Tarifazos
Miércoles 06 de Marzo de 2019

En Gualeguaychú descartan corte de luz por deuda con la proveedora de energía

La morosidad crece en distribuidoras y afecta la cadena de pagos. Las de Chaco y Villa Gesell ya fueron intimadas por no cumplir con Cammesa

La decisión de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista de Energía, Sociedad Anónima (Cammesa), que planteó activar los mecanismos para reducir el suministro de energía a las distribuidoras que tienen deudas impagas, generó alarma. En este marco, ya fueron intimadas empresas de Chaco y de Villa Gesell, a las que les advirtieron que podrían cortarles el suministro si no se ponen al día. El saldo pendiente de cancelación suma entre ambas 5.300 millones de pesos.
Pero no son los únicos casos y en el listado de los principales deudores también figura una cooperativa entrerriana, que corresponde a Gualeguaychú, con un saldo impago de 33,7 millones. No obstante, Guillermo Farabello, presidente del Consejo de Administración de la entidad que brinda el servicio a esta localidad y su zona de influencia –incluyendo Pueblo Belgrano, Almada, Colonia Elía y otros puntos urbanos y rurales–, aclaró que la situación en este caso es diferente: "Cammesa no nos cortará la energía en Gualeguaychú, ya que si bien nosotros sufrimos atrasos en la cancelación de la factura, vamos haciendo pagos dentro del mes".
En este marco, explicó que esta situación se fue generando por los problemas financieros que provoca el incremento de la morosidad de los usuarios de la Cooperativa que preside, que creció considerablemente desde fines de 2018 a 80 millones de pesos y trepó a 90 millones en enero de este año. Este saldo negativo afecta la cadena de pagos en general e intentan controlar las variables que profundizan la mora: "Supongo que el problema con las distribuidoras de Chaco y Villa Gesell es que se han atrasado y ahora no pueden afrontar el pago de las facturas, pero no es el caso de Gualeguaychú. Aunque, lamentablemente, debido a que aumentó la morosidad y que la Cooperativa tiene que refinanciarle las deudas a los usuarios, también nosotros estamos en deuda con el mercado mayorista y pagamos en cuotas. Pero a medida que vamos juntando el dinero lo vamos girando a Cammesa. Estamos atrasados pero dentro de lo normal", aseguró, y manifestó que a la empresa Energía de Entre Ríos Sociedad Anónima (Enersa) le van pagando "el transporte de la energía eléctrica de la provincia".
Si bien en estos términos están cumpliendo y evitan quedar al margen de la interrupción del servicio, como en otros casos, se encuentran supeditados al pago de multas e intereses. Sobre este punto, y atendiendo la situación actual del país, comentó: "Nuestra Federación está intentando negociar con Cammesa por el tema de los intereses y otros importes que por la mora nos está cobrando, que son muy importantes".

Acciones de recupero
Respecto a este tema, sostuvo que a quienes se acercan a la Cooperativa por no poder pagar una factura de la luz, se les ofrece un plan de financiación con una entrega y dos cuotas más del mismo importe. Si bien intentan arribar a un acuerdo antes de cortar el suministro en los hogares que no cumplen con la cancelación mensual del servicio, señaló que numerosos usuarios se confían en que no van a retirarles el medidor y recién cuando esto ocurre y ven que les suspendieron el suministro, van a regularizar su situación. "Tratamos de evitar el corte. La cooperativa tiene una oficina para la refinanciación y atendemos una innumerable cantidad de usuarios que llegan para ver cómo pueden hacer para cumplir. Al que no se acerca, y acumula dos facturas sin abonar, tenemos que cortarle el suministro", dijo.
A su vez, estimó que hay unos 3.000 usuarios a los que actualmente se les está por retirar el medidor por este motivo: "Se hacen alrededor de 25 cortes por día", lamentó. No obstante, aclaró que se trata de contemplar las necesidades de los socios y que hay casos especiales que se exponen ante las autoridades de la Cooperativa y justifican que se haga un acuerdo que supera las tres cuotas, aunque son excepcionales.
En el caso de las empresas y comercios, que también suelen atrasarse debido a las abultadas facturas que les llegan tras las subas periódicas de las tarifas –en abril verán reflejado ya el aumento del 26% que comenzó a regir en febrero–, la financiación es en dos cuotas, una se paga en el momento de hacer el convenio y la restante al mes siguiente.
Farabello comentó que "la situación de las cooperativas eléctricas en general está muy complicada" y contó que las 18 entidades que se dedican a la distribución de energía en Entre Ríos manifiestan problemas similares en las reuniones mensuales que llevan a cabo para conocer la realidad de cada sector. "Todas refieren a un aumento de la morosidad y también de los planes de pago para refinanciar las facturas de los clientes", sostuvo el dirigente.
Una alternativa que barajaron para poder incrementar el recupero fue la de implementar el cobro con tarjeta de crédito. Sin embargo, la iniciativa no prosperó: "Actualmente trabajamos solamente con efectivo. Pero por diferentes inconvenientes, no hemos podido lograr algún convenio con las tarjetas de crédito, que era nuestra intención", explicó.
Por último, destacó que –en general– los socios de la Cooperativa están cuidando el consumo: "Están aprendiendo a manejarse de otra manera. Antes dilapidaban, pero ahora son más responsables", concluyó.

Comentarios