Secciones
Malvinas

Escuela y barrio, unidos por la memoria y por el sentimiento

En plena época de desmalvinización, los habitantes del Paraná V que comenzaban a radicarse en el flamante grupo habitacional, impusieron el nombre Héroes de Malvinas a la escuela 197. Empezó a funcionar el 23 de marzo de 1987

Domingo 02 de Abril de 2017

"Un soldado no muere en
el frente de batalla; muere
cuando su Patria lo ignora".

Cuando en el país predominaba la política de desmalvinización, cuando aún desde el propio Estado prácticamente se los escondía, se los negaba e ignoraba, o hasta se los responsabilizaba de la derrota, un grupo de padres y docentes homenajeó y nombró a los combatientes, como verdaderamente lo son: Héroes de Malvinas. Y así se denominó a la escuela Nº 197, ubicada en calles General Gervasio Artigas y Almirante Thomas Cochrane.
Creada junto con el barrio Paraná V, respetando su misma arquitectura e incluso hasta sus colores, la escuela comenzó a funcionar el 23 de marzo de 1987. Es decir, hace pocos días celebró sus tres décadas, más allá de que la inauguración formal haya sido un 4 de setiembre de 1987.
Desde el primer día, barrio y escuela tuvieron una historia compartida; desde el primer día, en el barrio Paraná V, los soldados de Malvinas fueron héroes.
A 35 años de aquella gesta patria por ese suelo tan querido, Malvinas sigue siendo una herida abierta, porque siguen pendientes la falta de reconocimiento, la contención y el apoyo permanente a los excombatientes; porque no hay políticas de Estado claras y a largo plazo por el reclamo de soberanía; y porque el sentimiento nacional aprendido por generaciones, a lo largo de casi 200 años, todavía se confunde con el horror de la guerra y la tragedia de una dictadura.
"Las Malvinas son argentinas" es una verdad escolar aprendida desde la conformación del Estado nacional. Sin embargo, en las escuelas es poco lo que se enseña sobre esa historia reciente, y sobre esos héroes que son de carne y hueso, y que caminan a nuestro lado.
Hace un lustro, el gobierno nacional impulsó que en todos los establecimientos escolares haya un aula que identifique a un caído en el archipiélago. Eso quedó allí, en 2012, como otro anuncio más, sin implementación. Y el sistema educativo, en general, sigue tomando a Malvinas como una efeméride más.

La experiencia
Héroes –como se llama la escuela 197–, junto con Soberanía, son las palabras en las que justamente se hizo hincapié este año, en las distintas divisiones de 3º grado de la institución escolar de calle Artigas de Paraná. Una de las actividades entre las áreas de Lengua y Música fue la letra La carta perdida, y su final, para ser cambiado: "Es la carta que nunca llegó, escrita allá en Malvinas. Fue en abril del 82, de un soldado que nunca volvió", concluye la poesía.
"Son nuestras porque están más cerca de nosotros", dijo Tobías, entre las voces tímidas que asomaban del grupo de chicos de 5º y 6º grado, que charlaron con UNO.
"Ellos fueron para ganar nuestra tierras, para ganarle a los ingleses porque se las querían adueñar", contó Mateo. Ellos, "son los combatientes", citó Thiago; nada de ex, siguen siendo así, los héroes.
"Los ingleses eran entrenados y tenían mejores armas, nuevas. Nosotros (...) agarraron a cualquier chico, apenas le enseñaron a tirar tiros", acotó Lucio.
Malvinas, como contó la directora de la institución María del Carmen Bosc, atraviesa toda la currícula escolar. "Es una ocasión muy especial para nosotros, porque es un homenaje especial por llevar el nombre de la escuela. En general, en las escuelas se la recuerda como una efeméride, pero en nuestro caso tiene distintos abordajes", explicó.
"Son nuestras porque están dentro de nuestro territorio", aportó Donato, con el sentido común que el colonialismo, casi 200 años después, todavía se niega a reconocer y devolver. "Sacaron a la gente que vivía ahí y los mandaron a otro lugar, cuando vinieron los ingleses", relató a su modo Mateo.
¿Qué sintieron por los soldados, cuando la Seño les contó sobre la guerra?, interrogó la vicedirectora Adriana Kapp. "Tristeza porque no tenían para comer, compartían un picadillo", agregó uno de los chicos que se habían reunido en la biblioteca.
Este nuevo aniversario de la gesta de Malvinas, a 35 años, será recordado con un acto que se realizará mañana en la institución, organizada por los alumnos de 5º grado. Los chicos prepararon una serie de documentos audiovisuales para hacer referencia a la línea histórica de los acontecimientos en el Atlántico Sur, desde 1829 –la designación y asunción del argentino Luis Vernet como gobernador–, hasta nuestros días.

Trayectoria
En la estrategia del aprendizaje trazada por la escuela, los chicos de 1º y 2º grado hacen uso del material sobre Malvinas, del canal Paka Paka. La Asombrosa Excursión de Zamba en las Islas Malvinas, es una mirada sobre el conflicto de Malvinas, su historia, la guerra, y la charla con los padres, a través de dibujos animados que transmiten conceptos, relatan hechos y aportan informaciones sobre geografía y política.
Los chicos de 3º grado trabajan la canción y la poesía de la letra de La carta perdida. La tarea, además de la comprensión y análisis de las estrofas, es ponerle nombre y modificar el final. En 4º grado se trabaja sobre la Marcha de Malvinas.
En 5º grado, que fueron los encargados de la organización del acto, desarrollaron una línea de tiempo; mientras que los alumnos que este año terminarán el nivel primario trabajan a partir de un material distribuido por el Consejo General de Educación, a través del Programa Educación, Derechos Humanos y Memoria Colectiva.
"Se aborda de modo transversal, en cada grado, siempre tratando de relacionarlo con contenidos de distintas áreas", explicó la directora.

La realidad de la institución
La escuela hoy cuenta con una matrícula de alrededor de 450 alumnos, tanto en turno matutino como vespertino, siendo muchos de ellos del mismo barrio Paraná V, y también de zonas cercanas como Villa Mabel, Paraná I, Paraná XXVI, y de lugares más lejanos como San Benito y Colonia Avellaneda. Cuenta con un plantel de aproximadamente 50 docentes.
La realidad que atraviesa, es tan similar a otras instituciones escolares, como preocupante.
"Hay situaciones barriales que nos atraviesan, y que más allá de atender las necesidades –cuenta con comedor escolar– y trabajar bien, estamos insertos en un contexto complicado", relató la directora. Hizo referencia a la violencia que se vive, a los robos, a la inseguridad, que afecta incluso hasta la concurrencia de los chicos al establecimiento.
"La Policía está siendo llamada a diario por los vecinos, porque hay problemas entre familias, y justo se da en la tira de la edificación cercana a la escuela. Esto incluso afectó en la Instancia de Recuperación de Saberes a un alumno, que no pudo venir porque una familia tenía amenazada a otra", explicó la vicedirectora del establecimiento.
Frente a estas situaciones, y otras que no escapan a la que viven otras escuelas, se adoptaron medidas como la restricción en los accesos, la colocación de más rejas, más luminarias, y todo con el aporte del equipo profesional de la institución y de los padres.

Educar es pensar en la identidad

Por Adriana Kapp (*)

Educar es necesariamente pensar en la identidad. De hecho, la escuela es el espacio donde nos apropiamos de nuestra historia y construimos memoria colectiva.
Malvinas no es un tema nuevo para la escuela. La memoria escolar de miles de argentinos lleva grabada la frase "Las Malvinas son argentinas". La enseñanza de este tema se inscribía en una tradición que se proponía, a través de la escuela, construir un sentimiento nacional. Esta permanencia fue alterada por la guerra de 1982.
Además de la inscripción curricular, Malvinas estuvo y está presente en los rituales escolares. Primero en la fecha del 10 de junio, el Día de la Reafirmación de los Derechos Argentinos sobre las islas Malvinas y sector Antártico, que rememoraba la designación en 1829 del primer gobernador en las islas, Luis Vernet. Y desde el año 2000, en la fecha del 2 de abril, el Día del Veterano y de los caídos en Malvinas, una fecha que señala el comienzo de la guerra y convoca a recordar a quienes pelearon en ella. Este aniversario activa la posibilidad de construir espacios de diálogo. Por un lado, recordando y rindiendo un merecido homenaje a los veteranos, ex combatientes y caídos en nuestras Malvinas. Y por otro lado, indagando en los acontecimientos del pasado, desde las pasiones políticas actuales, marcadas por la oportunidad de construir la patria grande latinoamericana.

(*)Vicedirectora de la escuela Primaria Nº 197 Héroes de Malvinas de Paraná.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario