Paraná
Miércoles 12 de Septiembre de 2018

En el Thompson prolifera la basura y convocan a una jornada de limpieza

Un grupo de jóvenes estudiantes proyectó juntar los residuos que dejó la bajante y que además tira la gente. Será el sábado desde las 15

La bajante del río Paraná dejó expuesta en la playa del Thompson una cantidad exorbitante de basura, arrastrada por las aguas pero producto de la desidia de quienes arrojan los residuos a la vera de los arroyos y los ríos de la región.
Con las temperaturas más agradables, de cara a la pronta llegada de la primavera, más gente visita este lugar emblemático de la capital entrerriana en busca de un paisaje ameno, pero se topa con la acumulación de todo tipo de desechos en la costa, lo que trae aparejado además la proliferación de malos olores y el incremento del riesgo sanitario en la zona.
Frente a esta situación, dos jóvenes estudiantes advirtieron la insalubridad que representa este cuadro y lanzaron una convocatoria para limpiar el balneario este sábado, cuando se celebra el Día Mundial de la Limpieza del Planeta. La jornada será de 15 a 18.30 y a quien quiera sumarse le solicitan llevar bolsas de residuos, herramientas para limpiar, guantes y "todas las ganas de cambiar la realidad". También requieren elementos para armar un botiquín por si alguien se lastima o se corta durante esta labor.
Juliana Ávila es una de las organizadoras, junto a Agustina San Millán, y conmovida por el estado de la playa, escribió en las redes sociales: "De la bronca diaria de no encontrar un rincón verde puro en la ciudad y de la tristeza de que cada lugar que miramos esté tapado y minado de plásticos, microplásticos y cosas que terminan siendo residuos pero podrían no serlo, salieron las ganas de dejar de solo criticar y ponernos mal, y empezar a hacer. Por esta razón, convocamos a los ciudadanos y las ciudadanas de Paraná y alrededores que tengan ganas de cambiar un poquito este mundo horrible que estamos heredando a las generaciones siguientes, a limpiar la playa Thomspon y concientizar sobre lo que estamos haciendo todos para con el único planeta que tenemos para vivir. No somos los dueños de la Tierra, solo somos los huéspedes".
Consultada por UNO, comentó que la idea de realizar esta jornada de limpieza surgió cuando su familia visitó el Thompson al principios de esta semana y le hizo llegar unas fotos de cómo está el lugar. "Al ver las imágenes con basura por todas partes me hizo un clic y pensé enseguida en que hay que hacer algo, porque no puede ser que todos esos residuos terminen en las playas, los ríos y los mares", dijo al respecto.
Consciente de que es un trabajo que insume un esfuerzo colectivo, junto a Agustina invitaron a más gente a sumarse: "Esperamos que se unan muchos el sábado a esta convocatoria. Nuestra meta principal es poder limpiar el Thompson, y aunque sabemos que dentro de muy pocos días va a estar todo igual, tratamos de que esto sea un modo de concientizar y de reflexionar para que entre todos posamos cuidar más el ambiente", expresó la estudiante.
Comprometidos con el cuidado del ambiente, a esta cruzada ya se unieron los miembros del Ecoclub Paraná, quienes participarán ese día con el objetivo no solo de limpiar la ribera de esta zona de la ciudad, sino también de concientizar y sensibilizar a la población sobre la problemática que genera la basura. Jerónimo Cuestas, uno de sus integrantes, refirió a UNO: "Agustina San Millán, una de las organizadoras, forma parte del Ecoclub y nos sumamos a esta invitación que nos hizo junto con Juliana. Queremos que se vengan otras organizaciones también, al igual que los vecinos que se sientan convocados por esta tarea".
"A diferencia de otras jornadas de limpieza en las que hemos estado, esto va a ser más autogestión, por lo que no contamos con bolsas de residuos ni guantes. Por eso pedimos que la gente pueda llevar sus elementos, porque vamos a trabajar con lo poco que tenemos", aclaró.
Cuestas contó que en ocasiones han encontrado restos de heladeras y otros grandes electrodomésticos en las aguas, así como calzado, botellas de plástico, bolsas, ramas, entre tantas otras cosas acumuladas en sectores de la costa, que suelen tirarse y el río arrastra.
Sobre la playa del Thompson, donde en temporada estival muchos descuidan la higiene y arrojan sus desechos en la arena, opinó: "Estaría buenos que haya más cartelería en la zona o más contenedores para poder tirar la basura".

Demanda constante
Si bien desde la Municipalidad anunciaron su intervención a fines de julio en el balneario Thompson para revertir los efectos de la bajante, realizando mejoras y limpieza del complejo costero ante la problemática generada por el marcado descenso del nivel del agua, las tareas no fueron suficientes para que actualmente se pueda disfrutar de un paisaje saludable y sin basura esparcida a lo largo de la playa, y se necesita de una labor constante para mantener en condiciones el balneario, donde también desemboca el contaminado arroyo Las Viejas.
Pablo, quien practica un deporte náutico y a diario pasa por el lugar, sostuvo: "Está muy sucio y hay mucho barro porque ha bajado el río. La más afectada es la parte ribereña. Al lado del río, entre la arena y el barro que se juntó se encuentran pescados muertos, botellas y otras cosas".
Asimismo, afirmó: "Hay mucho olor a podrido, a pescado sobre todo. Algunas cosas vienen con la correntada, pero hemos visto además cómo suele llegar gente a tirar cosas. Después quieren culpar a los pescadores, pero ellos son los que más cuidan".
"En Paraná a muchos vecinos les falta conciencia y tener otra mentalidad sobre el tema, porque aunque haya tachos de basura disponibles, igual arrojan los residuos en cualquier lado. He visto personas tirando bolsas por la barranca", aseveró, e instó a modificar estos hábitos nocivos.

Comentarios