Secciones
Cuarentena

En Paraná se organizan para enfrentar la emergencia del hambre

En los barrios arman ollas populares para asegurar un plato de comida y lograr que los vecinos cumplan la cuarentena.

Sábado 04 de Abril de 2020

Las organizaciones sociales, que trabajan en los barrios más postergados de Paraná, reconocen que "la emergencia sanitaria potenció la emergencia del hambre" que ya había declarado el gobierno nacional. La crisis que generó la pandemia del coronavirus en el planeta, afectó a las barriadas paranaenses. Trabajadores que cobran por hora (albañiles, personal de limpieza, los que viven de changas) están parados hace semanas. Este sábado surgieron rumores de que pueden levantar el aislamiento social para algunos de estos oficios pero por ahora no hay nada oficial.

Mientras tanto, muchos de las personas que viven en las calles, revisan los contenedores buscando la comida del día. Atendiendo a la demanda, la Municipalidad duplicó las camas de la Dirección de Protección Civil y abrió un nuevo refugio en el CIC Este.

En los barrios, los vecinos más organizados y comprometidos, cocinan en ollas populares para asegurar el plato de comida alentando a que cumplan con la cuarentena.

Te puede interesar: La Provincia aumentó 35% las partidas de comedores escolares

"La solidaridad aparece como protagonista, es el articulador social mientras nos pensamos como comunidad, es mucha la gente que se está sumando a ayudar, armando colectas. Somos muchos los que estamos trabajando para tratar de paliar esta situación. Es un trabajo colectivo, que estamos tirando todos para el mismo lado. Los primeros que entendieron que acá nadie se salva solo, son los habitantes de los barrios", argumentó Anabella Albornoz de Suma de Voluntades.

La ONG lanzó una campaña para recolectar alimentos porque la demanda es tan alta que van camino al desabastecimiento.

suma.jpg

Julián Jarupkin, coordinaron en Entre Ríos de Barrios de Pie-Libres del Sur, explicó que las familias que viven al "día a día" son las más complicadas con la cuarentena. En los comedores y espacios en donde entregan las copas de leche, si se mantienen abierto porque crece el temor al contagio, aumentó la demanda entre un 80 al 100%.

Con el doble de personas buscando la comida también creció la exigencia de la demanda que llega a ciertos grados de violencia por lo que siguen exigiendo por los recursos que fueron prometidos antes de la pandemia.

Barrios de Pie-Libres del Sur entrega viandas y leche en botellas para continuar con el trabajo de contención en los barrios.

Por hora los vecinos se organizan para evitar salir del barrio y mantener platos calientes en las mesas en estos días donde, por las noches, la temperatura baja y las "tripas suenan" demandando alimentos.

Entre todo lo grave que está pasando, lo que resaltan es que "la salida es colectiva" por lo que articulan con organizaciones políticas, sociales y religiosas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario