos por otros imputados. Esa dilación tampoco puede recaer y vulnerar el derecho de la efectiva tutela judicial de las víctimas y familiares”.

El fallo de la Cámara de Apelaciones generó reacciones en diferentes ámbitos. Por ejemplo, la agrupación Hijos Paraná manifestó su repudio en un comunicado de prensa. “Desde Hijos repudiamos esta medida que deja cerca de la libertad a una de las piezas claves del terrorismo de Estado en la provincia, que todavía debe rendir cuentas por muchos de sus crímenes de lesa humanidad”, se indicó con preocupación.

Según la organización, “no hay nuevos elementos que permitan desvirtuar esta decisión, salvo la excesiva dilación de la causa. A más de un año de la declaración de los testigos, hace apenas unos días se clausuró la etapa de producción de prueba y estaríamos en condiciones de presentar alegatos”.

Moyano se encuentra cumpliendo arresto domiciliario en una casaquinta de Paraná, donde fijó su domicilio. “Ha demostrado en las causas que tiene problemas de salud. Sale todos los días, en un horario determinado, para atenderse en un centro de rehabilitación. Hace tres semanas pidió permiso para asistir a una reunión social en Santa Fe, otorgado por el juez federal Leandro Ríos”, confió Tejera.

De acuerdo a la querellante, la Cámara tendría que resolver sobre el asunto en estos días, aunque en principio las acusaciones privada y pública sostienen que se debería revocar la medida porque “no agrega nada nuevo”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario