Secciones
Educación

Estudiantes donarán una silla anfibia al Centro Terapéutico N° 1

La actividad se enmarcó en la cuarta jornada de producción de dispositivos para personas en situación de discapacidad y estuvo organizada por el Consejo General de Educación

Lunes 10 de Junio de 2019

Con la participación de 30 estudiantes y docentes de escuelas técnicas de Paraná y Diamante se fabricó una silla anfibia para personas con discapacidad, que será donada al Centro Terapéutico Integral Nº 1 de Paraná, que en su nuevo edificio tiene pileta.

Esa actividad se enmarcó en la cuarta jornada de producción de dispositivos para personas en situación de discapacidad y estuvo organizada por el Consejo General de Educación (CGE), a través de la Dirección de Educación Técnico Profesional y la Dirección de Educación Especial.

Se desarrolló en dos jornadas consecutivas en la Escuela de Educación Técnica N°100 Puerto Nuevo, que se constituyó por segunda vez en sede del evento de producción de sillas anfibias, que son destinadas para el uso de personas con discapacidad motriz.

“Los elementos como estas sillas que producen las escuelas técnicas entrerrianas son un orgullo”, dijo la presidenta del CGE, Marta Landó, y destacó la labor de los docentes y padres que acompañan a los estudiantes.

Landó valoró que “los chicos trabajaron pensando que otros chicos serán beneficiados con esta herramienta que ellos construyeron, dado que será entregada al Centro Terapeútico, donde les será de gran utilidad a la comunidad educativa de esa institución”.

Participaron de la actividad 30 docentes y estudiantes de instituciones de los departamentos Paraná y Diamante como la EET N° 58 Dr. Federico Hoeing de Hernandarias; EET N°4, de Valle María; EET N°1 Dr. Alfredo Materi de Diamante; y la EET N° 114 Justo J. de Urquiza de Ramírez.

El proyecto se desarrolló en el marco del programa Construir Inclusión, del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), desde donde se financia los insumos para la silla, catering y pasajes para los participantes.

Para la jornada, el jefe de taller docente de la especialidad, Esteban Yacopetti, explicó cómo fue la modalidad de trabajo. “La construcción se realizó en dos talleres, en la parte de construcción naval, se hicieron los flotadores con los materiales que se trabajan para la construcción de embarcaciones, que son los plásticos reforzados con fibra de vidrio”. Por otro lado, se trabajó “en el taller de herrería, con acero inoxidable para que sea funcional al destino y tenga durabilidad, teniendo en cuenta que la silla se ingresa al agua”, detalló el docente.

Vale recordar que la escuela Nº 100 Puerto Nuevo es la única institución de la provincia que prepara Técnicos en Construcción Naval. En el año 2018 desarrolló un prototipo de silla con materiales reciclados.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});