Secciones
La Provincia

Estudiantes de la UNL eligen el parque San Martín para poder afianzar sus saberes

Alumnos del Profesorado y la Licenciatura en Biología organizaron un campamento en la reserva natural, con gran diversidad de especies

Lunes 20 de Mayo de 2019

Estudiantes del Profesorado y de la Licenciatura en Biología, que dependen de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), en Santa Fe, eligieron afianzar sus saberes académicos realizando un campamento en la reserva natural del parque General San Martín –también conocido como parque rural escolar Enrique Berduc–, en La Picada. Es el 10º año que organizan esta instancia, aprovechando las virtudes de un entorno que se constituye en un relicto de las especies autóctonas de la región.
Si bien la idea inicial era llevarlo a cabo el fin de semana, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) ratificó que no habrá colectivos el sábado, y por este motivo debieron posponer el encuentro, que podría concretarse finalmente a partir del sábado 8 de junio.
Sofía Nóbili es una de las integrantes de la agrupación ConCiencia Crítica, conformada por estudiantes y graduados independientes del Departamento de Ciencias Naturales, quienes impulsan esta iniciativa, y contó a UNO: "Elegimos la reserva natural del parque San Martín porque entendemos que es un espacio que nos permite realizar nuestras tareas de campo con actividades académicas y de recreación, posibilitándonos conocer las especies que hay en el lugar, como el guazuncho u otros mamíferos que habitan la zona, pudiendo observar la conservación de la flora y la fauna nativa". En este marco, valoró: "El Parque es uno de los ambientes más representativos de la zona de Entre Ríos para conocer lo que hay en nuestras propias regiones".
Nóbili cursa el último tramo de su carrera y destacó que este tipo de actividades facilitan "encuentros que son esenciales en la formación". Sobre este punto señaló: "Además de aportar a nuestra formación profesional como futuros docentes o investigadores, nos permite generar un espíritu de trabajo en grupo que enriquece el intercambio de conocimientos".
La propuesta es compartir charlas con especialistas, hacer recorridos por los senderos delimitados en horario diurno y nocturno, poder realizar el reconocimiento de la flora y la fauna, poder hacer registros fotográficos y avistaje de aves, anfibios e insectos; y además participar de un fogón y una guitarreada que fortalezca la labor en equipo. "La intención es pasar una o dos noches para experimentar cómo es dormir en un lugar así. "Llevamos aislantes, carpas, bolsas de dormir y abrigos para afrontar las bajas temperaturas, ya que hay que ser precavidos porque la temperatura puede descender notablemente durante la noche", indicó la estudiante, quien subrayó que procuran fomentar un evento que contemple el aprendizaje a través de un espacio de recreación, diferente al que se contempla dentro de la estructura de la Facultad.
"Las actividades que programamos son recorridas por los senderos delimitados, reconocimiento de la flora nativa, de las plantas medicinales, las hierbas, los árboles; observar cómo trabajan en el Parque respecto del control de especies exóticas, ya que la proliferación de la acacia negra hace estragos y es prácticamente es imposible de erradicar", comentó.
Si bien mencionó que el año pasado no pudieron llevar adelante el campamento, aseguró que en esta oportunidad se planificó concretarlo antes de que finalice el primer cuatrimestre, para no afectar otras actividades académicas. A su vez, contó que el número de participantes varía cada año, oscilando entre 15 y 30 personas, y recordó que la idea de este proyecto surgió cuando el director del parque San Martín, el biólogo Alfredo Berduc, era docente de ambas carreras y propuso hacer los relevamientos en este espacio: "Desde entonces a los campamentos siempre los hacemos en el parque San Martín, donde siempre han tenido muy buena predisposición para hacer actividades dentro de este entorno", manifestó.
Por otra parte, sostuvo que desde la agrupación ConCiencia Crítica están abocados a diferentes tareas, como la organización de charlas académicas y debates sobre distintos temas. "Uno de ellos son los modelos productivos, poniendo en discusión cómo se insertan los egresados de nuestras carreras en la sociedad, qué podemos aportar nosotros desde nuestra mirada, con la intención de establecer un debate democrático y constructivo. También proponemos reformas dentro de la carrera, y muchos de nosotros apoyamos causas que son más abarcativas y hemos participado en Paraná en la lucha contra la instalación de termas, o hace poco estuvimos presentes en los debates en la Cámara de Diputados de Entre Ríos por la distancia de fumigación", dijo a UNO.

Propuestas
Griselda Urich, responsable del área de Comunicación y Educación del parque escolar rural Enrique Berduc, valoró que este espacio sea elegido por los estudiantes universitarios de Biología de la UNL para reforzar sus saberes a través de observaciones de campo. "Llegan a tomar muestras y con todo un esquema para recorrer el lugar para poder hacer una observación de la flora y de la fauna con intereses diversos, porque se van a recibir y cada uno se va a dedicar a una rama distinta de la Biología", señaló.
"Los estudiantes vienen por su cuenta porque ya conocen el Parque, pero estamos a disposición si necesitan algo", dijo, y refirió: "Dentro de lo que es la fauna, entre los grandes y medianos mamíferos se encuentran con guazunchos, carpinchos, mulitas, ejemplares de osito lavador, zorros, algún gato montés. Lo que utilizamos mucho en los recorridos es la folletería donde están las imágenes de las huellas de los animales, entonces si no ven el animal pueden encontrar un registro de que anduvieron por ahí".
Asimismo, subrayó: "El lugar está abierto para el que quiera venir a aprender de la naturaleza. Estos chicos van a ser investigadores, y muchos de los que participaron en los campamentos han brindado material de sus tesis sobre el Parque, que para nosotros es muy útil".
Cabe recordar que el área del parque escolar rural Enrique Berduc tiene una superficie de 600 hectáreas, de las cuales 400 corresponden a la reserva y 200 se encuentran destinadas al uso de tres establecimientos escolares: la escuela Normal Nº 8 Almafuerte; la escuela integral Nº 1 Zulema Embon, y la Nº 12 Dominguito.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario