Tendencia

Enfermedades de trasmisión sexual: aumentaron las consultas

En general, las mujeres son las primeras que consultan si aparecen síntomas de enfermedades de trasmisión sexual. El uso del preservativo es clave para prevenir

Martes 23 de Agosto de 2022

Previo a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la pandemia del coronavirus, el aumento de los casos de sífilis y otras enfermedades de trasmisión sexual en Entre Ríos había comenzado a generar gran preocupación en las autoridades sanitarias: “En los últimos cuatro años, observamos un crecimiento exponencial de los casos positivos de sífilis”, había dicho a fines de febrero de 2020 el director provincial de Epidemiología, Diego Garcilazo.

El tema pasó a otro plano con la cuarentena y la prioridad en este contexto fue tratar de controlar el avance del Covid, ya que entonces no había vacunas para frenar los contagios y que el impacto de la enfermedad fuese menos violento.

No obstante, sin el confinamiento, los casos de infecciones de trasmisión sexual (ITS), que ya venían en aumento en el mundo antes de 2020, volvieron a incrementarse, y Entre Ríos no es ajena a esta situación: profesionales de la salud advierten que se observa un aumento sostenido de las ITS, que generan las más de 30 enfermedades de transmisión sexual (ETS) que existen.

Consultar es un especialista ante síntomas de alguna de las enfermedades de trasmisión sexual es fundamental..jpg
Consultar es un especialista ante síntomas de alguna de las enfermedades de trasmisión sexual es fundamental

Consultar es un especialista ante síntomas de alguna de las enfermedades de trasmisión sexual es fundamental

Sobre el crecimiento de casos de ETS, Mariana Marcuzzi, ginecóloga de Paraná refirió: “Hay varias consultas por el tema. En general primero consulta la mujer si tiene algún síntoma y luego, si se detecta y se hace algún diagnóstico de ETS se indica que la pareja, en caso de tenerla, si es un varón vaya a un médico urólogo, y si es otra mujer que haga la consulta a su ginecólogo”.

A su vez, comentó: “Las más comunes que se ven a nivel local son las vaginosis bacterianas por distintos tipos de bacterias; hay un aumento de la sífilis y la más frecuente es la condilomatosis, causada por el HPV”.

Acto seguido, subrayó: “Hay que consultar al médico ante cualquier cosa que no es lo habitual en su zona genital y que uno note al momento de la higiene, o al tener alguna secreción, prurito, picazón o alguna lesión que se toca o que se ve. Lo conveniente es consultar cuanto antes”.

En este marco, destacó: “Que hagan las consultas que es lo más importante. No creo que haya vergüenza en los pacientes por preguntar si uno da el espacio y lo escucha. Ahí cada médico tiene la oportunidad de informar y hacer una buena conserjería y demás. Porque no creo que no haya conciencia sobre el tema, sino que falta información, que se difunda más en los medios, faltan campañas del Ministerio de Salud sobre prevención; priorizar la educación y contarle a los pacientes y también en las escuelas cuáles podrían ser los síntomas y qué cosas son normales y cuáles no”.

Enfermedades de transmisión sexual.jpg

Prevención

Que haya más casos de ETS evidencia una mayor ausencia de medidas de prevención en la población, como el uso del preservativo, que se aconseja sobre todo para las relaciones sexuales ocasionales. Si bien su distribución es gratuita y se puede acceder a este dispositivo a través de diferentes efectores de salud, muchas veces se omite su utilización, significando un importante riesgo para la salud.

Ya en 2020 desde la Dirección de Epidemiología de la provincia se había hecho hincapié en “la prevención a través del uso de profilácticos para la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual”, y su titular, Diego Garcilazo, había remarcado: “Reforzar estas medidas de prevención se hace fundamental, sobre todo en los servicios de atención primaria y consultorios médicos; hay que volver al insistir en el uso de profilácticos”.

Graciela Degani, jefa de Servicio de Ginecología del Hospital San Martín, en Paraná, servicio que muchas veces recibe a pacientes que llegan ya con complicaciones debido a determinadas ETS, advirtió: “No hay tanto requerimiento de preservativos en el hospital. Si bien hay que tener en cuenta que quizás los retiren más en los centros de salud, me parece que todavía no hemos logrado la información para que la gente tenga el cuidado suficiente en esto”.

Por su parte, Mariana Marcuzzi, observó: “La gente más joven es más consciente con el uso del preservativo que los adultos, sobre todo mayores de 45 años, que es un grupo etario que habitualmente tiene más resistencia a utilizarlo”.

Asimismo, remarcó: “En general siempre está recomendado el preservativo en una persona con pene en cualquier tipo de relación sexual; y del campo de látex si es una relación entre dos personas con vulva. Y lo que se aconseja para prevenir cualquier tipo de ETS es eventualmente conocer a la persona, e informarse bien sobre el tema para poder prevenir. Hay que hacer sobre todo la consulta con un profesional, y un control anual es super importante”. En tanto, Verónica Martínez, ginecóloga y sexóloga, sugirió: “Cuando alguien comience una relación de pareja, más allá de usar los métodos de barrera, se pueden pedir mutuamente estudios de serología para saber si uno tiene alguna enfermedad o no”.

amor.jpg

Más casos de sífilis

Con respecto a la sífilis, Marcuzzi recordó que se trata de una ETS que había disminuido, pero “últimamente se ha visto que hay un incremento en la cantidad de pacientes que tienen un diagnóstico positivo”. Y advirtió: “Se detecta mucho a veces la sífilis por primera vez en un embarazo y hemos visto varios casos en pacientes que han ido a donar sangre, y ahí surge el diagnóstico”.

Se trata de una ITS producida por una bacteria llamada Treponema Pallidum que afecta tanto a varones como a mujeres, y que puede ser congénita, es decir, transmitida de madre a hijo durante el embarazo; o adquirida, transmitida por vía sexual o por transfusión de sangre.

LEER MÁS: Enfermedades de transmisión sexual en adolescentes

En este marco, la enfermedad se transmite a través de relaciones sexuales –vaginales, anales u orales– sin preservativo con una persona que tenga sífilis y a través del contacto con las lesiones de la piel o de las mucosas. También se puede transmitir de la persona gestante al bebé durante el embarazo o por una transfusión de sangre infectada. Aunque es una enfermedad fácil de tratar y curar, en caso de no ser detectada a tiempo puede generar complicaciones, informó la Fundación Huésped.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario