Tarifazos
Viernes 29 de Marzo de 2019

Estiman que la nueva suba de combustibles que regirá desde abril será cercana al 3%

Sin confirmación aún a las estaciones, petroleras podrían ajustar por variación del impuesto interno y por la suba del dólar durante este mes

Tal como se adelantó en los últimos días, en el inicio del nuevo mes se aplicará una nueva suba de los combustibles. Hasta ayer no se conocía con certeza y rigurosidad el real impacto del incremento en las pizarras de las estaciones de servicios. Teniendo en cuenta que se trata de un valor sin intervención estatal –luego de la liberación dispuesta por el gobierno nacional–, la decisión queda librada a cada empresa petrolera, más allá de que la formadora de precios siga siendo YPF, por dominar la mayoría del mercado.
Esta vez el incremento estará dado por la aplicación del segundo tramo del Impuesto a los Combustibles, que se desdobló el mes anterior para amortiguar el impacto en la inflación. Pero a ello deberá sumarse la devaluación del peso, que se aceleró en los últimos días, con un dólar a casi 45 pesos.
Desde la Cámara de Estaciones Independientes, ante la consulta de UNO se indicó que aún no les han confirmado cuánto será el aumento: se especula, de todos modos, que podría ser del 3% en los distintos tipos de combustibles. De ese modo, las naftas premium llegarán o superarán los 50 pesos, mientras que en alguna estación, la súper ya podría superar la barrera de 45 pesos.
Ese incremento del orden de 2 pesos o más por litro obedece a casi 50 centavos correspondiente al Impuesto a los Combustibles Líquidos, para completar la secuencia de actualización habilitada el 1º de marzo. Con la ley de reforma tributaria sancionada en 2017 hubo cambios en los gravámenes que se aplican sobre la nafta y el gasoil, que se calcula sobre un monto fijo por litro de combustible vendido y es actualizable por trimestre en base a la variación del IPC
En cuanto al resto de las variables que inciden en el precio del surtidor, la variación del dólar en las últimas jornadas podría precipitar la suba del 2% al 3% adicional.
El nuevo aumento se conocerá recién horas antes de su aplicación, ya que como es habitual las estaciones de servicios desconocen la decisión y el impacto real de los ajustes por parte de las petroleras, que son las que aplican los cambios a través de los sistemas informáticos conectados a los surtidores.
De acuerdo con la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha), durante 2018 los precios de combustibles se incrementaron un 70% en promedio: la diesel premium un 76,27% y el gasoil común un 74,29%; un 65,77% en las naftas premium, y un 64,21% en la súper.
En 2019 acumula un incremento del 5% promedio, con variaciones en enero y en marzo.

Comentarios