Secciones
DÍA NACIONAL DEL LECTOR

En la era digital, los jóvenes prefieren los libros de papel

La pandemia renovó los hábitos en la industria del entretenimiento y en la era digital creció la demanda de textos impresos entre el público menos pensado.

Lunes 23 de Agosto de 2021

Leer es un hábito y una pasión que fue sumando nuevas formas con el correr del tiempo y la incorporación de las tecnologías. Y aunque los e-books siguen ganando terreno en la era digital, los libros impresos mantienen sus adeptos y desde inicios de la pandemia incorporaron nuevos: cada vez más adolescentes y jóvenes optan por los textos en papel.

Que se opte por recorrer las páginas de un texto impreso para nutrirse con una historia a través del papel se da al tiempo que la lectura volvió a imponerse de manera privilegiada en el mundo del entretenimiento.

Tiempo atrás este era un público impensado, debido a que muchas veces se lo acusa de no leer, de hacerlo de manera fragmentada, o de preferir la lectura en formato virtual debido a la estrecha vinculación que mantienen con la tecnología.

Digital o impreso, el libro sigue en auge en la industria del entretenimiento en pandemia..jpg

Así lo confirmaron a UNO en bibliotecas y librerías de Paraná, haciendo un balance de lo que fue cambiando desde la cuarentena hasta este martes, fecha en la que se conmemora el Día Nacional del Lector, homenajeando al gran escritor argentino Jorge Luis Borges en el aniversario de su nacimiento, el 24 de agosto de 1899.

Belén Perezlindo, encargada del área de Comunicaciones de la Biblioteca Popular del Paraná, contó que la gente está yendo con asiduidad a la institución, en la que por ahora continúan interrumpidas las visitas a la sala de lectura, pero a la que los socios pueden concurrir a retirar libros para leer en sus hogares. “La verdad es que los socios vienen muchísimo. Hay mucha gente que tiene más tiempo para leer, así que con todos los cuidados y acostumbrándose a esta nueva modalidad de trabajo, continúan haciéndolo”, señaló a UNO, y mencionó que desde la cuarentena hubo socios que se dieron de baja, a la par se registraron nuevos, y de diversas edades: “Tenemos mucha literatura infantil, y contamos con socios chiquitos y juveniles. A los jóvenes les gusta mucho los libros impresos; si uno va a las librerías de Paraná se da cuenta de eso, ya que hay mucha oferta de parte de las editoriales de autores que escriben zagas muy atractivas para los jóvenes. Creo que hay quienes a la par que leen los libros digitales, siguen buscando los de formato de papel”.

Belén, quien trabaja en la Biblioteca Popular desde hace 10 años, rememoró que antes no había tantos socios, y evaluó que este crecimiento se fue dando con la incorporación de más títulos para ofrecerle a los usuarios. “Hemos ampliado el catálogo para ofrecerle más opciones a los socios, entre los cuales hay cada vez más niños y jóvenes, a los cuales también les brindamos los títulos que prefieren a su edad. Nos hemos acercado mucho más a la comunidad”.

LEER MÁS: La Biblioteca Popular del Paraná ya tiene más de 80.000 historias

Dolores, que atiende al público en una librería de la Peatonal, coincidió en que las novelas son las que encabezan las predilecciones, y que si bien entre los clientes hay público de todo tipo, son los adolescentes y aquellas personas que no están yendo a trabajar actualmente la que más lee en este tiempo de pandemia, en el que la cuarentena renovó las ganas de vincularse con las historias de este modo. “En este momento se está leyendo un montón y lo que se está vendiendo sobre todo son novelas. Y vemos que vienen muchos adolescentes a buscar libros impresos: más allá de que ellos pueden leer por la tablet, buscan el libro en papel”, dijo, y observó: “A la librería vienen muchos jóvenes a buscar el libro impreso porque les gusta el formato de papel, y nos dicen que lo prefieren antes que las versiones digitales, porque les gusta tocar el libro, verlo en su biblioteca. También lo pueden rayar, marcar o hacerle anotaciones”.

Germán Altuna, asiduo lector y propietario de una librería de calle Buenos Aires, observó: “Con esto de la pandemia hemos tenido altibajos en la demanda, pero siempre aparecen lectores nuevos, sobre todo hoy con lo que es la literatura juvenil. Hay una importante cantidad de chicos siguiendo sagas, siguiendo historias de fantasía, de distopías. Y hay otros que tienen que ver con distintas series de las plataformas que se han llevado a libros”.

A su vez, señaló: “Además hay gran cantidad de chicos con los comics y las mangas, que son las historietas japonesas, la verdad es que también va apareciendo y creciendo ese público”. En referencia a la lectura en formato digital, opinó: “Con respecto a la población, el público lector es un 10%, no vamos a escapar a que, de ese porcentaje, más gente se vaya volcando al e-book. Pero eso no va a hacer desaparecer, al menos por ahora, el libro de papel. Por ahí los chicos vienen y buscan en versión impresa los libros o se publicitan primero por las redes sociales; a veces son libros que no han sido traducidos todavía o que ya salieron en otra partes del planeta, acá no llegaron aún y los chicos ya los quieren, prefiriendo el libro de papel para leer la historia”, analizó.

LEER MÁS: Las ventas de libros vienen creciendo en tiempos de pandemia

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario