Secciones
Salud

Entregan una ambulancia de alta complejidad para el hospital de niños San Roque de Paraná

Bordet criticó las medidas nacionales porque afectan a todo el sistema de salud de la provincia, tanto el público como el privado, según señaló.

Miércoles 04 de Septiembre de 2019

El gobernador, Gustavo Bordet, entregó ayer una ambulancia de alta complejidad al hospital de niños San Roque de Paraná y destacó la labor de los trabajadores de la salud: “Más aún en este contexto tan difícil que estamos atravesando”. También hizo hincapié en la asistencia sanitaria que debe brindar la Provincia ante un “abandono sistemático de las políticas de salud” del gobierno nacional.

Junto a las ministras de Salud, Sonia Velázquez, y de Gobierno, Rosario Romero, y la directora del nosocomio, Carina Reh, el mandatario destacó la incorporación de nuevas unidades móviles para los hospitales y centros de salud adquiridas con fondos provinciales.

“Dispusimos la compra de más de 60 ambulancias en lo que llevamos de gestión, con fondos provinciales. Con la ministra de Salud advertimos que había un gran atraso en cuanto a unidades móviles para urgencias, tanto de alta como de mediana complejidad. Primero llegamos con ambulancias de alta complejidad, que fueron entregadas a hospitales de referencia y también llegamos con ambulancias de mediana complejidad a distintos centros de salud en todo el territorio de la provincia, e incluso a las juntas de gobierno”, precisó el mandatario.

Destacó que el hospital San Roque es un centro de referencia en la provincia. “Era un deber que teníamos con la comunidad del hospital de poder dotarlo de una ambulancia de estas características. Además es una oportunidad para estar con su directora y el personal para manifestar y testimoniar la gran tarea que hacen a diario, tratando sectores muy sensibles de nuestra población como son nuestros niños”, aseveró.

Sobre el impacto de las medidas nacionales indicó: “Genera una gran crisis porque hay todo un sistema de salud que está resentido, no solo de lo público, sino también de los efectores privados porque PAMI no paga las cápitas, todo se atiende en el hospital público y la tarea que hacen realmente nuestros directores, los médicos, el personal de enfermería y maestranza de los hospitales y centros de salud en la provincia, la hacen con el corazón”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario