Secciones
La Provincia

Estudiantes tucumanos reciben hamacas hechas por alumnos de Concordia

Los juegos son construidos por jóvenes que buscan descubrir su propio oficio e insertarse en el mundo laboral. Practican 14 talleres

Sábado 25 de Mayo de 2019

Funciona en Concordia la Escuela Municipal de Oficio, en el Regimiento de Caballería de Tanques 6 Blandengues. El grupo de alumnos construye hamacas destinas a escuelas rurales de Tucumán.
Los chicos que intervienen en el taller de herrería recibieron la propuesta y se pusieron a trabajar para que los alumnos tucumanos puedan jugar en las hamacas durante los recreos. Además, esta escuela tiene como prioridad que los chicos encuentren un oficio.
En el primer año ingresaron 50 jóvenes, en 2018 fueron 100 y durante este año, 120 alumnos. Se trata de un proyecto en conjunto entre el Ministerio de Defensa de Nación, el Instituto Becario de la provincia y el municipio local. Además del taller de herrería hay otros 13 talleres, donde se abordan distintos conocimientos. Cabe destacar que a los capacitadores los provee el regimiento mismo, mientras que el municipio aporta los insumos.
"Este año recibimos un pedido a través de Nación para colaborar con una escuela rural tucumana. Es importante hacer visible una escuela de oficio como esta, que es pionera en el país y actualmente se está abriendo otra más en Santa Fe", indicó a LT 15 Radio del Litoral la concejal Julia Sáenz.
La funcionaria remarcó que el año pasado se colaboró también con instituciones locales. "El año pasado colaboramos con dos, una la escuela 14 para recuperar los patios, las rejas y trabajaron los chicos que aprenden herrería, albañilería, pintura, electricidad. Y tras darse a conocer esta difusión de las hamacas ya se comunicaron varias escuelas locales para que también hagamos acá", manifestó.
Desde la institución se valoriza el aprendizaje de estos jóvenes entre 15 y 25 años. "Sirve para que los chicos puedan tener mayor práctica y le suma a las escuelas, porque siempre necesitan auxilio", contó. Cabe destacar que las inscripciones para estos cursos se efectuaron en febrero y en solo tres días se registraron 700 interesados y solo se pudo tomar a 120. "La demanda que hay es muy alta y nuestra capacidad es de 120. Inscribimos a principio de año y ahora ya no es posible sumarse durante el año. Ojalá podría ser así, porque esta escuela fue pensada para aquellos jóvenes que quedaron afuera del sistema educativo formal, quienes no han terminado la escuela primaria o secundaria, y en consecuencia no tienen formación laboral", expresó.
Sáenz remarcó que "nosotros hicimos un planteo al Ministerio de Defensa para ampliar el cupo. Queríamos llevarlo este año a 150 y por otro lado esto exige muchos insumos. Hace unos días viajé a Corrientes y me entrevisté con las autoridades de Gas Nea porque estamos tratando de generar un convenio que nos permita abrir un taller, que tiene que ver con conexiones de gas. La idea es trabajar con instituciones y fortalecer este proyecto que creemos necesario en Concordia".
La variedad de talleres es muy amplia y se tiene el objetivo de que los chicos puedan encontrar su verdadera vocación. "Cuando seleccionamos los talleres manejamos dos ejes. Por un lado, qué capacitadores tiene el mismo regimiento y por otro lado cuáles son las necesidades de la ciudad. Un comerciante que tenga un negocio de artículos eléctricos sabe lo difícil que es conseguir jóvenes que estén capacitados inclusive en el mostrador. Queremos que los jóvenes cuando salgan pueda tener inserción laboral", expresó.
Julieta Echeverría pasó por la escuela de oficios en 2017 y fue convocada para la construcción de la hamaca. Con su experiencia y conocimientos en herrería, trabaja, guía y ayuda a los participantes ingresantes este año.
"Vine a colaborar con este trabajo, me llamaron y acepte para dar una mano con lo que aprendí", comentó. Subrayando además que "mi experiencia fue muy buena, ya que salí de la escuela y se me abrieron muchas oportunidades, incluso estoy dictando talleres en dos barrios; además de realizar trabajos por encargue". Julieta mencionó que antes de ingresar a la escuela "no tenía ningún oficio y estaba desocupada".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario