Economía

Ensalada de precios: verduras bajan en medio de la inflación

Tomates, morrones y verduras de hoja actualmente se consiguen más baratos, ya que hay mucha oferta y la demanda es poca

Jueves 04 de Agosto de 2022

A diferencia de otros rubros, actualmente los precio de las verduras bajaron. El tomate y el morrón, por ejemplo, son productos que llegaron a costar más del doble de lo que valen hoy. Esta reducción de los valores se explica por una oferta de mercadería que excede a la demanda, y en esto se conjuga la marcada pérdida del poder adquisitivo con un excedente en los mercados por una cuestión estacional.

También las verduras de hoja están en esta situación y los vendedores explican que la baja de los precios se debe a este desequilibrio entre la oferta y la demanda. “Hoy por hoy están baratos el tomate, la acelga y otras verduras de hoja en general. El tomate, por ejemplo, bajó en la actualidad y está a buen precio porque hay mucha oferta y poca demanda. Está entrando actualmente de la región de Salta y algo de Corrientes, y muy poco de nuestra zona. También el citrus es económico hoy, porque hay mucho”, confirmó a UNO Daniel Brandolín, productor hortícola y mayorista en el mercado concentrador El Charrúa de Paraná.

Verduras como el tomate bajaron notablemente..jpg
Verduras como el tomate bajaron notablemente

Verduras como el tomate bajaron notablemente

Precisamente el tomate fue uno de los productos que registró un alza del 20,4% en el último informe sobre la variación en el Índice de Precios al Consumidor, emitido por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), difundido el mes pasado y que corresponde a las subas de junio. En algunos lugares llegó a costar casi 500 pesos el kilo y hoy se llegan a ofrecer dos kilos por 200 pesos, dependiendo de la calidad.

A fines de julio, una superproducción de tomates y pimientos en la zona productiva de Goya y de Lavalle, en la provincia de Corrientes, empujó a los productores a rematar la mercadería para no perderla y recuperar, al menos, los costos de producción.

Sobre este punto, Pablo, quien tiene una verdulería en calle Perú, en la capital entrerriana, señaló que se pueden conseguir a nivel local tomates que van desde los 100 y hasta los 300 pesos el kilo, dependiendo de las calidades, y aclaró: “Cuando no hay mucha disponibilidad, está caro; pero cuando hay más producción hay que bajarlo para poder venderlo. En este rubro en general hay altas y bajas constantemente. Después cada comerciante varía los precios, según si quiere traer más mercadería, si le pone menos margen, pero eso es inherente a cada negocio”.

verdura de hoja.jpg
Preocupa a productores que la verduras de hoja no se pueda vender.

Preocupa a productores que la verduras de hoja no se pueda vender.

También refirió: “La verdura de hoja está barata: se venden dos atados de acelga a 150 pesos; también el verdeo y la espinaca, entre otros productos similares. Y el precio de la berenjena está relativamente bajo: el cajón se vende a 1.500 o 1.600 pesos en el Mercado y al público está entre 200 y 250 pesos el kilo, dependiendo también de las calidades; al igual que el morrón, que está entre 200 y 500 pesos, según el tipo. El choclo, que llegó a estar 200 pesos la unidad, hoy se vende a 80”.

En este marco, explicó: “Lo que tiene este rubro es que depende de factores estacionales y hay cuestiones climáticas que afectan; eso genera que los precios suban o bajen. No depende solamente de la inflación, aunque inevitablemente impacta en los valores, porque en el sector hay costos de fletes y logística que si aumentan se trasladan a los precios de las frutas y verduras; también si suben las bolsas y demás”.

Si bien destacó que hoy los valores de mercado son convenientes para los consumidores, adelantó que “en una semana se espera una suba de todo, porque se limpia el stock y se acomodan los precios”.

Lo que sí subió

“El zapallito está entre 200 y 300 pesos. Por una cuestión climática subió la semana pasada y ahora volvió a bajar”, aseguró Pablo.

No obstante, en referencia a este producto, cuyo valor viene fluctuando, Daniel Brandolín advirtió: “El zapallito está caro todavía porque no es de la zona sino que está viniendo básicamente de Corrientes y de Salta. En septiembre y en octubre se consigue producción de acá y puede llegar a estar más barato”.

Asimismo, contó que las que están caras son la cebolla y la papa. “Hace un par de días subieron un poco por la lluvia”, indicó el productor.

Verduras.jpg
Por su bajo costo. Las verdulerías se multiplicaron en Paraná.

Por su bajo costo. Las verdulerías se multiplicaron en Paraná.

Al respecto, Pablo explicó: “La cebolla aumentó y está a 250 pesos. Subió por cuestiones climáticas que han afectado la producción, hubo mucha lluvia y se brotan más fácil. Esto hizo que merme la cantidad de ingresos, y esto es oferta y demanda”.

Walter, referente de una verdulería de calle Don Bosco, sostuvo: “El tema de la cebolla es que además los brasileros pagan todo con dólares y a los productores les conviene vender afuera, así que si hay poco y para el mercado interno directamente no la entregan”.

“Nosotros a la papa la tenemos en oferta a dos kilos por 200 pesos. La cebolla mediana está al público a 150 pesos y la más grande a 180”, añadió el vendedor.

Costo de las frutas

Con respecto a los precios más convenientes en cuanto a frutas, Pablo manifestó: “Es época de los citrus, que vienen también levantando un poquito el precio, pero por una cuestión de subas del papel y los cajones y de los costos de logística. Por ejemplo, en un momento traías un cajón de determinada fruta de Corrientes que si te costaba 300 pesos, el flete valía 150 pesos; o sea que el costo era un 50% más”.

“También la banana subió algo”, dijo, en alusión a un producto que es importado pero mantuvo en general su valor pese a la disparada del dólar blue. Y señaló: “Ahora hubo un reajuste y cuesta entre 300 y 350 pesos la banana de Ecuador. Después hay distintas alternativas, distintas calidades. Venía con un precio estable y este incremento, que ronda el 10%, es lógico porque subieron los costos, ya que para climatizarla se necesita gas y luz”.

Por su parte Walter comentó que la frutilla hoy se consigue a buen precio en el mercado local, cuando hasta hace poco rondaba los 1.000 pesos o más en algunas verdulerías: “Nosotros la tenemos a 400 pesos el kilo, porque contamos con producción propia”, afirmó, y explicó que las temperaturas más cálidas de las semanas anteriores ayudaron a que haya más producción.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario