Los números que registra el área policial

Estafas virtuales: suben las denuncias en Delitos Económicos

El jefe del área policial, asegura que las denuncias por estafas virtuales se incrementaron en comparación al año pasado.

Miércoles 01 de Junio de 2022

Las estafas virtuales registran un aumento en Entre Ríos. Según los datos estadísticos de la División de Delitos Económicos de la Policía provincial, el promedio mensual se incrementó en comparación al del año pasado.

En diálogo con UNO, Javier González, jefe de la División, aseguró: "Se incrementaron mucho las denuncias respecto del año pasado. Estamos superando las 100 denuncias mensuales, cuando el año pasado el promedio iba de 70 a 80".

El funcionario policial precisó que en enero de este año, en la repartición a su cargo, registraron cerca de 90 denuncias por estafas virtuales. "En marzo superamos las 120. En abril el número se mantuvo en 100, y en mayo hubo 124 denuncias", comparó.

LEER MÁS: Filtraron bases de datos para estafas con tarjetas

El área que comanda González depende de la Dirección de Investigaciones de la Policía de Entre Ríos. "Nuestra área se especializa en estafa y defraudación. Trabajamos en conjunto con las Fiscalías de los distintos departamentos provinciales. Colaboramos con fiscales en denuncias complejas, donde se piden informes a entidades bancarias, informes telefónicos", acotó.

Los datos estadísticos de Delitos Económicos de la Policía no son los únicos en la provincia. También registran denuncias en las comisarías que, a su vez, derivan directamente a las fiscalías. "Las denuncias no se derivan a las Unidades de Investigación y Litigación hasta tanto no se tiene una persona sospechosa. Además nos manejamos con los fiscales de atención primaria que son quienes inician las investigaciones y con quienes recabamos las pruebas suficientes para que evalúen e identifiquen posibles autores. El número es sólo lo que se recepciona en esta División, no en toda la provincia", manifestó.

estafa piramidal tala.jpg

Tres modos clásicos

Consultado sobre las características comunes de las estafas virtuales, González identificó varias modalidades que implementan actualmente. Al respecto: "Hay estafas telefónicas a través de celulares y teléfonos fijos, por SMS, WhatsApp, Instagram u otras redes sociales. También hay estafas bancarias para las que, muchas veces, también se utilizan medios informáticos como CPU o celulares. Están también aquellas estafas contra adultos mayores, aquellas que comunmente conocemos como 'cuento del tío'. En esta última modalidad, el ardid principal o guión teatral es cuando se hacen pasar por un familiar, un sobrino, nieto, hijo que está en un cajero y le dice al adulto mayor que debe cambiar el dinero porque se desvaloriza. O le pide que junten joyas que se depositarán en un banco. Eso depende del ardid", graficó.

Asimismo, el funcionario policial describió una modalidad cada vez más común. "Estamos viendo muy seguido las clonaciones o hackeo de redes sociales. Se suplanta la identidad de la víctima. ¿Cómo lo hacen? Muchas veces llaman por teléfono a la persona con motivo de la vacuna del Covid, por ejemplo, y le anuncian que le llegará un número de seis dígitos al celular y que deben brindar ese número a las personas que se hacen pasar como integrantes del Ministerio de Salud. Con un teléfono que no tiene WhatsApp, con el número de abonado de la víctima se solicita la aplicación. Cuando baja la aplicación, con los seis dígitos para activar el WhatsApp se lo envían a la víctima. La gente engañada brinda el número y automáticamente los estafadores se apoderan de contactos y redes sociales. Ahí empiezan los ofrecimientos de dólares a los contactos, más barato que en el mercado, algún pedido de ayuda económica", describió.

En referencia general al contexto, González remarcó que el objetivo común es "el daño económico".

TE PUEDE INTERESAR: Detienen en el Túnel a dos hombres acusados de millonarios cuentos del tío

Seducción y extorsión

Las modalidades de estafas virtuales van cambiando y adaptándose según la información que circule en la población. En ese sentido, el funcionario policial alertó sobre otro modo novedoso.

"Hay suplantación de identidad. Los estafadores se hacen pasar por chicas a través de las redes sociales. Empiezan a interactuar, comunmente con varones y el diálogo se hace cada vez más privado. Intercambian fotos íntimas y luego extorsionan. Amenazan con que se va a enterar la familia, que mandó una foto prohibida a una menor. Detrás hay personas que se hacen pasar por abogado de la supuesta víctima. Aseguran que se recepcionó una denuncia, que la chica es menor, interactúan con el hombre que chateó con la supuesta menor y aprovechan para extorsionar, apretar con publicar foto o comentario. Eso se ve en algunas denuncias judiciales, donde nos piden colaboración para analizar las líneas telefónicas, si fue por chat, por correo electrónico, los IP de las computadoras", contó González y especificó que "se trabaja con inteligencia criminal, en el área de Ciberdelito, donde también se hacen las investigaciones sobre grooming".

En estos casos el fin último está más vinculado "al chantaje para pedir dinero a cambio de no publicar fotos, viralizar chats o escrache en las redes sociales". "Todo eso también es parte de una estafa que siempre se tipifica con un engaño de por medio, con algún poder de convencimiento", acotó

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario