Secciones
Victoria

En Victoria se puede tocar a adultos mayores del geriátrico

Adaptaron una ventana para que los familiares puedan tener contacto con sus seres queridos alojados en el hospital geriátrico.

Viernes 07 de Agosto de 2020

Con el fin de que los adultos mayores puedan continuar estrechando lazos afectivos con sus familiares en contexto de pandemia, el hospital Domingo Cúneo, de Victoria, modificó una ventana para que se produzcan los encuentros mediados bajo estrictos protocolos de seguridad e higiene.

El hospital geriátrico habilitó este martes las visitas mediadas por una mampara intervenida (de policarbonato con mangas transparentes) para que los familiares puedan mantener contacto con sus adultos mayores. Se trata de una ventana de aluminio que originariamente tenía vidrio, por lo que debió ser modificada para tales visitas con el objetivo central de continuar con las medidas de cuidado hacia la población institucionalizada ante el contexto de pandemia por coronavirus.

En este sentido, desde la cartera sanitaria provincial, a través de la Unidad Ministerial de Programas y Políticas de Salud para Personas Mayores, se continúa trabajando en el asesoramiento y acompañamiento, tanto a residencias geriátricas y hospitales públicos, como así también privados en todos los protocolos de seguridad ante posibles casos sospechosos de Covid-19 en dichas instituciones. Con este propósito también se estableció el documento COES Nº 54 acerca de las Recomendaciones para las visitas en Hospitales Geriátricos y Residencias de Larga Estadía de la provincia.

Teniendo en cuenta que las personas mayores que están internadas constituyen parte de la población de mayor riesgo de contagio, por el grupo etario al que pertenecen y por su situación de salud física, desde el hospital se fueron tomando medidas en pos de cuidarlos y protegerlos del virus.

image.png
El geriátrico de Victoria ofrece la posibilidad de mantener el contacto afectivo.

El geriátrico de Victoria ofrece la posibilidad de mantener el contacto afectivo.

Bajo la premisa de que el aislamiento no debe ser emocional, se pensó entonces en un dispositivo donde los institucionalizados pudieran ver a sus familiares y continuar estrechando lazos afectivos.

Acerca de dicha iniciativa, el director del geriátrico, Valentín Garbelino, indicó: “La primera vez que se habilitaron las visitas a través de la ventana fue el 20 de junio en el Día del Padre, pero luego a raíz de los casos confirmados de Coronavirus en Victoria no se permitieron más, en virtud de cuidar la salud de la población a cargo”.

Debido a que ya transcurrieron más de 130 días de aislamiento y distanciamiento social, puede ser usual que los adultos mayores privados del contacto con sus familiares presenten deterioro en su estado psíquico (estados de angustia, alteraciones en el sueño, apetito, higiene personal, detrimento en la interacción y comunicación, como cualquier otro signo de limitación en su desempeño psico-conductual), o que desmejoren en su cuadro clínico con riesgo de vida. Todo ello es contemplado por el equipo médico interdisciplinario que les brinda atención y evalúa cada caso particular para organizar un encuentro con sus seres queridos.

Cómo funciona

Además de tener en cuenta estos criterios de prioridad, se permite que sólo uno o dos familiares directos puedan visitar a su adulto mayor con una duración de 15 minutos. A su vez, las visitas son espaciadas en función de evitar que se crucen los visitantes.

El hospital se encarga de coordinar y programar los turnos de visita previamente a través de contacto telefónico con los referentes afectivos de las personas mayores donde se busca, en principio, descartar que sea un posible caso sospechoso de Covid-19, de acuerdo a la definición de caso vigente, y de esta manera evitar riesgos con su ingreso.

image.png

En cuanto a los protocolos de higiene y seguridad, Garbelino precisó que cuando los familiares ingresan al hospital se les toma la temperatura y son guiados por un patio hasta la ventana donde no tienen contacto con otros espacios ni personas. Luego de cada encuentro el personal de salud procede a desinfectar e higienizar las mangas, principalmente, y el ventanal. Cabe señalar que ambas partes también utilizan guantes descartables.

Por último, es preciso mencionar que en la provincia rige el Decreto de Necesidad y Urgencia 641 de Nación que prohíbe las reuniones familiares y sociales hasta el 16 de agosto. En el caso puntual del geriátrico de Victoria no se trata de visitas tradicionales que puedan ser consideradas como reuniones, ya que el contacto está mediado por un material y es supervisado por el equipo de salud del nosocomio.

En el marco de el cumplimiento de las restricciones dispuestas, que prohíben los eventos sociales o familiares en espacios cerrados y en los domicilios, se sugiere continuar con las medidas de prevención mediante el uso del tapa boca-nariz-mentón, respetando el distanciamiento social, el lavado de manos frecuente con jabón o en su defecto el uso de alcohol en gel o diluido en agua, ventilar los ambientes y desinfectar las superficies.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario