Secciones
Empleo Promoción de Derechos del colectivo LTBIQ+

Empleo digno para trans y travestis: una deuda social

Se conmemora el Día Nacional de la Promoción de los Derechos de las personas trans. Si bien hay avances, persiste la discriminación para acceder al empleo.

Miércoles 17 de Marzo de 2021

Se conmemora este jueves el Día de la Promoción de los Derechos de las Personas Trans en la Argentina, en homenaje a Claudia Pía Baudracco, quien fue una destacada activista por los derechos humanos de la comunidad trans y una de las principales promotoras de la Ley de Identidad de Género. Si bien a nivel país hay que celebrar numerosas conquistas del colectivo LGBTIQ+, aún hay situaciones en las que se vulneran sus derechos. Una de las más preocupantes es el imposibilidad de acceder a un empleo digno.

trans.jpg
Si bien hay avances en derechos de personas trans, persiste la discriminación para acceder al empleo

Si bien hay avances en derechos de personas trans, persiste la discriminación para acceder al empleo

Este sigue siendo uno de los grandes desafíos que afrontan las personas travestis y trans, y fue lo que impulsó a la sanción de la Ordenanza 9.834 en el Concejo Deliberante de Paraná, que promueve un plan de inclusión integral para personas travestis y trans en la capital entrerriana. La medida fue sancionada luego de llevarse a cabo a fines de 2019 una encuesta llevada a cabo por el programa de Género, Derecho y Salud de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), en conjunto con la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y con el Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi), que reveló -entre otras cuestiones-, que alrededor del 80% de los consultados estuvo en situación de prostitución en algún momento de su vida.

“Sobre la ocupación, el 73% realiza actividades por las que obtiene dinero, de las cuales la prostitución, la peluquería, el cuidado de personas, la venta de productos y la costura son las más mencionadas. No obstante, al indagar no sólo si está actualmente en situación de prostitución, sino también si lo estuvo anteriormente el 73% responde afirmativamente. Teniendo en cuenta que esta respuesta afirmativa es dada únicamente por feminidades trans, se advierte que el 84% de ellas está o estuvo en dicha situación, siendo muy jóvenes al encontrarse por primera vez en la misma. El 57% de las entrevistadas se inició en dicha actividad entre los 16 y 20 años y el 20% entre los 11 y 20 años”, se indica en el informe.

Esta realidad muchas veces va de la mano de “un capital escolar bajo” en el colectivo LGBTIQ+. Según este informe, el 52% de las personas entrevistadas completó su estudio primario, pero no el secundario. Un 17% no terminó la Primaria, y solo el 20% cuenta con el secundario completo y el terciario sin terminar.

Gonzalo Molina, uno de los coordinadores del Programa de la Uader que lleva adelante la Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud (hay otros programas similares en las facultades de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales; en la de Ciencia y Tecnología), destacó: “Este relevamiento fue muy importante, porque fue el primero que se hizo de manera oficial en torno a la situación de vida de la población travesti y trans de Paraná, y fue llevada adelante incluso por seis personas travestis y trans contratadas para este fin”. A su vez, señaló a UNO: “Lo interesante de esta encuesta es que nos permitió redactar y sancionar en el municipio de Paraná la Ordenanza 9.834, que establece un plan de inclusión y acciones de reparación a travestis y trans, e incluye el cupo laboral trans, el acceso a la cultura, la salud, la educación, los deportes”.

“Uno de los reclamos importantes de la comunidad trans, no solo en Paraná y la provincia, sino en todo la Argentina, es el acceso al empleo”, explicó, y recalcó: “Por eso fue una de las líneas prioritarias que se estableció a la hora de sancionar la Ordenanza es la implementación del cupo laboral trans en el ámbito público: establece que deben ingresar seis personas trans por año; y también la promoción del empleo en el ámbito privado”.

LEER MÁS: Aprobaron el cupo laboral trans en Concepción del Uruguay

cupo.jpg

Si bien durante el 2020 muchas acciones no pudieron concretarse debido a la pandemia y las restricciones por la cuarentena, desde este Programa siguen bregando para que se cumpla la norma. “En 2019 se abrió el Registro Único de aspirantes al Empleo y las personas travestis y trans empezaron a inscribirse, pero eso quedo suspendido por la pandemia y se está pidiendo permanentemente que reactive. Al día de hoy no hay incorporaciones de personas travestis y trans en el marco del cupo laboral en el municipio”, lamentó.

Respecto a la posibilidades de inserción laboral en el ámbito privado, aclaró: “Sigue habiendo barreras para el acceso al empleo privado, que tienen que ver con el estigma, los prejuicios, los estereotipos. No vemos generalmente a personas travestis y trans trabajando cuando vamos al supermercado, a una tienda, a una empresa. Sí hay iniciativas permanentes para incorporarlas en estos ámbitos, pero es complicado”.

En este marco, sostuvo: “En la encuesta que hicimos, la actividad que realizaban a cambio de dinero en el mayor porcentaje en el universo travesti y trans es la prostitución. Casi el 80% afirmo haber estado en situación de prostitución, y este sigue siendo el estigma de actividad a cambio de dinero que generalmente se asocia a las personas trans. Está muy presente en la comunidad y genera o refuerza los estereotipos, aun cuando las personas travestis y trans que ejercen la prostitución realizan un montón de otras actividades a cambio de dinero. Sin embargo, sigue siendo muy difícil visibilizar que tienen diversas habilidades, capacidades, posibilidades”.

Sobre este punto, analizó: “Como sociedad, todas las personas hemos sido educadas en un sistema con ciertos valores, determinadas normas que reproducimos y sostenemos permanentemente, incluso a veces sin darnos cuenta. Y por eso se da muchas veces esta dificultad, que tiene que ver con accesos a derechos. Creo que estamos en un proceso histórico, se ha avanzado muchísimo en materia de derechos, pero todavía estamos lejos de garantizar el acceso para ciertos grupos a condiciones mínimas de subsistencia para construir una vida digna”.

No obstante, Molina comentó que en la actualidad unas 56 personas trans en Paraná fueron integradas al programa Potenciar Trabajo, a través del cual se promueve la educación para quienes quieren terminar la escuela, la formación en oficios o la promoción de grupos asociativos para generar acceso al empleo en el marco de la economía social.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario