Secciones
Escuelas

En escuelas rurales se inicia el lento regreso a las aulas en el país

Las clases presenciales se retomaron ayer en establecimientos de período especial de Catamarca. En Jujuy será escalonado desde el lunes.

Lunes 08 de Junio de 2020

Catamarca retomó ayer las clases presenciales, tras la disposición del aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el país por la pandemia de coronavirus, dispuesto a mediados de marzo. Es la primera provincia del país, aunque de todos modos, el regreso fue solo en aquellas escuelas identificadas como de “período especial”, con los alumnos de 6° grado de Primaria, 6° año de Secundaria y 4° año de la modalidad Jóvenes y Adultos. Y según se apuntó, será solo por esta semana para dar el cierre al ciclo lectivo 2019-2020, que culminará el viernes.

Será una prueba o experiencia testigo para ver cómo podrán ir avanzando el resto de las jurisdicciones, en una estrategia muy a largo plazo. En ese sentido, si bien otras provincias también tienen estos establecimientos con otros calendarios lectivos determinados por cuestiones climáticas –se inician en agosto y terminan en junio–, Catamarca, al no tener casos de Covid-19, fue autorizada a regresar para dar su cierre anual.

De todos modos, conformen una planificación hecha por Jujuy, habrá en esa provincia norteña un retorno a las aulas, escalonado, a partir del lunes.

El plan fue presentado a fines de mayo, y apunta a que las escuelas más vulnerables sean las primeras en tener actividad, pero como complemento de la modalidad principal de educarse en casa.

Así, lo proyectado fija cuatro fases: entre el 15 de junio y el 13 de julio, contemplando las dos primeras a las escuelas rurales y con albergue, que suman poco más de 14.000 alumnos en total en 301 establecimientos en toda la provincia.

Se precisó que en el caso de los establecimientos más aislados se den 20 días de clases por 10 de aprendizaje en casa, y en los de zonas más aglomeradas sea el habitual de 5 días por 2, pero solo para una “clase de apoyo”, debiendo, por ejemplo, no haber más de 15 alumnos en un mismo horario.

En el resto de las escuelas la actividad regresaría dividida en 2 etapas más pero con modalidad de una clase por semana.

El escenario refleja la perspectiva favorable para el regreso inicial en las escuelas rurales de todo el país. En total, son unas 13.500, las que primero podrían recuperar las clases presenciales tras la pandemia.

Entre Ríos tiene un panorama particular. Entre las instituciones escolares ubicadas en zonas de islas o en el campo, suman más que las urbanas. En ese caso, los primeros entrerrianos en retornar a las clases presenciales serían 42.018 alumnos, según la cifra oficial aportada a UNO desde el Consejo General de Educación (CGE); de ellos, 40.020 corresponden a escuelas estatales.

La cantidad representa cerca de un 10% del total del universo estudiantil entrerriano, que alcanza a unos 432.000 estudiantes.

Islas y campo representan dos realidades singulares del sistema educativo entrerriano, donde hay más de 800 instituciones en esos ámbitos, y particularidades como 22 escuelas con un solo alumno, o 55 con dos; hay también escuelas flotantes en los departamentos Gualeguay, Victoria e Islas.

En agosto

Precisamente, días atrás, el titular del Consejo General de Educación Martín Muller, había adelantado que en el plan de vuelta a clases, las que se encuentran en mejores condiciones para la actividad presencial son las escuelas rurales, donde hay menos circulación de personas.

Al respecto, mencionó la labor que se viene desarrollando para con las Direcciones Departamentales, para planificar y determinar cómo y dónde se iniciará el regreso a las aulas en la provincia.

Por su parte, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, sostuvo en las últimas horas que las clases podrían regresar en agosto en todo el país. “Dada la circulación del virus que hay en distintos lugares de la Argentina y los avances de la última semana podemos proyectar en casi todo el territorio nacional, de sostenerse los indicadores que tenemos en estos días, la posibilidad de regresar en el mes de agosto, apenas terminen las vacaciones de invierno”, indicó.

El funcionario apuntó que se volverá cuando estén “todos los protocolos listos” y “tengamos la capacitación necesaria para volver a la aulas”. En esa línea, explicó que “hay que construir consensos en estas semanas para que el regreso sea con la confianza de la comunidad educativa” ya que hay “muchos sectores donde hay mucho miedo”. Y agregó: “La intención es disminuir los temores y volver a clases”.

“Por supuesto que este año no está perdido. No se aprende lo mismo en la casa que en el aula. Mucho más porque nuestro país es profundamente desigual y en el hogar se consolidan las desigualdades”, sostuvo el ministro nacional.

Trotta también comentó que se “va a tener que reorganizar el ciclo lectivo 2020” y que se “intensificará para garantizar saberes”. No obstante, explicó que de ser necesario “habrá que reorganizar el ciclo lectivo 2021 para que se aborden temas que este año no lo permitió”. En lo que respecta a los nuevos protocolos, señaló que habrá “distanciamiento dentro del aula y en espacios comunes, además de una articulación de horarios de ingresos para no saturar el transporte público”. “Son desafíos en los que estamos encaminados. Hay otros en los que tenemos que seguir trabajando”, señaló.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario