PAMI
Martes 10 de Abril de 2018

En PAMI desmienten que se haya interrumpido la entrega de bolsones

Tras la denuncia del centro de jubilados de ATE Entre Ríos, autoridades de la obra social afirmaron que la provisión "es normal"

Se estima que cada mes unos 20.000 jubilados nacionales entrerrianos reciben el bolsón de alimentos que el Programa de Atención Médica Integral (PAMI) les entrega a través de los distintos centros de jubilados. Los requisitos para que los afiliados a la obra social puedan acceder a este beneficio son ser mayor de 70 años y percibir la jubilación mínima; aunque también pueden contar con esta posibilidad jubilados y pensionados con menos edad que acrediten algún tipo de discapacidad y tengan hijos menores de 18 años a su cargo.

Se trata de una gran ayuda para quienes perciben un ingreso que apenas supera los 7.600 pesos, que muchas veces debe distribuirse entre diversos gastos fijos como remedios e impuestos entre otros, y el dinero apenas alcanza.

Si bien no resuelve los costos del mes de comestibles, contar con un paquete de yerba, azúcar, fideos, arroz, mermelada, aceite, lentejas, polenta y otros artículos suele ser un alivio entre tantas obligaciones financieras que deben afrontar y cumplir.

Suelen ser entre 16 y 18 productos –de acuerdo a las características del grupo familiar–, y al listado lo elabora la obra social con el asesoramiento de una nutricionista. Periódicamente el PAMI le da un subsidio a los centros de jubilados para que estos adquieran esta mercadería entre los proveedores autorizados que proponen el precio más bajo, y la reparten entre quienes la necesitan.

No obstante, en el centro de jubilados de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) Entre Ríos denunciaron que "el retraso en el pago a los proveedores hizo que este mes se interrumpiera la entrega de los bolsones". Al respecto, Juana Ávalos, su presidenta, señaló a UNO: "El bolsón se entregará entre el 7 y 10 de mayo en este centro de jubilados y luego se va a hacer mes por medio".

"Ya le avisamos a quienes vienen a buscarlos, que son 215 jubilados en total acá. Lamentablemente les tuvimos que informar que en abril no se van a entregar por decisión de la UGL de Paraná", manifestó la dirigente.

Asimismo, comentó que son productos de segundas o terceras marcas, y que ya en la compulsa de precios anterior quedó establecido que en abril los bolsones no se entregaban. "A nosotros nadie nos notificó nada, pero lo sabíamos desde la entrega anterior. A los proveedores se les estaba pagando al día 20, pero ahora no se les pagó y esto nos preocupa", aseveró con preocupación.

Ávalos dijo que estaba al tanto de que en Concepción del Uruguay, Oro Verde y en Cerrito estaban atravesando una situación similar: "Supimos que en Concepción del Uruguay retrasaban la entrega porque no se les entregaba el cheque para pagarle a los proveedores, y lo mismo empezó a ocurrir en otras localidades", aseveró.

"Son medidas que se toman a nivel nacional y hasta que se arregle la situación no podremos entregar los bolsones todos los meses. Esto es una quita a los más necesitados. Siguen los recortes, ya pasó con los medicamentos y ahora con esto", opinó.

Por otra parte, adelantó que planteará la situación de lo que ocurre en Paraná en un encuentro de jubilados en Buenos Aires para definir qué pasos seguir ante esta problemática.

Voces cruzadas
Sin embargo, desde la dependencia local de PAMI negaron que se haya interrumpido la entrega de bolsones de alimentos a jubilados afiliados a la obra social nacional. El director de la UGL XIV Paraná, Julio Barci, desmintió que no se esté otorgando este suministro. "Los bolsones se está entregando de manera normal y habitual, no se ha interrumpido la provisión de los mismos. Es más, este año se ha incrementado el presupuesto de todo lo que son las cuestiones sociales del PAMI, así que no hay motivo de alarma en ese sentido", aseguró.

Barci explicó: "Es un solo centro el que ha hecho este planteo, que fue el centro de jubilados de ATE; vale la pena aclararlo porque en la UGL XIV Paraná tenemos 50 centros de jubilados y en ningún lugar tuvimos inconvenientes".

El funcionario dijo desconocer los motivos por los que se realizó el cuestionamiento, aunque opinó: "Lo que les hemos pedido a los centros de jubilados es que no paguen por adelantado a los proveedores los bolsones, sino que esperen a recibir el cheque que PAMI les entrega. Probablemente haya sido por eso", indicó, y aclaró cómo es el mecanismo que se lleva adelante: "PAMI le provee el cheque a cada centro de jubilados, ellos hacen la compulsa, hacen la compra y nos hacen la rendición".

En este marco, opinó: "Lo que pasa es que a veces puede haber un exceso de confianza entre los centros y los proveedores, ya que a lo largo del tiempo se genera un vínculo, que hace que compren por adelantado la mercadería. Nosotros creemos que eso no favorece a la salud financiera de cada centro, sino que lo más saludable es que compre una vez que recibe el cheque".

Barci comentó que en la UGL XIV, que abarca la mitad de la provincia, se distribuyen 10.000 bolsones a través de 50 centros de jubilados, para lo cual destinan 2,5 millones de pesos por mes.

Por su parte, Daniel Venturini, responsable del programa ProBienestar de la obra social de los jubilados y pensionados nacionales, aseguró: "El compromiso de PAMI es mantener y mejorar las prestaciones sociales que se brindan a sus afiliados, para lo cual se incrementó el presupuesto del programa ProBienestar".

A su vez, señaló que al listado de los productos "lo hace PAMI, a través de la nutricionista que establece y estipula cuáles son los alimentos que tienen que estar porque es una cuestión del cuidado alimentario". Al respecto, indicó: "Incluye yerba, azúcar, fideos, lentejas, aceite, entre otros productos, para que los beneficiarios puedan tener variado su tipo de alimentación".

Comentarios