Secciones
La Provincia

En plena temporada arrancaron las liquidaciones de invierno

A pesar de que hace pocos días que comenzó el invierno, muchos comerciantes buscan incrementar sus ventas con tentadoras rebajas. Una tendencia que imponen las zapaterías y llega cada vez más temprano.

Martes 03 de Julio de 2012

Recién comienza julio, y en un invierno atípico en el que las temperaturas oscilan entre los fríos intensos y calores que son más bien propios de la época estival, los comerciantes buscan movilizar el stock de mercadería de esta temporada.

En coincidencia con el cobro del medio aguinaldo, los vendedores aprovechan las ansias de consumo de la gente y buscan captar clientes con tentadoras ofertas y promociones.

El rubro que comienza con esta tendencia es el de las zapaterías, que promueven descuentos del 20%, el 30% y el 40% en el precio total de sus productos.

“La liquidación empezó el jueves y el viernes ya se notó un mayor movimiento en las ventas”, contó a UNO Jorge, encargado de uno de los locales de una importante cadena del sector.

Por lo general, son las mujeres las que más aprovechan la oportunidad de adquirir productos con el precio rebajado.
 

La mercadería se expone en las góndolas, de acuerdo al número del calzado, y las clientas tienen la posibilidad de buscar, probarse y elegir cuál es el artículo que mejor les queda, y con un valor inferior al habitual.

Por ejemplo, un par de botas de caña corta que costaba 399 pesos, ahora se puede conseguir por 360 pesos.
 

En otro de los negocios de la Peatonal, unos borceguíes cuyo precio era de 759 pesos, ahora se pueden adquirir abonando 499 pesos.

En el caso del rubro textil, sin embargo, la liquidación de la temporada llega más lenta, y se registra de forma masiva recién a finales de mes.

 

Proveedores
Natalia, propietaria de un negocio de indumentaria informal femenina, indicó a UNO: “Por ahora seguimos trabajando con los precios normales. En Buenos Aires los proveedores ya empezaron a hacer ropa de la nueva temporada y nosotros empezamos a liquidar cuando termina julio, o a mediados de agosto, para comprar las nuevas prendas de media estación, pero a esta situación la consignan las fábricas y no tiene que ver con que se termine o siga el frío, como pasaba antes”, explicó la comerciante consultada.

Con las vidrieras de las zapaterías atiborradas de carteles que indican las rebajas, la gente recorre los demás comercios en busca de mejores precios.
 

“Los compradores llegan e imponen cierta presión: nos dicen que en otros locales ya están liquidando y nos preguntan cuándo lo haremos nosotros”, contó la vendedora.

 

Por una ley
En este sentido Cristina, propietaria de una boutique, opinó: “Las liquidaciones que empiezan ahora en cierto modo nos afectan, porque los mayoristas están subiendo los precios y nosotros los tenemos que rebajar. Acá tendría que haber una ley, como existe en Buenos Aires (Ley Nº 3.504), que establece que este período se efectúe del 1º de agosto hasta el 30 de setiembre”.

 

Los comerciantes son optimistas con el impacto del cobro del medio aguinaldo
Según publicó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la tendencia en las ventas a nivel nacional, en la mayoría de los rubros, se mantiene en baja. En este sentido, se reveló que en junio la actividad comercial cayó en un 6,8%, en comparación con igual período de 2011 (Ver más información en página 9).

El presidente del Centro Comercial e Industrial de Paraná, Jorge López, comentó a UNO que con el cobro del medio aguinaldo se espera un repunte en las ventas. “Este año el cambio de temporada vino atrasado y esto estancó un poco el movimiento comercial en algunos sectores”.

Así lo confirmó Natalia, dueña de una tienda, quien expresó: “Tenemos un stock de camperas abrigadas y la gente viene a buscar remeras, porque en este rubro es así: si no hace frío no se vende ropa de invierno”.
 

“Ahora, con el descenso de temperatura que se registra desde hoy en la región y el cobro del aguinaldo, se aguarda que haya un mayor movimiento comercial y estamos expectantes, ya que sabemos que, por lo general, la gente cobra este dinero y lo vuelca inmediatamente en el consumo”, acotó López, quien dijo además que “hay rubros donde se da esta tendencia en forma constante, como el alimenticio y el textil. Otros van variando, y en el caso del informático se mantiene permanente durante todo el año, debido a la demanda que existe de este tipo de insumos”.

 

Promociones
Natalia comentó: “El mes que viene las fábricas de ropa ya empiezan a rebajar también y se consiguen mejores precios”.

“Si baja el costo de la mercadería, esto después se traslada a los valores finales. Así se nos posibilita ofrecerle a los clientes mejores promociones e incrementar nuestras ventas”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario