La Provincia

En el barrio Aceitero agasajaron y mimaron a los más pequeños

Por 10º año consecutivo, vecinos “a pulmón” y de boca en boca, organizaron actividades recreativas y deportivas para más de 150 chicos. Hubo chocolate, facturas, golosinas y premios.

Lunes 06 de Agosto de 2012

En el barrio Aceitero de Bajada Grande, por 10º año consecutivo, se realizaron juegos y actividades deportivas. En esta oportunidad participaron 150 chicos, varones y mujeres, de entre cinco y 12 años. Lo organiza un grupo de vecinos en forma espontánea, de boca en boca. Además de los juegos se les da facturas, leche chocolatada y golosinas.

“Hacemos todo en forma comunitaria. A veces hay apoyo de las vecinales, de la iglesia y de otras instituciones de Bajada Grande. Es para que los gurises puedan divertirse con algo sano y que aprendan a compartir”, dijo a UNO Juan Simón Acosta, remisero de 39 años y uno de los organizadores.


Maratones, carreras de embolsados, campeonatos de penales, juegos para saltar la cuerda y la “búsqueda del tesoro”, fueron parte de las actividades de la jornada que se vivió ayer. “Son cosas típicas de las que hacíamos cuando éramos chicos”, dijo Acosta. En otras ediciones llegaron a hacer hasta torneos de barriletes.

 

“Se llama a los padres en forma espontánea y muchos colaboran”. Hay una vecina del lugar que tiene una despensa y a partir de su contacto diario con el resto, de boca en boca, se ponen de acuerdo. “Algunos colaboran con facturas, otros con el chocolate y siempre hay alguien que trae la pelota. Es muy a voluntad”.

Arraigado en el barrio
En un “campito” que los vecinos mantienen limpio se hacen los campeonatos de penales. Tiene pasto corto y es un centro de recreación constante”, dijo Acosta.
 

Cada vez que realizan la actividad tratan de avisar con el mayor tiempo posible para que todos los chicos del barrio puedan participar. Como la actividad lleva 10 años consecutivos, se ha arraigado entre los vecinos. “Hemos visto pasar gurises que ya son padres y hoy trajeron a sus hijos”, señaló Acosta al tiempo que remarcó que tanto los niños como los adultos aprovechan para disfrutar de la tarde.

 

Para que las cosas cambien
Esperan para el próximo año poder darle mayor difusión y contar con la colaboración de instituciones.

“A veces uno se desgasta pero cuando ve a los chicos contenidos y que se les puede brindar una forma de encontrarse es muy lindo. Se pueden cambiar las cosas, pero se da participando”.

 

Muchos de los niños que jugaron y se divirtieron en esta jornada no pueden ir regularmente al Parque o involucrarse en alguna actividad deportiva en un club.

“Estamos abiertos a quienes quieran ayudarnos. Por ahí estaría bueno que se pueda parquizar el campito donde hacemos la actividad. Esperamos poder contar con mayor colaboración”, remató Acosta.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario