Secciones
Coronavirus en Entre Ríos

El uso de colectivos tocó un piso de 2.750 viajes diarios

En Paraná, el corte de boleto se redujo más del 90%. Junto a la extensión del aislamiento, se reforzaron medidas en el transporte público.

Lunes 13 de Abril de 2020

Si bien aparecen imágenes, relatos y hechos de violaciones de cuarentenas, la comunidad en general ha dado una muestra significativa de apoyo a la medida tomada por el gobierno nacional.

La postal de calles vacías a toda hora, son instantáneas que reflejan la magnitud de la conciencia que ha generado la angustiante pandemia de coronavirus, que se despliega por el mundo.

Desde el primer día del aislamiento en el país, entre las medidas tomadas por el presidente Alberto Fernández sobresalió la preocupación por el transporte público, ya que es una de los principales focos de diseminación de la enfermedad debido a su masivilidad y movilidad.

Por esa razón, se dispuso el corte total de todos los servicios de colectivos interurbanos en el país, y lo mismo sucede con los colectivos de corta y media distancia en la provincia, que no tienen actividad.

En el caso del servicio urbano, se viene prestando con diagramas de días sábados, atendiendo a la necesidad de quienes deben utilizarlo por ser trabajadores de actividades consideradas esenciales.

En estos 25 días de cuarentena, el uso de colectivos registró un nivel de caída de más del 90% en Paraná: de un promedio diario del orden de 90.000 pasajes, se cayó a un piso de 2.750 boletos.

El paso de unidades casi vacías o vacías, pese a lo espaciado de las frecuencias, refleja el impacto real del Covid-19 en la actividad diaria de la ciudad, llevada hasta una dinámica impensada.

Gráficamente, el piso registrado de los 2.750 cortes de boletos en un día, equivale a decir que en esa jornada viajaron poco más de 130 pasajeros en cada una de las veinte líneas y ramales del servicio local.

El miércoles pasado, último día hábil de la semana pasada, hubo 9.470 viajes. Según se precisó desde la concesionaria Buses Paraná, fue el día de mayor movimiento desde el inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio.

La semana pasada habilitaron nuevas actividades para su funcionamiento (como corralones, casas de crédito, etc), y esta semana la apertura de bancos (que atienden con turnos), plantea que el movimiento en el transporte público puede ir en crecimiento.

Por esa razón, se mantienen las medidas de seguridad y prevención vigentes, que van desde la circulación con horarios reducidos, a la obligación de transportar hasta un máximo de igual número de pasajeros que de asientos; y dejar liberada la primera fila.

En cuanto a las últimas recomendaciones del Ministerio de Transporte de la Nación, corresponden al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que con el objetivo de continuar previniendo la propagación del coronavirus, insistió en “reducir” su uso “al mínimo posible”; respetar el distanciamiento social y evitar el contacto con los choferes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario