Secciones
Gas natural ¿Tarifas congeladas?

Explican por qué las facturas de gas están llegando con aumentos

Vecinos de Paraná se quejaron por el incremento de los valores a abonar por mes. Desde Redengas se dieron detalles de lo que está sucediendo

Viernes 04 de Septiembre de 2020

En los últimos días a UNO llegaron y se enviaron las quejas de vecinos de Paraná, que alertaron por el abrupto aumento de las facturas de gas, en especial las relacionadas con los meses de julio y agosto.

Se hizo notar que hubo una notoria diferencia aumentando entre un 80,90 y 100 por ciento los valores a aumentar en los nuevos vencimientos. De allí es que en el pago mensual de las facturas, hubo personas que venían pagando entre 900 y 1.000 pesos, y que "de golpe" les llegaron sumas finales de entre 2.000 y 3.000 pesos.

Hay un dato que es objetivo, y que la gestión de Alberto Fernández se golpea el pecho al marcar que su gobierno, y también hay que reconocerlo, desde el año pasado, la tarifa de gas en la Argentina, se encuentra congelada.

Desde la empresa Redengas, se dio una explicación de los aumentos producidos recientemente en las facturas, marcando que desde abril de 2019, la tarifa se encuentra congelada.

La aclaración oficial

Desde la empresa que desarrolló el servicio de gas natural en la capital entrerriana, habló con UNO el gerente de la firma, Mario Luna. Explicó que hay una realidad en Paraná, Entre Ríos y el país, con la llegada del invierno aumentó el consumo residencial por el aislamiento obligatorio y porque el año anterior se permitió diferir un 22% de la factura total de invierno para los meses de verano, cuando baja la demanda.

El mayor consumo residencial de gas está directamente relacionado con estar más tiempo en los hogares, con lo cual implica en su mayoría un aumento en la utilización de la cocina, la ducha y de los aparatos de calefacción. Pero también sucedió que en los meses de junio y de julio se registraron bajas de temperaturas que se hicieron sentir en la región con heladas diarias e intensos fríos.

En algunos casos, el mayor nivel de consumo generó una recategorización del cliente, que ocurre de forma automática cuando se supera una demanda mínima de metros cúbicos de gas. El salto de categoría implica un aumento en los cargos fijos, pero sobre todo de los montos variables por metro cúbico. Esto se llama facturación en bloques crecientes.

En este sentido, Luna explicó sencillamente: "Aumentó el valor de las facturas, porque aumentó el consumo. Las bajas temperaturas se extendieron en el tiempo y al haber más tiempo de los vecinos en sus propias casas por la cuarentena y la pandemia del coronavirus, es que se gasta más".

"A todos nos pasó lo mismo, en mi familia o en las restantes. Se podría ahorrar, tal vez en combustible, en pasajes de colectivos u otros gastos que llegaban con el movimiento para ir a trabajar o la asistencia a las escuelas. Pero al registrarse el aislamiento de las personas es que se dio esto que era previsible, el mayor consumo de gas frente a los fríos", recalcó el directivo de Redengas.

Lo que viene

Hasta fin de año las tarifas de gas estarán congeladas por la ley de Solidaridad, que venció en junio, pero el Gobierno la prorrogó por seis meses más por la crisis sanitaria. Lo que deberá tener un análisis entre el nuevo secretario de Energía de la Nación Darío Martínez y las empresas y la definición del nuevo esquema tarifario.

El gran problema que afrontan las prestadoras y distribuidoras que los precios están muy retrasados, por lo que hablar de inversiones y exploración de nuevos pozos de gas, es una quimera.

Ante esto, se supo que el Gobierno trabaja en el diseño de un programa de estímulo de la producción de gas que evite lo que está ocurriendo, la falta de inversiones y la caída de la producción de gas natural que se retrotrajo un 12,2%, lo que implica 17,6 millones de metros cúbicos por día menos de suministro.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario