Secciones
Transporte

Esperan que Nación amplíe o redefina el esquema de subsidios

Tras dos semanas de paro de colectivos, habrá hoy otra reunión. Si no hay solución, las firmas adelantan que aplicarán un plan de ajuste.

Martes 26 de Mayo de 2020

Con 15 días sin servicio de colectivos urbanos en la capital provincial, en el marco de una protesta gremial en todo el interior del país por falta de pago de los salarios de los choferes, habrá hoy un nuevo encuentro entre empresarios, dirigentes sindicales y autoridades del Ministerio de Transporte de la Nación.

El encuentro genera cautelosas expectativas, teniendo en cuenta que no asoman hasta ahora salidas al conflicto que ha dejado sin el vital servicio a todo el país, a excepción de Capital Federal y Gran Buenos Aires, donde el transporte funciona con normalidad, pese a desalentarse su uso y ser ambas jurisdicciones el principal foco de contagios de la epidemia por el Covid-19.

El paro de los choferes de colectivos había comenzado el martes 12 de mayo, en reclamo por la falta de pago de los haberes correspondientes al mes de abril, en las empresas del interior del país, tras no alcanzarse un acuerdo entre las empresas agrupadas en la Federación Argentina del Transporte Automotor de Pasajeros (Fatap), la Unión Tranviarios Automotor (UTA), y la negativa del gobierno nacional de ampliar los subsidios para solventar con nuevos fondos, la caída de recaudación por menores cortes de boletos, y poder afrontar la masa salarial.

La ecuación de costos en Paraná refleja que los subsidios de Nación y Provincia alcanzan los 28 millones de pesos mensuales, mientras que solo la masa salarial representa alrededor de 40 millones de pesos. Los cortes de boletos, el otro ingreso de fondos, cayó de casi 90.000 pasajeros diarios, a poco más de 11.000.

La reunión hoy se desarrollará de modo virtual.

Empresas y sindicato coinciden en el planteo de mayores aportes del Gobierno, para hacer frente a la emergencia. En el caso de Paraná, los choferes cobraron hasta el momento el 70% de sus haberes; el mes pasado, los salarios pudieron ser cancelados también poco antes de que expirara el mes.

En línea con este planteo por subsidios, la semana pasada los intendentes de Paraná Adán Bahl; de Santa Fe, Emilio Jatón; de Rosario, Pablo Javkin; y de Córdoba, Martín Llaryora; resolvieron solicitar “acciones urgentes” al gobierno nacional, para dar solución a los problemas del transporte público.

Crisis

En este contexto, desde Fatap alertaron que de no prosperar alguna salida al conflicto en los próximos días, podría darse un efecto dominó de presentaciones de empresas para acogerse a un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), que permita aplicar mayores ajustes de los diagramas de servicios, suspensiones y despidos de personal. Ayer se conoció el caso de una empresa transportista en la vecina Santa Fe.

En la capital entrerriana está aún a la espera de la respuesta formal del gobierno provincial un planteo similar por parte de la concesionaria Buses Paraná. Pero, eventualmente, podría darse una nueva presentación en las próximas horas.

En medio de esta incertidumbre por despidos o suspensiones, en un servicio que funciona solo al 30% de su capacidad operativa, una de las propuestas que los transportistas habían solicitado a Nación, es que se permita a las empresas adherir al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, mediante el cual el Gobierno abona el 50% de los salarios de trabajadores del sector privado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario