Secciones
La Provincia

Empezó a construir sus piezas y llegó a crear su propia marca

Emprendedores: Fabrica cuadros, horquillas y manubrios de bicicletas. Leandro Factur Pasgal quería tener sus accesorios que a mediados de los 90 eran muy caros o no llegaban a Paraná. Aprendió a soldar a los 10 años, se fue animando y ahora puede exportar

Jueves 27 de Noviembre de 2014

Juan Manuel Kunzi / De la Redacción de UNO
jkunzi@uno.com.ar

 

 

 


Leandro Factur Pasgal fabrica en su casa del barrio Tiro Federal cuadros, manubrios, horquillas y pedalines de bicicleta que vende a bicicleterías de la ciudad y provincia de Buenos Aires. También tiene clientes en Paraná y en Paraguay. A donde viva un biker que practique BMX freestyle,  Factur, puede enviar una de sus creaciones que ya son reconocidas en Latinoamérica.


La gran pregunta es saber cómo ingresó en la industria y cómo se desarrolló en un sector que hoy está algo frenado por la inestabilidad económica.
“Empecé porque mi viejo (Jorge) es herrero de toda la vida. A los 10 años yo ya sabía soldar y ni bien empecé a andar en bicicleta me empecé a fabricar mis propias partes: Pedalines, manubrios, de todo un poco. Heredé su profesión”. Factur, a los 35 años, además de fabricar las partes de la bicicleta sigue practicando Flat con sus amigos en el Club Paraná Central. 


A mediados de la década del 90, en la capital entrerriana había una sola bicicletería que vendía rodados importados para Freestyle y BMX.  “Quería tener mis propias piezas. Había accesorios caros que se me hacía difícil comprar y otros que directamente no se conseguían. Entonces los empecé a construir”.


Cuenta que fue a una escuela técnica, pero lo que hace tiene que ver con la experiencia y la investigación.


En cuanto al mercado aseguró que ahora estaría ganando más plata si se dedicara a la herrería. “A esto lo hago por amor al arte. Es más, hasta el año pasado solo vivía de esto, ahora trabajo también en la bicicletería”, respondió a UNO en el taller de su casa familiar en donde vive con su compañera, Laura,  que también es parte fundamental  de la firma familiar y su hija Abigail que, cuando puede, anda en su bici rosada. 


“Disminuyeron muchos los pedidos, es más, un colega de Rosario cerró y está haciendo sándwiches de miga.   En Buenos Aires queda un solo fabricante y es como yo, hace trabajos por pedido”, explicó para que se entienda la magnitud de la crisis que también tiene que ver con la falta de deportistas. A los adolescentes se le hace difícil conseguir los medios económicos para comprar buenas piezas.


“Imaginate que una masa, barata, cuesta 1.100 pesos.  Para un chico que se inicia en el deporte es mucha plata que va a una sola rueda. Peor para un avanzado que se tiene que comprar una masa de 3.600 pesos y la rompe enseguida”, reconoció. 


Los productos de Jumper BMX son fabricados con caños de acero Sae 1010 que Factur corta y suelda con toques de tornero, soldador y orfebre. Sus creaciones tienen que caerse y durar. Las bicicletas con las que corren el BMX en el parque  Gazzano son de aluminio porque es un deporte “más prolijo en donde los corredores saltan muy bien y caen con suavidad”, aclaró Factur, que está dispuesto a fabricar cuadros de cromo para los corredores del circuito pero tiene que ser un pedido grande porque le lleva muchas horas de trabajo armar el molde. 

 

 

 

El camino


Compra los caños de acero en la ciudad, los corta con las máquinas que adquirió en la región y algunas que fabricó. Las suelda con paciencia y talento. Una vez que están listas las partes, las manda a pintar a un taller del barrio El Radar de Paraná donde hacen un trabajo perfecto. Las busca, les pega las calco y las manda a sus compradores. 

 

 

 

Un trabajo que se distingue por el toque artesanal 

 


En primer plano aparece una parte del torno que compró el año pasado en una metalúrgica de la ciudad de Paraná. “Con esta máquina cumplí el sueño del pibe”, precisó Factur que espera que la economía del país se estabilice para poder seguir trabajando en lo que más le gusta: las bicicletas BMX Freestyle. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario