Secciones
Comercio

En diciembre las ventas de comercios minoristas cayeron en promedio un 9,9%

Pese a que por las Fiestas es un período en el que la demanda suele repuntar, no pudo revertirse la curva descendente de los últimos 12 meses de 2018

Martes 01 de Enero de 2019

Diciembre es un mes que genera muchas expectativas en el sector comercial, habida cuenta de que la Navidad –junto con el Día de la Madre– es una de las fechas con mayor demanda para la mayoría de los rubros. No obstante, en un año difícil, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) anunció en su informe mensual que durante el último mes del año 2018 las ventas minoristas registraron una caída del 9,9% frente a igual mes del 2017.
Si bien desde el organismo señalaron que "se desaceleró la caída de los últimos meses", advirtieron que "el año 2018 finalizó con una baja anual de 6,9%".
En concordancia, comerciantes de Paraná admitieron que a nivel local se sintió menos movimiento que años anteriores, y a pesar de sus esfuerzos y de haberse preparado con promociones y ofertas para lograr un repunte, no logró torcerse la curva negativa que se mantuvo de manera consecutiva durante los 12 meses del año pasado. "En Navidad esperábamos mayores ventas, ya que mucha gente cobró el aguinaldo y en los días previos cerraron muchas de las tarjetas de crédito, pero claramente la demanda fue menor a la del año pasado y ni que hablar si se la compara con años anteriores", comentó Daniel, comerciante de un local de indumentaria situado en el microcentro.
Desde la CAME analizaron que en diciembre las ventas por Internet sí lograron posicionarse en alza, mientras que las realizadas en locales tradicionales descendieron. "La demanda en locales físicos tradicionales tuvieron una declive del 11,2% anual con todos los grandes rubros relevados en descenso. Mientras que en la modalidad online, subieron 3,1%, con 13 ramos en alza y dos sin cambios. El comercio electrónico todavía representa apenas el 8% del despacho minorista total en los sectores relevados, por lo que no alcanzó a compensar la reducción", explicaron.
Asimismo, referentes de la entidad reflexionaron: "Diciembre fue un período de venta lenta pero constante, con el flujo más masivo concentrado en la semana previa a la Navidad. Si bien esta celebración no fue la mejor, sirvió para levantar la actividad del mes. Aunque este año, el consumo de bienes en esa fecha compitió fuerte con el de servicios, y se sintió".
En dicho período, el 72,1% de los negocios físicos consultados tuvieron bajas anuales en sus ventas, con una mejora importante en relación al 83,3% de noviembre, aunque todavía siguen siendo mayoría los que caen. En cambio 23,3% crecieron y el 4,6% se mantuvo sin cambios.
Las derrumbes más profundos se registraron en la venta minorista de Materiales para la construcción, con un 15,9% menos de unidades vendidas respecto al 2017; en Electrodomésticos, Artículos Electrónicos, de computación y celulares la baja fue del 13,8%; en Muebles las ventas cayeron un 13,5% y en Bazares y regalos un 13,4%.
En Alimentos y Bebidas, las ventas disminuyeron 4,3% interanual y acumularon un declive del 3,2% en el año. Desde la CAME indicaron que "las promociones agresivas de los hipermercados también contribuyeron a restar ventas a las Pymes de este sector".
En Indumentaria, la salida se redujo 11,5% frente al mismo mes del año anterior y suma así un descenso de 6,8% en el año. El despacho se concentró principalmente en la semana previa a Navidad, pero continuó hasta el último día del 2018. El ramo bajó mucho frente al año pasado, muy damnificado por el comercio ilegal y el menor poder adquisitivo de las familias.
En Jugueterías y artículos de librería, las ventas declinaron un 7,8% respecto al mismo mes del 2017 y el ramo reúne una retracción del 5,3% en el año. En comercio electrónico, hubo un aumento de 4,3% mientras que en los locales físicos cayeron 9,6%. Se vendieron juguetes más económicos que otros años. Según el relevamiento realizado por la consultora Focus Market para CAME en la semana de Navidad, desde 45 pesos se podían conseguir pelotas plásticas o autitos y a partir de 150 pesos un buen juego de mesa.
Un rubro con muchas promociones y poca salida fue Textil blanco y ropa de cama: las ventas bajaron 11,1% y finalizaron el año con un declive del 8,1%. Hubo numerosas ofertas y descuentos para hacer circular la mercadería, pero se despachó poco. En e-commerce las ventas levantaron solo 2,8% que si bien ayudó a morigerar la caída en los locales tradicionales (-12,6%), no alcanzó. Afectó mucho a esta rama la venta clandestina y las promociones de los hipermercados, con los cuales el comercio minorista no puede competir.
En Electrodomésticos, artículos electrónicos, de computación y celulares, las ventas sufrieron una reducción del 13,8% frente al mismo mes de la temporada anterior, y acumularon un descenso del 7,7% en 2018. Lo que más se despachó en diciembre fueron ventiladores, aires acondicionados, y celulares aprovechando los descuentos de hasta 40%.




Oportunidad para referentes de jugueterías con los Reyes

Para Navidad el rubro Jugueterías y artículos de librería suele movilizar su stock con la compra de los regalos para la Nochebuena. Sin embargo, hubo una caída de la demanda un 7,8% respecto a diciembre de 2017, y en comparación con las ventas de la Navidad anterior, la baja general en 2018 fue del 7,5%, aunque con una baja de 8,9% en los locales tradicionales y un aumento de 1,7% en la venta electrónica.
Se vendieron juguetes más económicos y muchas familias aprovecharon las ofertas. Según indicó la CAME, las ventas con tarjeta de crédito superaron ampliamente a las operaciones hechas en efectivo.
Esta semana numerosos comercios del rubro mantienen promociones, al igual que en otros vinculados a los videojuegos y la electrónica, expectantes de sumar mayor movimiento con la llegada de los Reyes Magos, conmemoración que se celebra este domingo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario