Secciones
La Provincia

En la provincia hay más de 3.000 tenedores de créditos UVA para viviendas

Frente a la problemática inflacionaria, el Gobierno dijo que es baja la morosidad y que los bancos puedan ofrecer alternativas de pago

Lunes 08 de Abril de 2019

Luego del interés despertado por la mayor facilidad para acceder, los créditos denominados UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) instaurados por la actual administración nacional, tuvieron una interesante demanda en sus inicios, pero rápidamente se fueron desalentando y desinflando como consecuencia de la alta inflación, la devaluación y a la par de ello el notable rezago de los salarios y la profundización de la crisis económica. Se solicitaron para la compra de viviendas, y poca fue su demanda para la adquisición de automóviles, también disponible.

A diferencia de los planes de cuotas fijas que implican la financiación de las tasas de interés a largo plazo, el atractivo de los créditos UVA era que con un menor nivel de ingresos se podía acceder, ya que la tasa de interés se va actualizando luego, permanentemente.

En los últimos meses se iniciaron distintas demandas y acciones colectivas en el país para intentar solucionar las dificultades que afrontan las familias beneficiarias por el aumento permanente de las cuotas y el incremento del capital a devolver: se estima que un crédito tomado en 2016, en tres años se incrementó alrededor del 150%, tanto la cuota como el capital; los sueldos lejos estuvieron de subir en esa proporción. Y mientras la cuota no podía superar el 25% en relación a los ingresos del grupo familiar, hoy esa proporción es superada ampliamente.

A nivel nacional se han motorizado desde la oposición distintos proyectos legislativos en el Congreso para que se declare la emergencia, sin éxito. En los últimos días el tema volvió a escena, al punto que en su informe en el Congreso el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se refirió al tema y expuso la política del Gobierno en la materia.

En la provincia no hubo presentaciones formales ante la Defensoría del Pueblo o Defensa del Consumidor, sino solo consultas según se indicó a UNO. Pero distintos planteos se han encaminado por el ámbito legislativo.

Según el informe presentado en el Congreso nacional, hay más de 3.000 familias entrerrianas afectadas por el significativo aumento de las tasas: 921 corresponden a soluciones habitacionales comprendidas en el programa Procrear, y 2.161 correspondientes a créditos hipotecarios otorgados tanto por la banca pública como privada.

Coincide el contexto con una caída del 78% en el otorgamiento de préstamos de créditos hipotecarios UVA. Según el Banco Central, en febrero la banca dio 2.052 millones de pesos, cuando en el mismo mes de 2018 habían sumado 9.443 millones de pesos.

Desmentida oficial
Mientras el oficialismo frena por ahora los proyectos legislativos que apuntan a que se declare la emergencia y se congelen las cuotas, desde el gobierno nacional se indicó que los bancos deben ampliar la cantidad de cuotas. En términos de la normativa sobre créditos UVA, se indicó que el punto 6.1.1.3. de las normas sobre "Política de Crédito", que aplica sobre los préstamos otorgados en UVA por parte de las entidades financieras establece: "Las entidades deberán dar al cliente la opción de extender el número de cuotas originalmente previstas cuando el importe de la cuota a pagar supere en 10% el valor de la cuota que resultaría de haber aplicado a ese préstamo un ajuste de capital por el Coeficiente de Variación de Salarios ("CVS") desde su desembolso.

En esa circunstancia, que deberá ser notificada al cliente y ante su solicitud expresa de ejercer tal opción, la entidad financiera deberá extender en hasta 25% el plazo originalmente previsto para el préstamo".

En su informe ante el Congreso nacional, Marcos Peña reveló que hay 100.969 créditos hipotecarios UVA en el país: 73.644 otorgados por la banca pública, 16.483 por bancos privados nacionales, y 10.842 por banca internacional.

"Además de esta opción de extensión del plazo original que reduce el monto de la cuota a pagar que tiene el cliente, la normativa no impide que las entidades financieras ofrezcan otras alternativas. Será el cliente quien evaluará si alguna de estas alternativas le resulta aún más conveniente, y en ese caso dará su conformidad a la propuesta adicional de la entidad. Los créditos UVA vienen funcionando con una morosidad muy baja. El sistema de créditos hipotecarios UVA se muestra viable. Existen divergencias temporales entre los ingresos y las cuotas, pero en la enorme mayoría de los casos se pueden resolver con las opciones de alargamiento de plazo con las que se cuenta". Al respecto, se acotó que el Banco Central informó que se identifican 304 financiaciones hipotecarias UVA –personas humanas– con algún grado de irregularidad en el pago de sus deudas. "Esto hace que la cantidad de financiaciones hipotecarias UVA de personas humanas con algún grado de irregularidad represente un 0,3% del total de este tipo de financiaciones a personas humanas", se indicó

Finalmente, el informe nacional reafirma su apoyo a los créditos UVA, al brindar la posibilidad de un mayor acceso de la población a la vivienda propia, ya que tienen menores relaciones cuota/ingresos iniciales al compararse con las líneas a tasa de interés fija.
921
Son créditos con componente UVA otorgados en alguna de las soluciones habitacionales del plan Procrear.

2.161
Son los créditos hipotecarios UVA cedidos desde 2016 en la provincia a través de bancos públicos y privados.

Proyectos
Desde distintos sectores políticos se promovieron proyectos para atender la situación por el incremento del valor de las cuotas por los créditos otorgados en UVA. Se analiza ahora establecer una unificación de esas normativas.

Uno de los presupuestos o intenciones mínimas es que se declare la situación de emergencia, lo que obligaría a poner un límite en el incremento de las cuotas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario