Secciones
Sumario administrativo

Enfermero cesanteado por abusar a una paciente psiquiátrica

El Ministerio de Salud de Entre Ríos cesanteó a un enfermero que se desempeñaba en el hospital Colonia de Federal, por abuso sexual de una paciente psiquiátrica

Domingo 05 de Septiembre de 2021

El Ministerio de Salud de Entre Ríos cesanteó a un enfermero que se desempeñaba en al hospital Colonia Doctor Raúl Camino, de Federal, por haber abusado sexualmente de una paciente psiquiátrica, según la acusación formal. La medida fue dispuesta por decreto N° 1.061/21 sustentado en un sumario administrativo iniciado en 2017 contra el enfermero Horacio Nicolás Benavídez, a quien se le imputó haber abusado sexualmente de la paciente SGM en instalaciones de la entidad durante 2016.

Aún cuando la causa penal, caratulada "Benavidez Horacio s/ Abuso sexual con acceso carnal”, (N° 5467 F), en trámite ante el Juzgado de Garantías de Federal, a cargo de Luis María Quiroz, aún no concluyó en condena, el Ministerio de Salud aplicó su cesantía.

La víctima fue alojada en la Colonia Psiquiátrica de Federal por una situación social: sus familiares no podían cuidarla. Por crisis epilépticas que padece, su capacidad cognitiva presenta un leve déficit, pero no está inhabilitada para comprender los hechos. En tanto se aclaró que “es autosuficiente y puede realizar su higiene personal, por sus propios medios”.

El sumario determinó, en base al testimonio en Cámara Gesell en la Justicia y la pericia médica, que su relato era creíble, contundente y sostenido en el tiempo, a pesar del temor que le ocasionaba hablar del tema.

Hospital Colonia Federal.jpg

Los hechos

Según los testimonios recogidos del sumario el enfermero, aun cuando no le correspondía, bañaba a la interna en horarios vespertinos y ala madrugada, ocasión que aprovechaba para abusarla sexualmente.

El psiquiatra Jorge Oscar Zebruck, médico asistente del hospital desde el año 2008, entrevistó la víctima que le relató que era obligada a mantener relaciones sexuales por un enfermero y cuenta formas y lugares en que se producían los abusos que incluían penetraciones, introducción de elementos en sus zonas genitales, como manguera o su mano y sexo oral. La paciente señaló además que el abuso ya llevaba un tiempo y que no habló antes de su padecimiento por miedo a las represalias.

El profesional destacó que la víctima veía al enfermero Benavidez como una autoridad, con miedo y respeto. En tanto relató que en ocasiones conseguía callarla con compensaciones y regalos.

Por su parte, el psicólogo Mauricio Díaz, director de la Colonia Psiquiátrica de Federal, declaró que se enteró del hecho por un llamado telefónico interno de la Jefa de División Enfermería, Silvia Teresita Soler, que informaba de una situación sospechosa de abuso de un enfermero de la Sala C, a una paciente internada en la Sala D, contigua. El psicólogo Denis Sebastián Granducci quién evaluó a la víctima agregó que la paciente dijo que un enfermero la abusaba y que no soportaba más la situación.

Mariela Ivana Dragun, subjefa de la Sala “D” testificó que, en una guardia, el reporte de novedades de enfermería estaba registrado el baño de la paciente en una sala que no le correspondía. Otra enfermera, Ana María Bergara, contó que en una recorrida para conocer el estado de las pacientes ve a la paciente angustiada y, al preguntarle el motivo le contó que el enfermero en cuestión le tocaba las partes íntimas. Junto a su compañera de guardia Roxana Quinteros, dieron aviso a Supervisión.

Abusador y violento

El sumario incorporó antecedentes por violencia familiar contra el enfermero. "Da cuenta sobre la personalidad violenta y abusiva", indica el expediente al que tuvo acceso Entre Ríos Ahora.

"La conducta del agente Benavidez, ya se trate de mantener relaciones sexuales en horario y lugar de trabajo; abusos mientras la obligaba a bañarse, o simplemente obligar a bañarse fuera del horario y en una sala distinta a la cual pertenece, todo ello, en base a una ´relación asimétrica de poder´, respecto de una paciente que se encuentra bajo guarda y custodia del Hospital en que se desempeña el agente; paciente que padece un ´leve déficit en su capacidad cognitiva´, llevando adelante los abusos a cambio de cigarrillos u otros objetos, con la finalidad de que guarde silencio; tales hechos, en tanto acciones tipificadas en el Código Penal, serán analizadas en aquel fuero, con las consecuencias que la ley penal prevé; no obstante ello, en lo que aquí atañe, sin dudas resultan conductas absolutamente reñidas con las disposiciones legales y reglamentarias del Empleo Público y merecedora de la más dura sanción", se concluyó para sustentar la medida.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario