Secciones
Concordia

En Concordia se producen entre 50 y 60 cortes diarios por falta de pago

Según la Cooperativa, las tarifas "tenían un desfasaje importante", pero reconocen que no se actualizó la capacidad de pago de la gente

Sábado 31 de Agosto de 2019

En la última semana se dio un caso que casi terminó en tragedia en Concordia. Un hombre intentaba realizar una conexión clandestina del servicio eléctrico y recibió una fuerte descarga en la zona sur. Como consecuencia terminó con heridas graves en el hospital Masvernat tras el golpe recibido, ya que se precipitó al vacío.

Desde el nosocomio se detalló que el paciente presenta traumatismo encéfalo craneano grave, con fractura de cráneo y lesiones por quemaduras eléctricas en pie y mano izquierdos. No se trata de un hecho asilado, sino que se repite.

Además, genera preocupación la cantidad de enganchados que por otro lado perjudican a quien están pagan el servicio, ya que no reciben la potencia necesaria dado que tienen a un vecino con una conexión clandestina. “Es una problemática que se agudiza en Concordia y está presente en todo el país. Nosotros formamos parte de la Asociación de Distribuidores de la República Argentina, en la cual hay 92 distribuidoras y todas están teniendo este inconveniente debido a la situación social que se vive. En estos tiempos se recrudece por la pobreza que existe”, manifestó a UNO el ingeniero Federico Schatenoffer, director comercial de la Cooperativa Eléctrica de Concordia.

En este marco, el directivo reflexionó: “Las tarifas tenían un desfasaje muy importante y se han actualizado, pero lo que no se ha actualizado es la situación laboral y la capacidad de pago de la gente. Hay muchos que no pueden pagar y recurren a estos métodos. Y también hay quienes nunca accedieron a pagar y también cada vez son más los asentamientos y las villas que hay en Concordia”.

Se estima que por la falta de pago son entre 50 y 60 los cortes diarios. “El problemas social es más importante y nos pone a nosotros en una situación muy difícil. Por un lado pregonamos los principios de la solidaridad, pero por otro lado tenemos que cuidar la calidad del servicio para nuestros socios que se encuentran al día y a veces con mucho sacrificio. Pensando en eso, tenemos que hacer operativos para cortar a esas personas que están enganchadas”, indicó.

A diario se reciben quejas del asociado que paga su cuota al día y al momento de querer prender un aire acondicionado no cuenta con la potencia necesaria, ya que el vecino está enganchado. “Por el contrato de concesión tenemos la obligación de que al socio debemos brindarle el servicio de calidad. Muchas veces no podemos hacerlo por estas conexiones clandestinas o irregulares. Todo eso nos lleva un operativo importante, que todo deriva de un problema social como es la pobreza, ese problema que nuestro país no lo puede resolver hace 35 años”, expresó.

Schatenoffer contó que los operativos de desconexión se realizan de manera permanente durante la semana y con la compañía de personal de la Policía de Entre Ríos. “La presencia policial tiene dos objetivos. Por un lado, cuando se encuentra una actitud de fraude en una conexión supuestamente normal, la Cooperativa tiene la posibilidad de labrar un acta para recuperar la energía que no se midió y tiene que estar firmada por un funcionario competente, ya sea un escribano o un policía. Y también sirve para resguardar la integridad de los empleados que simplemente están cumpliendo con su tarea y muchas veces son agredidos y la policía oficia de seguridad”, manifestó.

Se estima que unos 10.000 socios se acercan a la Cooperativa a solicitar un plan de pago porque se les hace difícil afrontar el costo del consumo eléctrico. “Brindamos posibilidades para que la gente esté dentro del sistema, con planes de pago y financiación. Otorga todas las posibilidades que puede con planes de seis a ocho meses inclusive. El salón lleno que se ve todos los días, la mayoría está en ese trámite, pero tampoco puede haber esa flexibilidad de carácter infinito, porque la Cooperativa tiene pagar sus obligaciones al día. Con la energía que compramos no tenemos financiación”, admitió, y comentó que “al cuadro tarifario que lo fija el Ente Provincial Regulador de la Energía, que tiene sus actualizaciones”: “Una actualización que correspondía hacerla en agosto el gobierno dispuso congelarla. El cuadro tarifario tiene dos componentes, el valor agregado de distribución, o sea la remuneración por la tarea que hacemos los distribuidores, y el costo de la energía a nivel nacional, que en los últimos años fue en aumento por la quita de subsidios”, explicó.

Por último, Schatenoffer remarcó: “Todo se debe a la cuestión de la filosofía de considerar a la energía como un bien de mercado, sujeto a la oferta y la demanda, a pasar a considerarla, para algunos sectores de la sociedad, como una necesidad. Para eso hay que reformular leyes, nuestros legisladores deben trabajar para cambiarlas”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario