Consumo
Viernes 01 de Marzo de 2019

Electrodomésticos: con ventas estacionales buscan amortiguar la retracción en el rubro

El Indec reveló que el último trimestre de 2018 la demanda en el sector cayó un 37% interanual. El repunte se nota solo en productos puntuales

El rubro de los electrodomésticos atraviesa actualmente una de sus épocas más difíciles. De acuerdo a lo informado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), en promedio las ventas en el sector cayeron un 7,7% en 2018, pero el dato más dramático es que la retracción se profundizó en los tres últimos meses del año pasado, con una baja que alcanzó el 37% interanual.
Referentes del sector advirtieron que lo que moderó el impacto en la precipitación del consumo de este tipo de bienes fue la demanda de televisores en el contexto del Mundial de Fútbol que se disputó en Rusia, hace siete meses: "Si se resta el efecto mundialista, que disparó la venta de televisores, la caída del sector hubiese sido mayor al 13% anual", analizaron.
Actualmente siguen siendo las ventas estacionales las que amortiguan el golpe de la brusca caída de la demanda en las casas de electrodomésticos: los aires acondicionados, ventiladores y otros artefactos vinculados a la línea de ventilación impulsan un repunte, al menos para los primeros meses de este año. Así lo confirmaron desde diferentes sucursales de grandes cadenas que están instaladas en Paraná, que si bien se rigen por las determinaciones de sus casas centrales, procuran atender las particularidades del mercado local.
"En este negocio no cayeron abruptamente las ventas, como pasó en el mercado en general, debido a que tenemos una buena salud financiera que nos permitió enfrentar esta crisis con promociones puntuales en la mayoría de las líneas, con rebajas fuertes de productos", contó UNO el responsable de uno de los locales del radio céntrico de la capital entrerriana, quien aseguró: "Se ha trabajado mucho con ventas de contado efectivo, porque la gente prioriza el precio y busca hacer valer los pocos pesos que tienen".

Escenario
Lejos de los tiempos en que se podía adquirir un electrodoméstico y pagarlo hasta en 60 cuotas sin interés, en un contexto inflacionario la tendencia fue acortar los plazos y aplicar las tasas que establece de base el Banco Central de la República Argentina (BCRA), para nada favorables para quien opta por comprar un artículo en cuotas, con un recargo que termina duplicando su valor inicial.
Tentar el espíritu consumista de la gente para seguir vendiendo es uno de los desafíos que tienen que afrontar los encargados de los comercios del rubro, sobre todo cuando los precios de los electrodomésticos crecieron en promedio un 52%, un porcentaje que superó al índice inflacionario, y excedió ampliamente al de los acuerdos paritarios, con una clara pérdida del poder adquisitivo.
En este marco, resignar rentabilidad para ganar competitividad fue una estrategia que muchos impulsan, siempre y cuando la estructura comercial se los permita: "Trabajamos con 6, 9 y 12 cuotas sin interés en líneas puntuales. Obviamente poder comprar en 12 cuotas sin recargo es una ventaja importante, y por ahí al cliente esto le posibilita sumar a su compra algún otro producto que también tenía en vista. Con esto logramos que, en unidades vendidas, hoy por hoy, nosotros no hayamos caído respecto al año pasado; y en cuanto al monto de facturación crecimos bastante, pero hay que tener en cuenta la inflación", mencionó el encargado de otro comercio.
Otros productos que tuvieron demanda estacional en los primeros meses del año fueron las heladeras, cocinas y lavarropas. En una de las firmas señalaron: "Si bien estamos en una ciudad en la que se nota la pérdida del poder adquisitivo, hay un ingreso fuerte de estudiantes que vienen de afuera y se instalan, y eso nos ayuda mucho a colocar estos artículos y que no caigan las ventas en estas líneas en particular, a las que le sumamos la demanda de colchones también, por este motivo".
Los que no logran repuntar son las Play Station, consolas, juegos para las consolas y tablets, ya que los clientes priorizan la compra de otras cosas en lugar de inclinarse por estos productos que no son de primera necesidad. Por otra parte, muchos de ellos han tenido un importante incremento en sus valores: "Se dio un considerable aumento de precios en el último trimestre del año pasado en electrónica, y también en línea blanca", consignó un vendedor, y comentó que el 90% de los electrodomésticos que se comercializan son de origen nacional.
En otro local aseveraron que fueron artículos determinados los que participaron en el grueso de las ventas en lo que va del año, entre los que se cuentan en primer término los aires acondicionados, seguidos por televisores, tablets y notebooks, aunque en estos últimos se advirtió una caída considerable respecto al año anterior. Herramientas, piletas y otros artículos para camping complementaron la venta de electrodomésticos en esta difícil temporada estival.




Sostener el crédito es vital para las ventas

En algunas casas de electrodomésticos trabajan con la financiación de las tarjetas de crédito, e impulsan mayores ventas los planes Ahora 3, 6, 9, 12 y hasta 18 cuotas, con un interés sensiblemente inferior. Hay locales que también ofrecen 24 cuotas, que aun con tasas desfavorables no desaniman a los consumidores: "Muchos se fijan en el valor de la cuota, que la puedan pagar, y no tanto en el precio al que se les va el producto con los intereses que son los que rigen en el mercado", mencionaron en un local de Paraná.
Por otra parte, la mayoría ofrece financiación propia, que les brinda un margen de ganancias superior. Pero en un contexto económico adverso, la morosidad es un tema que preocupa: según confió un gerente, creció a un 20%. La caída en el recupero suma entonces más dolores de cabeza a la baja en las ventas.

Comentarios