Secciones
Obras

En 15 días arrancan las obras de otro tramo para la autovía de la ruta 18

El próximo frente será entre arroyo Sandoval y Villaguay; siguen las tareas cerca de la ruta 14. Gestiones para reactivar todo el corredor.

Lunes 22 de Junio de 2020

Hace poco menos de un mes, la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) reanudó los trabajos de transformación en autovía, de la ruta nacional 18. La conexión vial que atraviesa todo el centro de la provincia, con el propósito de unir a Paraná y Concordia en un nuevo enlace, comenzó a ejecutarse hace casi 10 años, pero en los últimos cuatro estuvo detenida.

Hace menos de un mes, se reanudaron las obras en el sector entre el arroyo Sandoval y la unión con la ruta nacional 14, en una extensión aproximada a los 70 kilómetros, hasta llegar casi a las inmediaciones a La Capital Nacional del Citrus. La transformación del corredor se propone mejorar la integración entre los ríos Uruguay y Paraná, agilizando así el comercio regional y la salida de la producción entrerriana, en un paso de carácter binacional.

Daniel Koch, al frente del Distrito Entre Ríos de la DNV, informó a UNO que el avance en ese tramo ronda entre el 85% y 90%, porque además de las calzadas faltantes, se deben realizar trabajos de recuperación por el deterioro que produjo el abandono de más de cuatro años.

Al respecto, señaló que antes de fin de año finalizará ese frente. “La empresa tiene hasta diciembre, con una prórroga de 30 días más por cuestiones climáticas”. Al respecto, adelantó: “Vamos a ir habilitando por tramo. Por eso queremos terminar el tramo entre San Salvador y la ruta 14.

“Los otros tres tramos tienen un grado de avance aproximado del 50%”, apuntó.

Al respecto, en el marco de las gestiones que se vienen llevando adelante para la reanudación de las obras en todo el corredor, indicó que respecto del tramo III (Villaguay-arroyo Sandoval), estarían firmando el acta de reinicio de obra esta semana, con la firma Iecsa, y sostuvo que en 15 días estarían arrancado las obras.

“El tramo II (Viale-Villaguay) lo tiene la empresa Rovella Carranza. Aquí ya se hizo la readecuación presupuestaria, se puso en valor la obra, para empezar a redactar el acta de entrega de la obra, que estaba neutralizada, y así poder reactivarla. En 60 días deberían estar arrancando las obras”, puntualizó Koch.

Finalmente, el tramo I, que corresponde al sector entre Paraná y Viale, a cargo de la firma Cartellone, es el que más atrasado se encuentra en los trámites administrativos para su reactivación.

De todos modos se mostró optimista sobre las negociaciones y un próximo inicio.

Justamente en ese frente, consultado por UNO sobre las marchas y contramarchas que se habían producido en relación al formato de la conexión física entre las rutas 18 y 12, en la zona de Colonia Avellaneda, explicó que la actual gestión de la DNV, en base a las determinaciones de los técnicos, decidió volver al proyecto original, que propone la realización de un alto nivel en la zona conocida del cruce de la Virgen, descartando iniciativas de expropiaciones y modificaciones en sectores urbanos.

“Nosotros vamos a volver al proyecto original, que era por alto nivel. Circulando por la ruta, al llegar a la Virgen, por alto nivel pasás de largo o tenés la rama para empalmar la subida del autódromo (hacia el Acceso Norte), o se ingresa por Almafuerte, transitando frente a las entradas a San Benito y Colonia Avellaneda”, señaló el jefe de Distrito Entre Ríos de Vialidad.

En ese sentido, agregó que la idea es continuar las obras para ampliar la calzada hasta el arroyo Las Tunas, por avenida Almafuerte, en el ingreso este de la capital provincial.

Se pretende afectar lo menos posible la trama urbana, ya que el tránsito estará todo vinculado por la Circunvalación de Paraná, y la nueva conexión de San Benito con el puente sobre Almafuerte, próxima también a iniciase.

La mejora en el ingreso a Paraná por avenida Almafuerte, apuntó Koch, responde a la determinación técnica de la DNV de que las accesibilidades a las capitales de provincias deben ser ágiles y sencillas.

Esos nuevos anillos circunvalares evitarán contaminar el corredor binacional con el tránsito urbano.

Vinculado a ello, Koch mencionó que junto a la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) y a la Municipalidad de Paraná, se trabaja en la mejora del acceso al túnel subfluvial Raúl Uranga-Carlos Silvestre Begnis.

“Con ello, Paraná tendrá nuevos accesos desde Diamante con el Acceso Sur, el Acceso Norte, la ruta 18, y la conexión con la 12 a San Benito. En una primera etapa vamos a trabajar desde calle Blas Parera hasta Rondeau, y después desde Rondeau hasta el acceso. En toda esa jerarquización de los accesos a Paraná faltaría el Túnel”, mencionó. Si bien ese tramo de ingreso al viaducto biprovincial tiene doble calzada, ha quedado relegado por el gran movimiento que demanda no solo el ingreso a una provincia, sino también una conexión que tiene mucho tránsito de los barrios cercanos, actividad de las areneras y un núcleo deportivo importante”, señaló.

De todos modos, la obra de accesos al Túnel se encuentra en etapa de proyectos, mientras se están definiendo detalles incluso de espacios verdes, dijo a UNO el funcionario.

Demanda

En el tramo IV, actualmente en ejecución, trabajan unas 120 personas. En el tramo III se estima que habrá una cantidad similar, en poco más de dos semanas.

“Estamos convencidos, como dicen el gobernador y el Presidente, que a través de la obra pública se va a reactivar la economía. Estas son las políticas que ha llevado adelante el gobierno nacional, determinadas como prioritarias por el gobernador Gustavo Bordet con nuestro administrador Gustavo Arrieta”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario