Secciones
Río Uruguay

El Uruguay desciende y ahora crece el río Paraná

Frente a Concordia retrocedió ayer por cuarto día consecutivo. En La Paz y en la capital provincial, el agua ya superó el nivel de alerta

Jueves 24 de Enero de 2019

Lenta y transitoriamente, ya que las abundantes lluvias se mantendrían al menos hasta otoño en la región –por la presencia de El Niño–, el río Uruguay experimentó ayer su cuarto día consecutivo de retroceso frente a la costa entrerriana. Puntualmente en Concordia, la ciudad más castigada por la crecida extraordinaria, el río marcó una altura de 13,82 metros, perdiendo 64 centímetros durante esta semana.
Con caudales en baja en toda la cuenca media, y registros ya por debajo de los niveles de evacuación en la costa correntina, hay optimismo para que se mantenga esta tendencia hacia la normalización del cauce. A diferencia del Paraná, el Uruguay crece rápido, pero también puede retroceder con la misma velocidad.
Sin embargo, por ahora el retorno de las familias damnificadas es muy lento.
Ayer, ante la consulta de UNO, el titular de Defensa Civil de la provincia, Lautaro López, indicó que aún se mantiene la misma cantidad de evacuados. Pero indicó que los municipios, "conforme el comportamiento del río, que está tendiendo a bajar, están organizando el operativo de regreso. Para el retorno de las familias a sus hogares, se debe garantizar que esos espacios estén en condiciones sanitarias adecuadas, aclaró.
Las últimas cifras oficiales dan cuenta de que en Concordia hay unas 380 familias fuera de su hogar, alojadas en los 10 centros de evacuación o casas particulares. Totalizan unas 1.500 personas, sin contabilizar quienes se trasladaron por su cuenta.
En Concepción del Uruguay, la situación afecta a 174 familias. Mientras que en Colón y Gualeguaychú, la cifra se reduce a una veintena de grupos familiares, en cada caso.
La Comisión Técnica Mixta de Salto Grande informó ayer que los diferentes modelos meteorológicos coinciden en pronosticar precipitaciones poco significativas en toda la cuenca, en los próximos cuatro días. En ese sentido, se indicó que el embalse tiende a alcanzar cotas de funcionamiento ordinarias, mientras desciende el río.
Los caudales erogados se redujeron ayer a los 22.000 metros cúbicos por segundo, luego del pico días atrás de casi 25.000 metros cúbicos.

Otro panorama
Como contrapartida de esta situación, el río Paraná superó en las últimas horas el nivel de alerta, en localidades como La Paz –alcanzó los 5,84 metros, cuatro centímetros por encima del nivel de alerta– y en la capital provincial, que marcó 4,71 metros de altura, un centímetro más del alerta.
A diferencia de la otra costa entrerriana, sobre el Paraná las localidades están emplazadas sobre altas barrancas, por lo que el impacto de las crecidas suele ser menos dramático. En general, resultan afectados los pobladores ribereños y las zonas de islas.
Según el Instituto Nacional del Agua (INA), en los próximos días se mantendrá una onda de crecida, que dependerá de las lluvias que se puedan producir en las cuencas inmediatas y superiores. Según el organismo, no se prevén que sean significativas.



Cierran el Parque Nacional Pre Delta

El Parque Nacional Pre Delta fue cerrado temporariamente al público debido a la situación de emergencia hídrica que afecta al área de uso público, producto de la creciente del río Paraná. Según se informó desde la Intendencia, la medida se debe al anegamiento de la playa de estacionamiento, senderos, zona de acampe y de picnic, priorizando la seguridad de los visitantes. Además, en estas inundaciones usualmente generan el ingreso de animales ponzoñosos como rayas de río y ofidios, que pueden resultar peligrosos para el visitante en estas condiciones, así como la presencia de roedores en las zonas altas, con riesgo de transmisión de enfermedades.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario