Consumo
Viernes 03 de Agosto de 2018

En julio, cayeron fuerte las ventas de automóviles y motos 0 Km

Impactó en el mercado la devaluación, la suba de precios y la falta de financiación bancaria, por el aumento de las tasas de interés

Los patentamientos de autos 0 Km bajaron 17,4% y los de motos 22,8% durante el mes de julio en todo el país, según informó la Asociación de Concesionarios (Acara). En Entre Ríos, la caída fue del 19,8% en automóviles y del 27,54% en motovehículos, medidos contra el mismo mes del año anterior.
En todo el país, la cantidad de autos durante julio pasado ascendió a 66.748. En la provincia fueron 1.591 unidades, debajo de las 1.986 comercializadas en junio de 2017. Pese a la caída en los últimos tres meses, el acumulado de este año sigue siendo positivo. Sin embargo, la tendencia decreciente iniciada con la megadevaluación, se profundizó con el paso de las semanas, el brutal proceso inflacionario y la pérdida de poder adquisitivo.
El mercado automotriz, uno de los más favorecidos en el modelo del actual gobierno –con la mayoría de los rodados comercializados de origen importado– comenzó a retroceder.
"Luego de un primer semestre récord, el mercado comenzó a reflejar una fuerte caída de la actividad por el aumento de los precios y la falta de financiación", señaló Dante Álvarez, presidente de Acara.
En el caso de las motos, en julio el patentamiento llegó a 39.515 unidades. Gustavo Bassi, presidente de la División Motovehículos de Acara expresó: "En los últimos tres meses se hizo visible una fuerte caída, las cifras están entre los registros más bajos de los últimos tiempos
En la provincia, el patentamiento bajó a tan solo 947 unidades; un año atrás habían sido 1.307. Del mismo modo que sucede con los automóviles, el acumulado de patentamientos de motovehículos aún sigue positivo, por la performance de los primeros meses del año: hasta julio inclusive, se patentaron en la provincia 14.366 rodados, contra 12.500 de los primeros siete meses del año pasado.
Según el informe nacional, la fuerte suba en los precios y la falta de financiación frenaron las ventas tanto de autos, como de las motos.
"Si bien los números contra junio nos dan positivo y el acumulado aún es mayor que el del año pasado, estamos frente a un panorama complejo. El impacto de la devaluación, que se tradujo en un fuerte aumento en el precio de los vehículos, y la caída de la financiación bancaria, por el aumento de las tasas de interés, que la ha reducido notablemente. Además, los concesionarios seguimos con un nivel de stock que es el más alto de la historia, con un alto costo financiero por la tenencia de las unidades y márgenes de ganancias muy reducidos que comprometen la subsistencia de miles de puestos de trabajo", sostuvo el directivo.

Comentarios