Secciones
Conflicto del transporte público

Escuelas registraron un importante nivel de ausentismo por el paro de colectivos

En Paraná numerosos establecimientos estuvieron impedidos en la semana de continuar el normal dictado de clases por la falta de alumnos

Viernes 09 de Agosto de 2019

Nuevamente la medida de fuerza de los choferes de colectivos urbanos de pasajeros en Paraná –que inició a las 0 del martes– paraliza a distintos sectores que utilizan a diario el servicio. En este marco, las escuelas se vieron afectadas y registraron un alto nivel de ausentismo de estudiantes que provienen desde diferentes barrios y no pudieron llegar a clases.

Además de los cuatro días sin transporte, el lunes permanecerán cerrados algunos establecimientos en los que se votará mañana, cuando se realicen las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), lo que termina reduciendo las jornadas de clases, estipuladas este año en el calendario escolar oficial en 186 días.

En la escuela 25 de Mayo, situada en Monte Caseros y Gualeguaychú, funcionan el nivel Primario y Secundario en dos turnos, con una matrícula que asciende a unos 450 alumnos que provienen desde diferentes barrios de la capital entrerriana. Sobre el desarrollo de las actividades en la semana, Nélida Ojeda, secretaria de la institución, contó a UNO: “Alumnos vinieron muy poquitos, fueron unos cuatro o cinco por día. Y de los docentes, el 60% o el 70% estuvo ausente”.

A su vez, aclaró que la falta se justifica en el caso de quienes viven lejos: “Los maestros y profesores tienen que traer la constancia de la Policía de que no pueden acercarse a su lugar de trabajo”, dijo.

Respecto de cómo se trabajó con la población estudiantil que asistió, indicó: “Se trató de atenderlos con los docentes que estaban, se les dio actividades, continuaron con clases con un repaso, pero no se pudo avanzar con otros temas”.

Asimismo, comentó: “La medida de fuerza de los choferes se ha extendido muchos días y afectó la concurrencia, porque los chicos que vienen a esta escuela provienen de distintos barrios. Hay muchos de San Agustín, de Lomas del Mirador, algunos de Colonia Avellaneda, porque los padres trabajan en la zona y ya los traen. Del centro son muy poquitos”.

También manifestó que de resolverse el paro, el lunes habría clases en la escuela 25 de Mayo, y también en el turno noche, donde funcionan la escuela de nivel Primario para Adultos y la Secundaria de Jóvenes y Adultos Nº 26 Victoriano Montes, ya que no se vota en el lugar.

En la escuela Primaria N° 6 Ernesto Bavio, situada en la calle homónima, la asistencia fue dispar. Son unos 560 chicos en los dos turnos y muchos residen en los barrios Las Floresta, Pancho Ramírez y San Agustín. María Rodríguez, la directora, manifestó: “A la mañana no tuvimos tanto ausentismo por el paro de colectivos, porque por ahí los papás los traen. Sí han faltado más alumnos estos dos últimos días debido a las inclemencias del tiempo. Pero en el turno tarde sí se vio la diferencia. En cuanto a los docentes, no hubo faltas”.

También en la escuela de Enseñanza Técnica (EET) N° 3 Enrique Carbó, ubicada en la intersección de Laprida y Buenos Aires, muchos de los estudiantes no fueron a clases porque no pudieron trasladarse en colectivo.

La matrícula es de alrededor de 200 estudiantes. A la mañana se dicta el ciclo básico, de 1° a 3° Año; y de tarde el ciclo superior, de 4° a 7°, y en todos los casos hubo un notable ausentismo. “Estos días han venido dos o tres alumnos por día, y tuvieron uno o dos módulos de clases y se fueron porque por ahí tampoco estaban los docentes, a los cuales también los afectó el paro de colectivos. Es un porcentaje bastante alto el de los profesores que no pudieron concurrir por este motivo”, afirmó a UNO Lorena, una de las administrativas del lugar.

En referencia a las tareas que realizaron quienes fueron a la escuela, señaló que estuvieron haciendo repasos. “Si los chicos tenían algún inconveniente con un tema, se explayaron con eso para poder entenderlo y avanzar. Y cuando regresen todos habrá que hacer repaso general. Pero tema nuevo y exámenes no se dieron. Justamente había varios exámenes en esta semana que pasó y se suspendieron hasta que se solucione el tema del transporte público”, dijo.

A su vez, sostuvo: “Como estamos en el centro vienen chicos de todos lados a estudiar acá. Muchos son de Colonia Avellaneda, San Benito, Oro Verde, y hasta de Libertador San Martín; y también de los barrios San Agustín, Bajada Grande, el Thompson, entre otros puntos de Paraná. Por la ubicación de la escuela, a muchos papá que trabajan en la zona se les hace más cómodo que los chicos vengan acá. Y además a este sector de la ciudad llegan varias líneas de colectivo y les queda bien”.

Por otra parte, explicó: “En el caso de los alumnos que no pudieron concurrir por un medio particular de ellos, se les justifica la inasistencia. Y los docentes deben ir a la comisaría más cercana a su domicilio a solicitar una constancia que deben presentar en la escuela”.

En la escuela Primaria N° 7 y Secundaria N° Mariano Moreno, situada en Mariano Moreno 81, la realidad es similar. Al establecimiento van chicos de distintos barrios y el jueves y ayer el mal tiempo empeoró la situación. Incluso hubo días en que al turno tarde –cuando se dan las clases del nivel Medio– no fue ningún alumno.

Carina Campos, una de las secretarias, dijo a UNO: “En la Primaria somos 25 docentes y solo dos no pudieron llegar al trabajo, pero pasó que los estudiantes no estaban viniendo. A pesar de la información que les brindamos para que asistan a la escuela, también hay ausentismo de estudiantes que viven cerca y los estamos llamando uno a uno por teléfono para que vengan a clases”.

Según contó, en muchos casos los padres que habitan en las proximidades de la institución se justifican diciendo que no mandan a sus hijos porque “nadie va”.

Sobre esta cuestión, aclaró: “Tiene que venir igual. Es un paro de choferes, no de estudiantes. La mayoría de los docentes estamos presentes en la escuela y los alumnos que viven cerca sobre todo tienen que asistir”.

No obstante, Campos analizó: “Lo que nosotros podemos llegar a pensar también es que los padres pueden tener inconvenientes con sus trabajos y se forma toda una cadena que genera que les esté costando traer a los chicos a clases, o que la persona que trabaja en la casa y los lleva no está pudiendo ir. Son muchas situaciones las que pueden darse”.

Por último, lamentó: “El lunes no hay clases y la verdad es que ya nos preocupa y nos pone mal, porque cuando todo se normalice va a haber que dedicar al menos una semana a repasar todo. Es realmente una situación triste que se haya parado todo tantos días. No sé a cargo de quién está solucionar este conflicto, pero es increíble que una ciudad quede sin transporte público toda una semana”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario