Secciones
Barbijo

El uso del barbijo depende de una laxa responsabilidad

Pese a ser obligatorio, el barbijo no encuentra eco en buena parte de la comunidad el necesario e ineludible pedido de compromiso al que apelan autoridades

Martes 21 de Julio de 2020

La falta de responsabilidad social en Paraná ha quedado expuesta claramente en tiempos del Covid-19. Mientras las autoridades apelan a una toma de conciencia y responsabilidad para enfrentar todos juntos a la pandemia, muchos aún rehusan practicar el sencillo acto de utilizar un barbijo al salir de los domicilios.

Está claro que no son la mayoría, pero tampoco son pocos. Del mismo modo que sucede con escenas de la vida cotidiana, como sacar la basura cuando no hay recolección, o arrojar residuos en lugares no habilitados, este pedido oficial resulta también incumplido.

Es difícil establecer niveles de cumplimiento del uso del barbijo, ya que varían según sea la zona del centro o los barrios, días hábiles o fines de semana, o incluso de horarios. Existen esas disparidades. En la Peatonal San Martín es seguramente donde más se ve su acatamiento, ya que como todos los sectores masivos son los que cuenta con mayor nivel de vigilancia y control de las distintas medidas y restricciones vigentes. Alejándose del centro, la situación se observa con más claridad.

peatonal san martín2.jpg
En la Peatonal San Martín es seguramente donde más se ve el uso de barbijo

En la Peatonal San Martín es seguramente donde más se ve el uso de barbijo

Se puede ver personas que recién se lo colocan cuando están por ingresar a un lugar cerrado. También se perciben los incumplimientos en aquellas actividades que deberían regirse por protocolos; hasta profesionales han hecho esas observaciones acerca de las resistencias de clientes y pacientes al asistir a un encuentro.

Tal vez pueda aducirse, con algo de razón, que el uso o no del barbijo en la vía pública no ha sido aún fuente de contagio. Que la propagación del virus ha tenido como fundamento o causa, la realización de reuniones sociales o familiares, que incluso están prohibidas en todo el territorio provincial. Pero se trata de una medida vigente, y de cumplimiento obligatorio, tal como se ha dictaminado como disposición municipal. Y las normas están para ser cumplidas.

Frente a la escalada de casos de Covid-19 en Paraná, que parece no detenerse, la conciencia social resulta ser un principio básico para garantizar la sanidad colectiva. La proliferación de los contagios en la ciudad, y el bajo cumplimiento a las prohibiciones, abre un debate acerca de la aplicación de multas en casos de incumplimientos. Y de su real impacta en el comportamiento social.

A diferencia de otras localidades enterrianas, en la capital provincial se ha apelado a la conducta responsable de la comunidad. Y por eso no se han dispuesto multas. Es cierto que como sucede con las infracciones de tránsito como cruzar un semáforo en rojo, no se puede tener un inspector al lado Compromiso. El virus se propagó por reuniones. Pero ello no exime reducir la prevención en la vía pública. de cada persona (o automovilista, en ese caso). Pero en ocasiones el costo económico es la mejor palanca para hacer cambiar determinadas conductas.

Concordia resolvió, por ordenanza del Concejo Deliberante, aplicar multas a quienes no utilicen el barbijo o tapabocas en la vía pública, mientras que la misma sanción se aplicará a las personas que intervengan en reuniones sociales, deportivas o que asistan a eventos.

Para quienes no cumplan con el uso de elementos de protección, las multas que irán de 1 (900 pesos aproximadamente) a 10 juristas, según el acuerdo al nivel de reincidencia, exposición o responsabilidad ante la pandemia.

También establece pasos a seguir con las infracciones en las reuniones sociales, con multas de 20 a 400 juristas, según la cantidad de personas que asistieran, el nivel de reincidencia, horarios, ruidos molestos, disposiciones incumplidas, tal como informó UNO días atrás.

También la semana pasada, la Municipalidad de Concepción del Uruguay fijó que quienes vulneren los protocolos de higiene y seguridad, “o no cumplan con los recaudos exigibles para prevenir y cuidar la salud de los uruguayenses” como ser el uso obligatorio del barbijo o el de concurrir a las plazas o paseos públicos, podrán aplicarse multas que van de los 100 a los 5.000 litros de nafta súper, es decir, desde más de 5.000 pesos. En Paraná, hasta el momento se han labrado actas que son derivadas a la Justicia

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario