Secciones
Turismo e historia

En Colón abrirán al público el Falansterio Durandó

El creciente interés del histórico lugar motivó la proyección de un circuito de recorridos guiados, con el apoyo de la Municipalidad de Colón.

Lunes 01 de Noviembre de 2021

El lugar donde funcionó el Falansterio Durandó podrá ser visitado por el público por primera vez. El intendente de Colón, José Luis Walser, recorrió el predio junto a la propietaria y funcionarios para determinar las tareas necesarias que permitirán el acceso al público

Así lo informaron este lunes desde la Municipalidad de Colón, la que acompañará el proyecto con trabajos de limpieza, desmonte y mejoramiento de accesos para que el público pueda visitar por el predio del Falansterio Durandó.

falansterio durando 3.jpg

Días pasados el intendente Walser y la secretaria de Turismo y Cultura, Silvia Vallory, recorrieron el lugar en Colonia Hugues junto con la propietaria del predio, la docente Graciela Bonnín, y con el museólogo Fabián Berger, quien la acompaña en el asesoramiento del proyecto. Juntos observaron las edificaciones existentes y evaluaron los trabajos que son necesarios realizar para habilitarlo el acceso al público.

De la visita al lugar también participaron el secretario de Obras y Servicios Públicos, Claudio Lara; el asesor en Planificación, Raúl Acuña, y el concejal Javier Minatta.

falansterio durando 1.jpg

El emblemático establecimiento agrícola industrial funcionó desde fines del Siglo XIX durante casi treinta años, reuniendo a una comunidad de más de 100 personas. El lugar contaba con fábrica, una escuela y otras dependencias.

El creciente interés del histórico lugar motivó la proyección de un circuito de recorridos guiados que será incorporado a las propuestas turístico-culturales de la zona.

Historia

Juan José Durandó, de origen suizo, se radicó junto a su familia en un campo de Colonia Hugues en 1888. Inició un establecimiento agrícola en el que llegaron a convivir hasta 120 personas, pero en forma de comunidad que se autoabastecía y en la que se practicaba la modalidad del trueque.

Los falansterios surgen de la obra del filósofo francés Charles Fourier sobre el socialismo utópico, el ideal era una sociedad agrícola donde las personas habitaran en un único lugar rodeado de tierras cultivables. A cada persona le correspondería un trabajo según su inclinación, que lo podían alternar para evitar la rutina.

falansterio durando 2.jpg

El Falansterio Durandó contaba con sembradíos, frutales, una gran huerta, invernáculo, herrería, carpintería, zapatería, sastrería, escuela de primeras letras, artes y oficios, producían vino y grapa.

En este establecimiento agrícola industrial había varios edificios. El más bonito tenía un pequeño alero de tejas francesas y allí se ubicaban los comedores, las cocinas y un sótano para depósito. En la planta alta estaban los dormitorios de Durandó y familia y los de la familia Massera (de condición privilegiada). Según publicó en una oportunidad la revista Algarroba, cuidados jardines lo rodeaban y abrazaban la glorieta, lugar predilecto donde el líder se sentaba cada atardecer a escuchar su propia banda de música.

banda de musica del falansterio durando.jpg
Banda de música del Falansterio Durandó, que funcionó en Colonia Hugues, departamento Colón.

Banda de música del Falansterio Durandó, que funcionó en Colonia Hugues, departamento Colón.

Si bien el falansterio funcionó a fines del siglo XIX, en el lugar había luz artificial alimentada a gas carburo, baños con agua corriente, molino de viento y un gran depósito para 10.000 litros de agua.

La mayor parte de las actividades industriales se desarrollaba en un edificio de tres plantas. En el sótano se ubicaban los toneles con deliciosos vinos elaborados en el lugar y las facturas de cerdo; en la primera planta se almacenaban otros productos; en la segunda planta estaban los dormitorios para hombres solteros y en el entrepiso se secaban los fideos y orejones.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario