Secciones
La Provincia

El viernes darán a conocer la sentencia del juicio por el robo e incendio en el estudio jurídico de la doctora Caccioppoli

En los alegatos, pidieron penas de hasta cuatro y siete años de prisión efectiva para los acusados de robar e incendiar documentación relacionada a las causas que investigan delitos de lesa humanidad en Concordia y Concepción del Uruguay.

Martes 03 de Julio de 2012

Se realizaron ayer los alegatos correspondiente al juicio por el robo e incendio al estudio jurídico de la abogada uruguayense, María Isabel Caccioppoli, y ahora resta esperar que el viernes a las 9.30 se dé a conocer la sentencia del Tribunal presidido por la doctora Mariela Rojas de Di Pretoro, quien fue acompañada por los vocales Alberto Seró y María Evangelina Bruzzo.

Están imputados por el hecho –ocurrido en la madrugada del 8 de abril de 2010– María Laura Gauna y Claudio Osmar Miño, representados por las defensoras oficiales Alejandrina Herrero y Sandra María Re, respectivamente.


En primer lugar hizo uso de la palabra el fiscal de Cámara Diego Young, quien señaló que la acusada no estaba vinculada al robo e incendio posterior de las instalaciones, acusándola del encubrimiento, por lo que pidió la pena de dos años de prisión condicional, en tanto que para Miño pidió 5 años de prisión por encontrarlo responsable del robo y el incendio.


Por su parte los abogados querellantes Guillermo Mulet y Rubén Pagliotto, fueron más duros en su postura, y solicitaron la pena de 4 años de cumplimiento efectivo para María Laura Gauna, por robo calificado por efracción y escalamiento y el delito de incendio como encubridora, en tanto que para Miño, solicitó la pena de 7 de cumplimiento efectivo, por el delito de robo calificado por efracción y escalamiento, pero también por su responsabilidad en el incendio, al tiempo que continuarán con la investigación en el fuero Federal.

Sostuvieron la responsabilidad de ambos acusados en los hechos, al tiempo que continuaron sosteniendo que el hecho no es un simple robo sino que hubo detrás un contraste político relacionado a los casos de lesa humanidad que la abogada estaba llevando adelante, asegurando que deben existir los autores intelectuales del incidente, ya que los intrusos fueron directamente a las estanterías con expedientes y sacaron dos cajas del estante más alto, casualmente de las causas relacionadas a los casos de Concepción del Uruguay y Concordia por violación a los derechos humanos y esas fueron las que prendieron fuego. También señalaron que hubo testigos que debieron haber estado imputados, ya que dejaron muchas dudas en sus dichos, como ocurrió con un remisero de apellido González.

Los abogados destacaron que debieron actuar más personas, ya que ninguno de los elementos robados presentaban golpes o ralladuras, lo que demostraba que fueron pasados por el ventiluz del estudio de una mano a otra.

Asimismo la querella acusó directamente a la Policía por la mala investigación realizada, ya que solo mantuvieron la hipótesis del robo e incendio, sin seguir otras para de esta manera quitar importancia al suceso y cerrarlo lo más pronto posible, lo que se veía en la escaza inteligencia criminal que se hizo en el entrecruzamiento de llamadas.

Los abogados paranaenses coincidieron al destacar que Gauna fue coautora en el hecho y le cupo un rol importante en el robo y el incendio, que puso en peligro a terceros, incluso la posibilidad de que ese siniestro se cobrara vidas humanas.

Las abogadasdefensoras, por su parte, insistieron en que “no hay elementos que permitan tener certeza sobre la responsabilidad de Gauna y Miño en los hechos” y señalaron que hubo testigos que habían visto sospechosos en la zona durante esa madrugada, cuyos testimonios no fueron tenidos en cuenta, discrepando notoriamente con los querellantes.

La defensa también sostivo que hubo errores en la investigación y sostuvieron sus sospechas ante la declaración de testigos. Además destacaron que los elementos robados fueron dejadospor terceros sobre los techos y patio y que niño solo los tomó, dada su mala situación económica, viéndolos como una posibilidad para salir de ese mal momento. Finalizados los alegatos, ambas defensoras pidieron la absolución, o la aplicación de penas mínimas o probation.


Fuente: 03442

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario