Educación
Jueves 25 de Octubre de 2018

El Túnel quiere recuperar su función social y turística

Siete empresas se presentaron para demoler cuatro edificios sin valor histórico. Luego construirán alojamientos para 150 personas

Con el propósito de recuperar y potenciar su perfil social y también como espacio de atracción turística, la dirección del ente biprovincial Túnel Subfluvial Raúl Uranga–Carlos Silvestre Begnis impulsa un plan de obras para renovar su antiguo complejo de alojamiento.

Desde hace un tiempo, por el estado de avanzado deterioro de las instalaciones, se dejó de utilizar como hospedaje de delegaciones, tal como había sido históricamente.

Ayer se inició un plan de modernización de las instalaciones del Túnel. La primera etapa de la obra comprende la demolición de edificios que sirvieron como obrador, edificios de servicios generales y oficinas administrativas durante su construcción. Se trata de cuatro que están en peores condiciones, identificados históricamente como el depósito de herramientas; el lavadero y taller de pintura; la vivienda del conserje; y la residencia del director, única que actualmente estaba en uso.

Esas estructuras están en un estado avanzado de deterioro, sin ningún valor patrimonial y sin la capacidad de poder transformarse y cumplir funciones distintas para aquellas que fueron construidas. "Mientras avanza esa obra, se realizará la licitación para las nuevas construcciones: la segunda etapa comprende dos bungalows, y en el último tramo de inversiones, el reacondicionamiento del viejo obrador. En total, durante las tres etapas se invertirán unos 50 millones de pesos", dijo a UNO el director del Túnel por Entre Ríos, Juan José Moreno.

Así, estimó que la recepción de delegaciones podría retomarse a mitad del año próximo. El lugar tendrá una nueva capacidad para 150 personas, y tienen pensado otorgar media pensión.

"Queremos que los gurises pueden venir y conocer esta obra de ingeniería histórica que es patrimonio de los entrerrianos y santafesinos. Y además, darle un sentido y carácter social al Túnel, como alojamiento social, como supo tenerlo. Fue una medida que me pidió el gobernador Bordet, y que hallamos eco en las autoridades santafesinas", remarcó.

La primera de las intervenciones, que se licitó ayer, comprende también la construcción de un cerco perimetral de hormigón, de 700 metros, y un pórtico de acceso.

El presupuesto oficial es de 18.862.952 pesos, y un plazo de ejecución de 120 días corridos. Siete empresas se presentaron, tanto santafesinas como entrerrianas, con las siguientes propuestas económicas: L&C Construcciones SA (Paraná), 22.812.016,70; Bauza Ingeniería SRL (Laguna Paiva), 19.748.038,93 pesos; Premoldeados Bertone SRL (Santo Tomé), 18.784.761,62 pesos; Empresa Constructora Ing. Ángel Luis Moia (Paraná), 16.541.708,49 pesos; MRAZ Construcciones (Santo Tomé), 14.697.158,98 pesos; Cimbra Construcciones SA (Colonia Avellaneda), por 14.020.123,49 pesos; y Tino Construcciones (Paraná), por 13.748.399,38 pesos. La adjudicación y el inicio de los trabajos sería antes de fin de año.

Además de la demolición, se hará el cerramiento del predio. Por un lado, será de una pieza de hormigón prefabricada en todo el borde oeste, de norte a sur, recorriendo el borde del arroyo Las viejas y el área destinada a canchas del club Patronato. Y otro cerramiento, con características distintas en el borde sur, límite sobre el sector de plaza pública y juegos sobre calle Solanas; y el borde este, que acompaña desde el sur a calle Ambrosetti en todo su recorrido.

Comentarios